Este próximo día domingo, el Club Atlético Platense y la Universidad Abierta Interamericana-Ferro Carril Urquiza disputarán el séptimo encuentro oficial dentro del marco de la Fecha N° 16 del Torneo “Transición 2016” de la Primera División “B” Metropolitana.

12243055_548346388655505_5186265678310440306_n

Ambos equipos se encuentran protagonizando realidades distintas. El local mantiene una mínima esperanza de poder consagrarse campeón de la Categoría para poder así lograr el único ascenso que ésta reparte a la “B” Nacional. En tanto, el “Furgonero” viene escapándole a la angustiosa situación del descenso a la “C”, especialmente desde el arribo del experimentado entrenador Roberto Marcos Saporiti.

Historial

Han sido 6 los encuentros que hasta el momento han disputado estos equipos entre sí. El Historial favorece a Platense, quien ha cosechado 3 triunfos. Su rival solamente ha logrado imponerse en una ocasión, mientras que 2 han sido los partidos que han terminado empatados. El “Calamar” convirtió 7 goles y recibió tan solamente 2 tantos de su rival de turno, casualmente en el único encuentro en el que la U.A.I.-Urquiza logró imponerse al “Marrón” (Fecha N° 14 del Torneo “Transición 2014”, en el “Monumental” de Villa Lynch, fue victoria 2-0 con sendos tantos de Claudio Leguizamón).

Como curiosidad, puede destacarse que existen tres futbolistas que han dicho “presente” a todos los partidos jugados entre estos clubes. Por el lado de Platense, contamos a Daniel Vega, quien además es el goleador “Calamar” con dos tantos. Por el lado de la U.A.I.-Urquiza, los mediocampistas Leonardo Céliz e Isaac Suárez han participado de los seis juegos entre estos equipos.

Cabe destacar que los tres triunfos de Platense se dieron en condición de local, donde el “Marrón” ha convertido también todos los goles (7).

Para finalizar, se destaca que el goleador “Calamar” ante el “Furgonero” es Walter Ortíz con 2 goles convertidos en distintos encuentros.

Conociendo al Rival

Cuando a sus 77 años el Sr. Roberto Marcos Saporiti aceptó el desafío de dirigir en la tercera división del fútbol argentino a un equipo que se encontraba comprometido con el descenso y que había logrado ganar una sola vez en nueve partidos quizás nunca imaginó que su impronta, bonomía y experiencia lograrían contribuir rápidamente a una marcada recuperación de un plantel que parecía destinado a pelearle codo a codo al Deportivo Armenio el descenso de categoría.

Lo cierto es que el nacido el 16 de Abril del año 1939 en Capital Federal, quien en sus años de futbolista defendiese los colores de equipos tales como Independiente, Lanús y el Deportivo Español en la Argentina, quien también supiese tener una dilatada trayectoria en países tales como Uruguay, Chile, Brasil México, Portugal y Bélgica, para retirarse en el año 1971 en nuestro querido Platense, y que como entrenador supiese integrar el cuerpo técnico del Sr. César Luis Menotti en el Seleccionado Nacional, no es precisamente un “improvisado” en las lides del ascenso argentino.

Amén que el mayor recuerdo que logra inspirar fueron aquellos logros con la Asociación Atlética Argentinos Juniors (Metropolitano de Primera División en 1984 y Copa Interamericana 1986), sus primeros pasos como Entrenador supo darlos en Estudiantes de Buenos Aires en el año 1975. En el ascenso también dirigió a Talleres de Córdoba, Olimpo de Bahía Blanca y Defensa y Justicia.

El “Sapo” se hizo cargo de este equipo a fines de marzo, a días de cumplir años, y logró enderezar el rumbo de los hasta por entonces dirigidos por el Sr. Germán Portanova, exitoso formador de Juveniles y campeón como entrenador del fútbol femenino de Urquiza pero que con los profesionales no logró protagonizar la misma performance.

Hasta el momento, la U.A.I.-Urquiza con su conducción ha logrado 3 triunfos, 2 empates y una sola derroa. Ha convertido 8 goles y solamente ha recibido 2 tantos. Hace 254 minutos que no recibe goles, habiendo sido el último el convertido por el actualmente convaleciente artillero “Bohemio” Luciano Pons en el minuto 16 del partido que Atlanta le ganase al “Furgonero” por 1-0 por la Fecha N° 13. Como ese partido se disputó en Villa Lynch, también es importante saber que con el Sr. Saporiti la U.A.I.-Urquiza no conoce el dolor de la derrota en condición de visitante (de hecho, hace 3 partidos que no pierde en tal situación) Actualmente viene de obtener dos victorias de manera consecutiva (3-0 en Ezeiza ante Tristán Suárez, 2-0 de local ante Talleres de Escalada), y su goleador es un defensor, el ex Arsenal y Atlanta Gustavo Mbombaj (3 goles).

Para finalizar, cuenta actualmente en su plantel con el único jugador que jugó para ambos clubes en la presente divisional, Maximiliano “El Droopy” Ferreira, quien con el Sr. Portanova era mayormente suplente pero que con la llegada del Sr. Saporiti se ha transformado en titular indiscutido como lateral por el sector derecho.

Cómo llega Platense

Los dirigidos por el Sr. Javier Baena vienen protagonizando un cada vez más interesante invicto bajo su conducción técnica, alimentado por 3 empates y 2 victorias (consecutivas éstas últimas, ante el Deportivo Riestra y el Deportivo Armenio).

Si bien no se pueden pretender mejoras sustanciales en cuanto a lo futbolistico, el resultadismo imperante y la urgente necesidad pragmática que ésta alimenta en los diversos actores de esta disciplina hace que sean bienvenidos estos resultados, habida cuenta de la aparente “caída” en la irregularidad de los equipos que venían siendo hasta entonces los animadores de un campeonato que, al parecer, resulta ser absolutamente accesible con un último tramo marcado por la regularidad.
Así las cosas, y a pesar de las distancias, no son pocos los “Calamares” que se ilusionan con protagonizar un “sprint” final comunmente denominado por triunfos ante equipos que -salvando Atlanta- ya no juegan por prácticamente nada.

Debe decirse que la última vez que Platense ha sido derrotado fue justamente en su estadio y ante el aún líder Colegiales.

Para finalizar con este informe previo, y mientras desde la política del Club se intentan “tejer” alianzas con vistas al último semestre del año cuando aún hay cosas importantes por jugarse en estos cuatro partidos (más allá de la remota posibilidad del ascenso debería contar considerarse que debe seguir alimentándose el promedio para las venideras temporadas, que de seguir en esta Divisional nos serán absolutamente incómodas), puede destacarse como cierta virtud de este ciclo la recuperación de Daniel Vega como capitalizador de los centros lanzados por el “Popi” Quiroga, quien a pesar de esto continúa en deuda con respecto a su rendimiento futbolistico.

Ojalá que en el tramo final se pueda recuperar su nivel, que las apariciones de valores como Jonathan Bustos puedan ser más constantes, y que la solidez demostrada por Talamonti en la última línea y por Ezequiel Mastrolía en el arco no decaiga. Después de todo, no está muerto quien pelea.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here