Platense empató 2 a 2 con el Deportivo Morón, por la fecha 15 de la Primera B Metropolitana 2016/2017. El Calamar comenzó ganando por dos goles gracias a Jonathan Bustos y Francisco Vazzoler. Pero el Gallo consiguió la igualdad por intermedio de Javier Rossi y Franco Racca. Sabor amargo para los de Omar Labruna.

a-nota

Platense volvió a empatar en condición de local; esta vez fue ante el Deportivo Morón en el estadio Ciudad de Vicente López tras un desarrollo que le fue netamente favorable durante la mayor parte del encuentro. En los primeros 45 minutos fue amo y señor de la posesión de la pelota, del campo de juego y del fútbol. Con un esquema definido y estudiado, logró imponerse a su rival y llegó a plasmar esa diferencia en el marcador. Luego cometió un par de errores puntuales en defensa de los que el “Gallo” supo aprovecharse y capitalizar el empate con dos cabezazos dentro del área en jugadas con desatenciones graves en el fondo del “Calamar”.

Tras el triunfo en Escalada, Omar Labruna decidió poner a los mismos once jugadores que venían de vencer a Talleres el pasado fin de semana. Esta inyección de confianza que el DT trata de instaurar en el plantel se ve reflejada en el cambio de actitud dentro de la cancha; que muestra con el poco tiempo de trabajo, la nueva mentalidad con la que se sale a jugar cada encuentro. El marrón tuvo varias chances de gol en la primera parte, concretó solo dos… en la primera un zurdazo letal de Bustos que se clavó en la ratonera abajo, pegando contra el poste izquierdo del arquero Milton Alvarez; y luego en una de las mejores jugadas del año, el “Popi” Quiroga enarboló una jugada individual y terminó tocando filtrado para Carrasco que venía a la carrera por derecha; el lateral tocó adentro para la llegada solitaria de Vazzoler que definió de zurda y marcaba el 2-0, resultado mentiroso ya que Platense merecía irse con una ventaja más abultada aún.

A falta de un minuto para finalizar la primera parte, Gerardo Martínez metió un centro desde muy lejos, que Rossi llegó a cabecear escapándosele a la marca de Talamonti… el “Bicho” metió el descuento con un cabezazo certero que tomó a Mastrolía a traspié cambiándole la dirección al balón. Sabor y clima agridulce en los hinchas y en el cuerpo técnico de camino al vestuario ya que pintaba para goleada, pero se terminó padeciendo el descuento sobre el final y el marcador volvió a ajustarse.

La clave del muy buen primer tiempo del local estuvo en la presión en la salida del rival; presión que comenzaba con la entrega de Vazzoler en primera instancia, y luego una línea de 4 o 5 volantes que marcaban a los receptores del balón en la salida del equipo visitante, obligando a los de Walter Otta a apelar al pelotazo y manteniendo a sus tres frentes muy inconexos entre sí. Muy lejos quedaban Díaz y Martínez de los volantes de contención, y conjunto del Oeste se hizo un equipo largo; en tanto que Platense desarrollaba su fútbol mucho más compacto y asociado, en una primera parte inspiradísima de Bustos, Quiroga y Rodríguez, conectados a 220V.

En el complemento es donde se muestra el punto más flojo de este equipo. Cansados y faltos de piernas todos los que saben con la pelota, se acude en demasía al pelotazo y el marrón termina refugiándose en exceso dentro de su propio terreno aguantando muy atrás el partido y sufriendo las embestidas del rival, apostando a un posible contragolpe. La visita aprovechó muy bien el juego aéreo y repitió en la modalidad para llegar al empate de pelota parada tras un centro de Díaz y un cabezazo de Racca que terminó decretando el 2-2. Inmediatamente después del gol el “Calamar” tuvo dos chances inmejorables para volver a ponerse arriba en el marcador; primero en los pies de Vazzoler que estrelló su remate contra el palo, y luego Rodríguez a quemarropa ante Milton Alvarez que despejó al córner.

Omar Labruna decidió un par de cambios tácticos para dar vuelta la historia (antes había ingresado Gabriel Mannino por el lesionado Franco Cabral). Así entraron en primera instancia Alejandro Quintana por Patricio Rodríguez para marcar bien el 4-4-2, y por último el ingreso de Emanuel Carreira por Julio Mozzo, un poco más personal que posicional en dicho sentido, aunque el ex Colegiales jugo unos metros más arriba que el uruguayo, en el poco tiempo que estuvo.

En definitiva, Platense juega bien, va mostrando un lavado de cara interesante en este tiempo que lleva trabajando Omar Labruna, pero la deuda pendiente está precisamente en mantener el ritmo de los primeros tiempo durante el partido completo, y no pincharse en lo anímico y físico para afrontar la etapa complementaria. Buscar esa regularidad en el desarrollo es tarea primordial del DT en los días de trabajo durante la semana…


SÍNTESIS DEL PARTIDO

PLATENSE (2): 1 Ezequiel Mastrolía; 4 Emiliano Carrasco – 2 Leonardo Talamonti – 6 Adrián Reta – 3 Franco Cabral; 5 Julio Mozzo – 8 Fernando Lorefice – 10 Jonathan Bustos – 7 Luis Quiroga; 11 Patricio Rodríguez y 9 Francisco Vazzoler. DT: Omar Labruna

MORÓN (2): 1 Milton Álvarez; 4 Cristian Broggi – 2 Franco Racca – 6 Emiliano Mayola – 3 Nicolás Martínez; 8 Cristian Lillo – 5 Emmanuel Giménez – 10 Gerardo Martínez – 7 Rodrigo Diaz; 9 Matías Pardo y 11 Javier Rossi. DT: Walter Otta.

GOLES: Jonathan Bustos (15’PT | PLA | 1-0) /  Francisco Vazzoler (34’PT | PLA | 2-0) / Javier Rossi (44’PT | MOR | 2-1) / Franco Racca (12’ST | MOR | 2-2)

AMARILLAS: Franco Cabral (PLA), Julio Mozzo (PLA), Jonathan Bustos (PLA), Franco Racca (MOR)

CAMBIOS: Gabriel Mannino x Franco Cabral (11’ST | PLA) / Leandro Guzman x Gerardo Martínez (31’ST | MOR) / Alejandro Quintana x Patricio Rodríguez (35’ST | PLA) / Damián Toledo x Matías Pardo (37’ST | MOR) / Emmanuel Carreira x Julio Mozzo (43’ST | PLA) / Sebastián Montero x Rodrigo Díaz (44’ST | MOR)

ROJAS: Emmanuel Giménez (MOR)

ÁRBITRO: Mauro Biasutto

CANCHA: Ciudad de Vicente López