Ya sin chances de campeonar, deambulando en la mitad de tabla de posiciones de la Primera B metropolitana, Platense apuesta al recambio. Con esta fuerte rotación de jugadores que el DT Javier Baena planteó ante del Deportivo Riestra, se pretende vislumbrar la aptitud en los jugadores que componen el plantel actual, teniendo la obligación estos de mostrar quiénes están para seguir y quienes no van a continuar en Vicente López.

13177615_622693581220785_9076779280023757028_n

Un par de juveniles han logrado conseguir la titularidad durante este campeonato y el torneo pasado; han logrado afirmarse en su posición, tal como son los casos de Morgantini e Infante; varios han sido incoporados al banco de suplentes y han tenido presencias desde el arranque del encuentro como Darío Leguiza, Franco Cabral, Miguel Conicelli y hasta el mismo Juan Banffi por ejemplo.

En un clima caldeado futbolística e institucionalmente hablando, la cantera de a poco va mostrando su rendimiento y sus frutos. Es cierto que ante la ansiedad provocada por la situación actual uno espera constituir un once ideal con jugadores nacidos en las entrañas del club lo más pronto posible; pero hay que darle tiempo al tiempo en este sentido, y tratar de no mezclar y hacer a un lado la desesperación tras las frustraciones futbolísticas, entendiendo que nadie nace como “salvador” y “súper héroe” , y que esos chicos que han nacido para divertirse jugando al fútbol en inferiores, hoy se encuentran defendiendo los colores marrón y blanco en la institución que los vio nacer, pese al mal momento o presente en el que les toca debutar.

Así como hay oportunidades para los chicos, también las hay para los llegados de otros clubes; las incorporaciones de este certamen y torneos pasados, como la mayoría de los que hoy son titulares en el once inicial de ambos DT que han dirigido este año al “calamar”. Seguramente se revea al finalizar el torneo la situación de muchos de ellos. Salvo puntos muy altos como los de Mastrolía, el resto del plantel no ha sobresalido ni tampoco ha encontrado la regularidad necesaria como para considerarse indispensables en este plantel… podemos rescatar algo de Lorefice que se ha acomodado con el correr de los encuentros en el mediocampo, o bien Talamonti, que no ha desentonado tampoco respecto a lo que el promedio se refiere.

En conclusión, estas fechas en las que no se pelea por nada, son los jugadores los que deben dar todo y mostrar para qué están en este 2016 pensando en el segundo semestre del año y en todo el 2017, considerando su situación en el club.