El Sr. Mauro Ricardo Biasutto De Vicenzo (4) protagonizó una mediocre actuación en su partido n° 42 en una Divisional a la que parece no terminar de adaptarse. En el costado positivo podemos destacar que trató de mantenerse cercano a las acciones sin quedar ensimismado al juego, algo que solamente le ocurrió promediando el segundo tiempo. 

a-15

Biasutto estuvo muy bien secundado por sus asistentes, especialmente por el Sr. Rallo, quien le sancionó varias infracciones que le permitieron poder trabajar más tranquilo el partido por las bandas.

En el “Debe” se pueden destacar varias permisividades que se permitió para con el elenco local, que en el primer tiempo y con un Juez más riguroso debió haberse ido al descanso con varios jugadores amonestados y un penal sancionado en contra.

Repasamos: En el minuto cuatro Leonardo Talamonti va con la plancha sobre Mayola en el límite del terreno, dentro del área penal. Si bien contacta la pelota, también lo hace sobre el jugador. Hay que agradecer que en el duelo de capitanes el de la visita priorizó obtener el tiro desde la esquina porque si se tiraba y acusaba el golpe obtenía el penal a favor. Jugada de amonestación para el capitán local.

En el minuto ocho fue Julio Mozzo quien llegó tarde sobre la humanidad de Nicolás Martínez. El Juez dio una errónea continuidad al juego y Mozzo no fue amonestado. De haberlo sido, en el complemento debería haberse ido expulsado.

A los 21 Reta salió muy lejos a cortarlo a Rossi, llevándoselo puesto de manera vehemente y con riesgo para el físico del adversario. Biasutto sanciona la infracción pero no lo amonesta.

La primera amarilla del partido se la sacó en el minuto 28 a Franco Cabral, quien a instancias del Asistente Rallo lo revolea a Broggi. Demás está decir que la infracción se la cobra el Juez de Línea.

En el minuto 30 y a instancias del otro Asistente (Sr. Colli), le sanciona una infracción a Vazzoler en ataque por la que debió ser amonestado tras codearlo a Mayola en el salto.

En el minuto 31 le muestra la cartulina amarilla a Emmanuel Giménez tras cometerle un “táctico” a Rodríguez. Minutos después iría con las dos piernas sobre la humanidad del “Tucumano”, que lo borró al mediocampista central de la visita del terreno de juego. No solo no cobró infracción, dio incorrecta continuidad al juego. Giménez duraría cai un tiempo más, siendo expulsado casi sobre la finalización del partido tras cansarse de pegar.

A partir de allí, el Sr. Biasutto se puso más severo, especialmente con las infracciones cometidas en ataque por ambos equipos, no así las defensivas, sobre todo cuando el partido ya se encontraba empatado.

También tuvo inconvenientes con la interpretación de la continuidad del juego. La jugada testigo fue una protagonizada por Mozzo sobre la finalización de la primera etapa, cuando el oriental se proyectaba en ataque, siendo derribado en la media luna por Racca, quedando el rebote dividido. Dejó seguir, Morón contraatacó y le privó a Platense de poder contar con un buen tiro libre frontal a 25 metros del arco.

Sí estuvo correcto en la amonestación de Jonathan Bustos por la «patadita» que le tiró a la carrera a Javier Rossi, jugada que terminaría con la lesión de su compañero Cabral y con el empate de Racca tras la pelota parada. En el minuto 17 lo amonestó al lateral derecho de la visita (Cristian Broggi) por un topetazo sobre Quiroga. Y en el 22 le llegó el turno a Mozzo, quien por lo expuesto anteriormente y tras irle con las dos piernas hacia adelante a Giménez recibió finalmente una amarilla con gusto a roja directa y que debió haber sido doble amarilla y expulsión de haber existido justicia deportiva en el primer tiempo.

Luego llegarían las amarillas para Franco Racca en el minuto 27 por infracción sobre Vazzoler, y la segunda para Emmanuel Giménez tras topetearlo a Alejandro Quintana en el minuto 36.

Sintetizando, errores de concepto para el Sr. Biasutto, que prioriza sacar el partido adelante por encima de la correcta administración de la Justicia. Si el juego no se desmadró fue porque en ambos equipos sobraba fútbol e intencionalidad de buen juego en muchos de sus integrantes. Cumplió su cometido pero de manera deslucida. No convenció.