Aquí tendremos un repaso de lo actuado por cada jugador de Platense tras el cotejo de la primera fecha contra Barracas Central, en el que el equipo de Saavedra cayó 2 a 1 en el estadio Claudio «Chiqui» Tapia.

A a

Ezequiel Mastrolía: Estuvo seguro para resolver tanto de arriba como de abajo y buscó ser una salida rápida desde el fondo para propiciar el contragolpe en un terreno de juego de dimensiones reducidas. En los goles no cuenta con mayores responsabilidades. Mi calificación es un 6 (seis).

Federico Markunas: Trabajó como una especie de Stopper por la derecha, y su desempeño fue por debajo de lo aceptable. Estuvo muy lento, fue muchas veces anticipado, y cuando lograba detener a Martín o a Gomez lo hacía solamente con una infracción. Por tal motivo fue amonestado a los 9 minutos del complemento, y debió haber sido expulsado por doble amonestación por una infracción similar en el minuto 31. No se encuentra en condiciones para ser titular. Fue reemplazado por Lucas Volken en el minuto 43 del complemento. Mi calificación es un 4 (cuatro).

Leonardo Talamonti: En un principio le costó tomar la marca de Juan Martín, sobre todo en retroceso defensivo, que fue sin dudas lo peor que mostró Platense durante toda la tarde. Pero luego se acomodó en su función de pretendido líbero por el entrenador, y fue de lo mejorcito en defensa. En materia ofensiva, en el minuto 21 de la primera etapa estrelló una pelota en el palo derecho de Elías Gómez tras conectar de cabeza un preciso tiro de esquina de Palavecino en cercanías al punto penal. Sigue marcando una diferencia con respecto a sus compañeros de defensa. Mi calificación es un 5,50.

Walter Gómez: Sigue siendo el mismo Walter Gómez de siempre, con cierta presencia pero con nulo juego aéreo defensivo y con sus clásicas salidas a pelotazos. Tuvo un final de partido demasiado errático. No se encuentra con nivel de titularidad. Mi calificación es un 4,50.

Darío Leguiza: Trabajó como lateral-carrilero por el sector izquierdo. Estuvo movedizo, colaborador, firme en la marcación y no tan preciso en la asistencia, trató de no complicarse y de proyectarse en ataque. No se sintió cómodo con el retroceso en situación defensiva. Aún así, no hizo extrañar en lo más mínimo a Infante. Mi calificación es un 5,50.

Emiliano Carrasco: Trabajó como carrilero por el sector derecho. Estuvo por momentos un tanto perdido dentro del terreno de juego. Sus minutos dentro del terreno fueron los 26: en el primer tiempo, capturando un rebote y practicando un muy elevado remate desde fuera del área, y en el complemento apareciendo demasiado solo por el sector derecho para recepcionar el genial cambio de frente de Palavecino y romperle el arco a Gómez. El rápido empate barraqueño hizo que la timoratez de Kopriva lo obligase a ser reemplazado en el minuto 32 por Nicolás Morgantini. El premio a su constancia fue el gol, repitiendo lo que le ocurriese cuando debutó en Unión de Mar del Plata (marcar el gol de su equipo y no ganar) Mi calificación es un 5 (cinco).

Fernando Lorefice: Bien en los relevos, buenos momentos individuales, con claridad para asistir, no logró trascender sobre la línea de mediocampistas centrales de Barracas aunque éstos tampoco supieron superar a los de Platense. Recibió una dura infracción de parte de Víctor Gómez en el minuto 24 de la primera etapa que le mereció al “7” del local una amonestación. Partido promedio. Mi calificación es un 5,50.

Emmanuel Carreira: Recuperó muchas pelotas, sobre todo en la primera mitad, y trató de distribuir con criterio, pero su función de “doble cinco estricto” no le posibilitó sumarse mucho al ataque, como tan bien lo hacía en Colegiales. Mi calificación es un 5,50.

Agustín Palavecino: Fue la gran figura de Platense. Muy buenos momentos individuales, criteriosa administración del balón, muy buenos cambios de frente (uno de ellos derivó en el gol de Carrasco) y mucha precisión en los lanzamientos de pelota parada. Palavecino jugó a una velocidad de futbolista de Primera División. Si mantiene el nivel, será difícil que continúe por demasiado tiempo en Platense. Mi calificación es un 7 (siete).

Patricio Rodríguez: Kopriva intentó hacerlo jugar de una especie de mediapunta. Claramente no funcionó en ese rol porque Rodríguez no lo siente. Mucho mejor le fue cuando bajó a buscar el balón y se asoció tanto con Palavecino como con Vazzoler (en situación de generación de juego) Fue reemplazado por Luis Quiroga en el minuto 39 del complemento. Mi calificación es un 5,50.

Francisco Vazzoler: Korpiva intentó hacerlo jugar de “9”, y por lo demostrado quedó evidenciado que, a lo sumo, puede ser media punta, pero que sus características son las típicas de un volante ofensivo, pues fue mucho más efectivo a la hora de pivotear y generar espacios que al momento de encarar el área rival, cosa que ocurrió una vez por tiempo. Más allá que la puntuación no va a ser buena, debe decirse que por molestias físicas que arrastra desde la pretemporada, Vazzoler no concentró y fue convocado al juego como titular sin entrenamientos previos, en una clara conducta caprichosa del Entrenador que terminó por perjudicar no solo al jugador en cuanto a su rendimiento sino al colectivo del equipo en sí. Mi calificación es un 4,50.

SUPLENTES

Nicolás Morgantini: Ingresó en el minuto 32 del complemento sustituyendo a Emiliano Carrasco. Trabajó el sector derecho pero como lateral, no proyectándose prácticamente en los pocos minutos que estuvo en terreno de juego. Mi calificación es un 5 (cinco).

Luis Quiroga: Reemplazó a Patricio Rodríguez en el minuto 39 de la segunda etapa. Poco y nada pudo hacer, recibió una infracción y tiró un centro. No jugó la cantidad suficiente de minutos para ser calificado.

Lucas Volken: Sustituyó a Federico Markunas en el minuto 43 de la segunda etapa. Clásico cambio de desesperación ante resultado adverso, sacar un defensor para poner un delantero. Por supuesto, y como ocurre en el 99% de las situaciones, no funcionó. Demasiado castigo para el rafaelino, que venía “rompiéndola” en la pretemporada con seis goles en nueve partidos y que tuvo que saltar al banco de los suplentes por la caprichosa actitud del Entrenador de contar en el terreno con Vazzoler, al cual uno entiende que le tiene toda la confianza del mundo y lo conoce mucho, pero que dicha sensación no debería nublarle la razón, debiendo apostar por lo más seguro. Y en la tarde del lunes, lo era. No jugó la cantidad suficiente de minutos para ser calificado.

No ingresaron al terreno de juego: Andrés Desábato (Arquero), Adrián Reta (Defensor), Julio Mozzo (Volante Central) y Ricardo Vera (Mediapunta)