Lamberti muestra su colección de casacas del fútbol argentino y las anécdotas que hay detrás de ellas.


Por Clarín Zonales

Todavía falta bastante para la vuelta del fútbol y mientras tanto los jugadores buscan una manera de sobrellevar la cuarentena y una de las cosas que hizo para entretenerse el capitán de Platense, Hernán Lamberti, fue la de reorganizar su museo de camisetas del fútbol argentino que tiene en su casa.

El volante central realizó una publicación en Instagram en la que se lo puede ver con las camisetas junto a su hijo Joaquín y a su hija Valentina: los me gusta empezaron a caer y los comentarios se dispararon.

Hernán Lamberti: quite y calidad para el mediocampo de Platense.

“Tengo las camisetas de todos los equipos en los que jugué, solamente me falta una naranja de Desamparados y la última que usamos con Platense por Copa Argentina -es de un inusual color salmón- que seguramente cuando todo vuelva a la normalidad en el club la voy a poder conseguir”, asegura el capitán Calamar.

Lamberti también guarda en su museo camisetas que cambió con jugadores rivales y le tiene mucho aprecio a una que le entregó el jugador de Newell´s Maxi Rodríguez.

“Habíamos ascendido con Aldosivi y estábamos jugando nuestro segundo partido en Primera ante Newell´s en Mar del Plata. Ya en el vestuario se nos acerca un allegado visitante y nos trae la camiseta de Maxi y nos dice que él la quiere cambiar con uno de nosotros. Todos nos quedamos helados y el que reaccionó fue Pablo Campodónico que se levantó y dijo que la quería. Después en mi casa me quedé pensando que podría haber cambiado la camiseta con el tipo que había metido el penal que nos llevó a la final del Mundial de Brasil, así que cuando jugamos en Rosario, ya en el sorteo con el árbitro, lo apalabré para que me la diera. Fue muy humilde y al final del partido me la dio y ahí me quedé tranquilo”, recuerda Hernán.

Lamberti marcando a Pratto durante el último Platense – River por Copa Argentina.

El actual volante de Platense enfrentó varias veces a River: con Desamparados cuando estaba en la B y con Aldosivi en Primera y se dio el gusto de cambiar la camiseta con tres jugadores importantes: Fernando Cavenaghi, Leonardo Pisculichi y Javier Pinola: “A Cavenaghi se la cambié cuando estaba en Desamparados y la de Pisculichi tiene una historia especial, porque tenemos el mismo tatuador y en la semana previa empecé a pedirle mediante su gestión que me diera su camiseta, porque mi hijo es fanático de River. Piscu me había dado su palabra, pero cuando termina el partido Pepe Sand me quiere ganar de mano, y ahí me tuve que poner firme y decirle que era mía”.

En el museo de Lamberti aparece una camiseta de la Selección Argentina con el número 14: a simple vista uno puede pensar que es la de Javier Mascherano, pero no: se trata de una de Pablo Taborda. “Pablito es hincha de Platense y salió campeón mundial de futsal con la Selección Argentina. Un día me contactó mediante unos chicos del club para que intercambiemos las camisetas. Para mí es un orgullo poder tener en mi museo la camiseta de un campeón del mundo”, cierra el volante Calamar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here