El Sr. Sebastián Bresba redondeó una actuación mediocre en la noche del viernes. Se encontró secundado por los Sres. Mariano Milei (Primer Asistente) y Gerardo Lencina (Segundo Asistente), quienes también tuvieron una actuación despareja. El Cuarto Árbitro fue el Sr. Tomás Diulio.

A n

La noche del Juez Principal

Lo dicho, quien oficia como Instructor en la Escuela de Árbitros de la Asociación Argentina de Árbitros protagonizó una noche en líneas generales similar a las anteriormente observadas. Arrancó el partido muy cercano a las jugadas, protagonizando piques correctos, posicionándose con buena lectura del juego y con equilibrado criterio a la hora de sancionar u otorgar continuidad en el juego. Pero a medida que los minutos fueron corriendo, volvió a sufrir los minutos finales de un partido que no terminó por írsele de las manos tan simplemente por el barullo personal que cada equipo se encontraba protagonizando dentro del terreno de juego.

Sobre las amonestaciones, debió arrancar mostrándole tarjeta a Patricio Rodríguez tras cometerle una dura infracción en el pie de apoyo al mediocampista de la visita Avalo Piedrabuena en el minuto 6 del complemento. Luego, en el minuto 36 de la etapa complementaria, el tucumano fue finalmente amonestado por el Sr. Bresba tras cometer una infracción táctica, debiéndose haber ido allí a los vestuarios. Sí, Platense debió haber terminado con un jugador menos el encuentro.

Siguiendo con la tanda de amonestaciones, en el minuto 29 de la primera mitad le tocó el turno al debutante Gabriel Maninno por protagonizar una dura entrada sobre la humanidad del atacante Jorge Chiquilito. En el minuto 35 le tocó el turno al primer jugador de la visita, el lateral Mantovano, quien manoteó a Talamonti en la nuez de adán. Ya en el complemento, en el minuto 22 le muestra la cartulina al delantero Matías Sen, quien lo tijereteó al habilidoso Jonathan Bustos. En el minuto 27 le llegó el turno a Palavecino, quien cacheteó a Avalo Piedrabuena, quien de manera iracunda intentó cargar sobre la humanidad del primo de Erik Lamela, interponiéndose el Juez Principal entre ambos deportistas. Acto seguido, y de puro “jetón”, sufrió también la amonestación Jonathan Bustos por protestar la manera en la que protestaba el mediocampista central de la visita. Lo dicho sobre la amonestación de Patricio Rodríguez en el minuto 36, y en el 39 terminó finalmente siendo amonestado Avalo Piedrabuena por un táctico sobre Infante.

Pero en la noche de fútbol del viernes en el “Ciudad de Vicente López” existieron también fallos polémicos. En el minuto 38 del primer tiempo, cuando Villa San Carlos ya se encontraba dos goles arriba en el marcador y se hacía un festival con la pésima cobertura defensiva de Platense, Infante topetea a Jorge Chiquilito en el área penal. Como el delantero se hubiese encontrado de cara a una situación neta de gol, debió haber sido sancionado un penal favorable a Villa San Carlos e Infante debió ser cuanto menos amonestado, sino bien expulsados (si, Platense hasta quizás debió haber terminado el partido con dos jugadores menos) El asunto terminó con la continuidad del juego por parte del Sr. Bresba. En la acción siguiente, el “Chipi” Vera decretaría el descuento de cabeza para el “Calamar”. De un hipotético 0-3, Platense pasó a colocarse 1-2 en un partido que terminaría empatando, por lo que este fallo erróneo del Sr. Bresba terminó siendo determinante para el resultado final del encuentro (lamentablemente para él).

Pero habría más. En el segundo tiempo, en el minuto 24 un imparable Jonathan Bustos interceptó una mala salida de Birge. Se proyectó con su acostumbrada velocidad y habilidad sobre el centro del área penal, siendo detenida su marcha por Aguimcer con un torpe pisotón pisando la línea de dicha zona del terreno de juego. Penal muy fino, de esos que otros jueces obvian. En esta acción, la decisión del Sr. Bresba fue la acertada. Con el remate del “Popi” Quiroga Platense empataría el juego, por lo que también fue un fallo determinante para el resultado final (afortunado, en este caso, para el Juez Principal).

En el minuto 33 llegaría otra situación polémica, donde primó la exclusiva interpretación del juego por parte del Juez. Bustos se proyecta bien pegado a la raya del límite del terreno de juego por el sector derecho. Cuando intenta habilitar a Daniel Vega, Aguimcer detiene su marcha. La pelota se detiene, el defensor del “Barrilete” cubre con su cuerpo y Sessa se apresura a apoderarse del mismo. El Sr. Bresba interpreta que hubo pase intencional hacia el golero y sanciona un tiro libre indirecto favorable a Platense prácticamente en el área de meta. Amén de la protesta airada del “Gato” (que de haber sido protagonizada por un arquero con menor trayectoria hubiese sido ajusticiada con amonestación), la acción se resuelve con un remate de Lorefice que es despejada en la línea por un integrante de la barrera visitante. Si hubiese sido gol de Platense, hubiese sido otra jugada determinante para el resultado final del encuentro. Insisto, una acción de total interpretación, decisión que se tomó con el juego totalmente desarrollado.

Sobre su actuación en equipo con los Asistentes, debe decirse que especialmente en el primer tiempo y tras un fuera de juego mal indicado por parte del Sr. Mariano Milei sobre el jugador Chiquilito en el minuto 21, el Sr. Bresba pareció no apoyarse más en las decisiones del mencionado Línea, obviando la sanción de otras dos posiciones adelantadas de jugadores de San Carlos. Ya en el complemento, todo pareció volver a la normalidad, lo que daría a entender que, en realidad, no lo observó. Tenga en cuenta el lector la utilización por parte de la Terna de los aparatos intercomunicadores, por lo que quizás el Sr. Bresba prefirió utilizar una orden verbal más bien que gesticular a la hora de tomar su fallo con lo actuado con el Asistente. Como sea, si este fue el caso, también resultó cuanto menos desprolijo.

Para finalizar sobre lo desempeñado por el Juez Principal, debe enfatizarse en lo que parece ser una constante en su arbitraje. Al menos en los partidos que lo he observado parece pasarle siempre lo mismo, no culmina los encuentros con la misma intensidad y decisión que como los comienza, como si “sufriese” el tramo final del encuentro. Hasta comenzó a notarse cierta merma física, quedando lejos de acciones que durante no menos de 70 minutos mantenía ciertamente controladas con su cercanía. Un defecto ciertamente también notado en otros jueces de su generación tales como el Sr. Hernán Mastrángelo. Eso lo lleva, entre otras cosas, al “lugar común” de la sanción de infracciones en ataque en cuanta pelota parada se lance hacia un área (en especial, en los tiros de esquina), o bien en la minuciosidad en la indicación de la ubicación de la pelota sobre el sitio donde se cometió una infracción para la salida de un tiro libre cuando en el resto del juego dio más continuidad o permitió la salida rápida desde un lugar cercano pero no preciso al sitio de la falta.

Por todo lo expuesto, termina siendo lamentablemente mediocre la noche del Sr. Sebastián Bresba.

Lo actuado por los Jueces Asistentes

El Sr. Mariano Daniel Milei ofició como Primer Asistente. Nacido un 23 de Septiembre del año 1970, integrante de la Asociación del Fútbol Argentino desde el año 2004, y oriundo del porteño barrio de Saavedra, ya había dirigido a Platense también como Primer Asistente en el empate en 0 protagonizado ante Talleres de Remedios de Escalada en el primer partido del presente Torneo. En aquella ocasión también había protagonizado una tarde-noche caracterizada por la irregularidad. En esta oportunidad, su primera sanción fue un erróneo fuera de juego del delantero Jorge Chiquilito en el minuto 21 de la primera etapa. Tras esa jugada, sancionó otras dos posiciones adelantadas a jugadores de Villa San Carlos que el Sr. Bresba pareció no observar. Sobre este punto se hizo un análisis en lo actuado por el Juez Principal, teniéndose en cuenta la utilización de aparatos intercomunicadores.

Si el caso fue que el Sr. Bresba observó las banderas levantadas y decidió darle continuidad a sus fallos ponderando a lo actuado por el Asistente, debe decirse que quedó al menos desprolijo en el trato entre ellos. Si el Juez Asistente levanta la bandera, el Principal lo observa y decide dar continuidad al juego o fallar de otra manera por haber observado otra situación teniendo en cuenta factores como posicionamiento y cercanía, por más que con los intercomunicadores pueden hablarse sobre lo fallado, sería lo indicado que ante la bandera levantada del Asistente el Principal realice un gesto para determinar que lo observó pero que determinó la sanción de otro fallo. Esta situación era absolutamente salvable con una charla previa entre Jueces para ponerse de acuerdo en el accionar. Pero la jugada se repitió, quedando otra vez el Asistente con la bandera levantada y el Juez “en la suya”. Ya en el complemento, sanciona bien el fuera de juego de Daniel Vega en el minuto 17. Lamentablemente, otra tarea irregular la protagonizada por el Sr. Milei.

El Segundo Asistente fue el Sr. Gerardo Gustavo Lencina. Nacido un 16 de Julio de 1976, este hijo pródigo de Estación Valdés, un páramo agrícola-ganadero de la Provincia de Buenos Aires y agente inmobiliario de una famosa cadena internacional tuvo más aciertos que errores, al menos en el compendio global del encuentro. Arrancó con un milimétrico fuera de juego de Daniel Vega tras una exquisita habilitación de Morgantini en el minuto 15 de la primera etapa.

Ya en el complemento estuvo correcto en el “off side” de Chiquilito en el minuto 8, pero erróneo en la posición de Figueredo en el minuto 41, quien se encontraba habilitado. Por fuera de ello, acompañó de manera más eficiente la sanción de fallos del Juez Principal, agitando su bandera en aquellas infracciones cercanas a su posición. Por tanto, puede concluirse que de los tres jueces de campo fue el que de manera más eficiente realizó su tarea.

El Cuarto Arbitro fue el Sr. Tomás Alejo Diulio, de La Plata, nacido un 15 de Mayo del año 1983, habitual Juez Principal de Primera División “D”, es estudiante de Psicología en la Universidad de la mencionada localidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here