Platense enfrentó a Defensores de Villa Ramallo en dos amistosos, en Vicente López. Los titulares ganaron 2 a 0 con tantos de Mauricio Campolongo, en contra, y Lucas Volken. Los suplentes aburrieron con un pálido 0 a 0. El sábado habrá revancha con el «Granate» como local.

A nota

Tense jugó su sexto amistoso de la pretemporada de invierno, en busca de ponerse a punto para el inicio (aún desconocido) del torneo 2016/2017 de la Primera B Metropolitana. El rival de turno fue Defensores de Villa Ramallo.

Para el primer encuentro, Juan Carlos Kopriva ordenó que jueguen: Ezequiel Mastrolía; Emiliano Carrasco, Leonardo Talamonti, Daniel Delgado, Lucas Zalazar (llegó desde Formosa); Julio Mozzo, Emmanuel Carreira, Agustín Palavecino, Luis Quiroga, Patricio Rodríguez y Lucas Volken.

El entrenador va dejando algunas pistas de su equipo ideal. Por segundo amistoso consecutivo dejó afuera a Fernando Lorefice para incluir a la dupla Mozzo – Carreira. Además, Carrasco, quien se va a quedar en el plantel, relegó a Nicolás Morgantini a los suplentes. Por izquierda la cara nueva fue Zalazar, quien llegó desde San Martín de Formosa y tiene grandes posibilidades de vestir la casaca marrón y blanca (permanece en observación).

En el inicio, el equipo visitante se plantó mejor en el campo y con algunas pelotas a la espalda de Delgado consiguió hacer preocupar a la defensa local, que fue salvada por las salida de Mastrolía.

Aún así, a los 21 minutos el Calamar pudo abrir la cuenta. Fue en una contra, en la cual Palavecino la sirvió para Rodríguez, quien metió cuarta, llegó hasta el fondo y tiró el centro. Mauricio Campolongo hizo el resto. El defensor la quiso rechazar y la clavó en el ángulo para marcar el 1-0.

Defensores se quiso levantar del cachetazo pero al minuto recibió otro. Esta vez la historia arrancó por derecha con Carrasco, quien metió un centro certero a la cabeza de Volken para que ponga el 2 a 0 parcial que no se modificó.

El complemento no dejó mucho por destacar. Kopriva le dio minutos a Lorefice desde el inicio, relegando al banco a Mozzo. El Marrón no pudo generar peligro, si bien presionó y tuvo la pelota, no la pudo hacer circular y volvió a perder peso en la delantera jugando con sólo una referencia: Volken. Lo único que levantó aplausos fue una corrida de Carrasco que terminó con un zurdazo muy cerca del palo (foto).

Para el partido siguiente el Vikingo Kopriva apostó por: Andrés Desábato, Morgantini, Walter Gómez, Federico Markunas, Dario Leguiza; Lorefice, Claudio Pombo, Jonathan Bustos, Leandro Kuszko; Ricardo Vera y Alejandro Quintana.

Durante los 80 minutos de partido Platense tuvo sólo tres ocasiones de riesgo. Pombo desperdició un mano a mano en la primera parte. Quintana tuvo una en el complemento y Catriel Lucero otra, con un remate por arriba.

Si bien el partido fue malo y finalizó 0 a 0, sirvió para darle minutos a jugadores como Cristian Zarco, Federico Briones, Franco Cabral, Gabriel Mannino, Nazareno Fernández y Lucero que entraron en el segundo tiempo. Ahora habrá que ir a Villa Ramallo, ya que el sábado se jugarán dos partidos. El primero a las 14:00 y el segundo a las 15:00. El público Calamar tendrá 250 entradas, que se podrán adquirir desde hoy en el club (hasta las 20:30) a un valor de 100 pesos.