Fútbol

Tercer triunfo al hilo fuera de casa para el “calamar”, que sigue en lo más alto de la tabla de posiciones, puesto que comparte con el “bohemio”; ambos con 27 unidades. El marrón no jugó bien, no encontró nunca su fútbol en el campo de juego, pero sin embargo recibió un enorme e inmerecido premio sobre la hora, cuando Sebastián Matos marcó el único tanto del partido de cabeza, tras una contra letal conducida por Patricio Rodríguez, la figura de la cancha, y Humberto Vega, otro de gran despliegue, que había ingresado en el arranque de la segunda mitad. De esta forma, Platense se impuso por 1 a 0 ante su par de Tristán Suárez, en el mediodía de Ezeiza. El equipo de Vicente López sigue en deuda futbolística, y tiene mucho por mejorar en lo que a juego colectivo se refiere. Sin embargo gana fuera de casa, suma de a tres y se prende bien arriba.

Los de Rondina, para este encuentro, presentaban una sola variante; y era el retorno de Hugo Barrientos, luego de la lesión, ocupando la tradicional posición de Volante Tapón, junto con Rodrigo Pepe. El ex Huracán ingresaba por Facundo Melivilo, que ocupaba un lugar en el banco de los suplentes. De esta forma, Patricio Rodríguez pasaba a ocupar la posición de volante de creación por derecha, pegado a la banda. En el otro costado se ubicaría Pablo Ruíz, posicionándose entonces con un 4-4-2 sin enganche y con Vega y Matos bien arriba. En definitiva cambiaban los nombres, pero no los roles posicionales dentro de la táctica.