Juan Manuel Llop brindó una conferencia de prensa después de la derrota de ayer por 2-0 contra Estudiantes de La Plata. El entrenador señaló las falencias del equipo, lo que pudo rescatar, los cambios posicionales de jugadores y contestó sobre el rumor de una posible salida de su cargo.


-¿Se considera con fuerzas para revertir el presente de Platense?

Sí, falta un solo partido, veníamos de hacer un gran partido con Banfield, el otro día perdimos sobre el final y hoy el rival fue superior a nosotros. Creo que estamos con fuerzas, hay que mostrar síntomas de rebeldía ante este presente.

-En la transmisión oficial se habló sobre candidatos para tu reemplazo ¿Hablaste algo con los dirigentes?

Todavía no hemos firmado contrato en este período, falta un partido, había un objetivo y de eso no estamos tan lejos de lo pretendido en puntos. Estoy tranquilo, con mucha fuerza. Veremos que pasa en el partido que jugaremos, tengo entendido el domingo, contra Rosario Central.

-¿Por qué al equipo le cuesta acomodarse de entrada a los partidos? pasó con Banfield y Aldosivi y ¿Por qué optaste por línea de cinco?

No jugamos con línea de cinco, jugamos 4-2-3-1 / 4-4-1-1 con Braian Lluy por el medio, jugaron Baldassarra (Franco) y Bochi (Roberto) por adentro, Bertolo (Nicolás), suelto Messidoro (Alexis) y arriba Pereyra Díaz (Jorge). Zalazar (Nicolás) jugó de lateral. Es verdad, en este partido nos costó acomodarnos, respetamos demasiado al rival y entramos a ver qué sucedía. Al entrar de esa manera el rival pudo hacernos un gol como nosotros también tuvimos opción para desnivelar. Cuando estuvimos en desventaja jugamos como lo hicimos en muchos partidos y ese es el Platense que a mí me gusta. Casi todo el segundo tiempo, los 15 últimos del primero. Son experiencias que hay que tomarlas y tratar de modificarlas.

-En el segundo tiempo mejoraron bastante ¿Que creés que faltó para concretar las chances que tuvieron?

Tuvimos una muy clara con Pereyra Díaz que si hubiéramos convertido quizás el final del partido era otro. Me quedó con eso, con la reacción. No hay que entrar a jugar un partido dándole el protagonismo al rival, eso no es bueno que pase.

-¿Qué te parece que tienen que ajustar para el partido con Central que puede ser especial para vos por tu pasado en Newell’s?

Más allá de mi pasado lo especial para mí es Platense, que le vaya bien, que gane. Me genera tranquilidad, alegría. Eso es especial para mí. Tenemos que jugar como lo hicimos en el segundo tiempo, hay que ver como va a iniciar el rival, si va a jugar como lo hizo el domingo (ganó el clásico 3-0). Más allá de eso tenemos que privilegiar lo nuestro, más allá de la jerarquía del rival siempre tenés que mejorar lo tuyo. Si no lo hacés va a ser muy difícil que puedas ganar partidos.

-Al primer campeonato de Platense desde su vuelta a Primera le quedan 90 minutos ¿Si le ganan a Rosario Central cambia el balance?

Si ganamos estaríamos a un punto del objetivo. Estaríamos arriba de cuatro, cinco equipos en el descenso como estamos hoy. Después sí hay que hacer balances, ver que cosas se hicieron bien y cuáles mal, tuvimos un montón de inconvenientes; comenzar muy rápido, lo díficil que se nos hizo contratar jugadores. Son un montón de situaciones que en este momento no es conveniente enumerar.

-¿Qué análisis general hacés?

Me voy con bronca, uno cuando va a disputar un partido se genera expectativas propias y generales. Nos estamos jugando cosas importantes. 22 años estuvo Platense en Primera B y Nacional B. Después de tanto tiempo, más allá que falta un tiempo importantísimo para que entre a jugar el tema del descenso y se puede revertir la situación, nadie quiere regresar ahí. Eso hace que se aceleren decisiones y que le gente se ponga incómoda por esos años de sufrimiento.