Nuevamente, el arquero de Platense Ezequiel Mastrolía ha sido la figura destacada de su equipo, esta vez en el partido ante Colegiales. A pesar de la derrota, el “Mono” despejó y atrapó todo cuanto pudo, más allá de la desafortunada situación del gol en contra y del anticipo que Altamirano logra protagonizar sobre su marcador, pegándole secamente al balón en una acción por demás rápida.

A 16

Repasando lo actuado por el golero “Marrón”, debe decirse que hasta el gol en contra no había sido prácticamente exigido. Luego del primer tanto de Colegiales, en el minuto 35 protagonizó una hermosa estirada para sacarle con uno de sus puños la chance de gol a Altamirano tras un excelente centro de Lucero. Un minuto después, con su mano izquierda estirada y a puro reflejo rechaza la definición cruzada de Carreira, que entró sin ser prácticamente estorbado a la carrera en el área penal. Y sobre el epílogo de la primera mitad, atrapa de manera correcta el remate de media distancia de Juan Pablo Lemos.

Ya en el complemento, protagonizó un anticipo como si se tratara de un líbero en el minuto 17, y otro más profundo, casi hasta mitad del campo y dando un efectivo pase largo, en el segundo minuto de recupero del tiempo cumplido. En el segundo gol no tuvo mucho por hacer por lo anteriormente expuesto, pero en el minuto 30 le sacó el tercero a Tossi.

Un equipo que se sostiene demasiado en la seguridad de su arquero lamentablemente suele terminar con un desempeño estadístico como el que este Platense se encuentra protagonizando actualmente. Mastrolía ha demostrado en más de una ocasión encontrarse varios pasos delante de la mayoría de sus compañeros en lo que respecta a desempeño individual y también ha influenciado siempre de manera positiva en lo colectivo en el derrotero del presente Torneo. Y en la noche del lunes, a pesar de la derrota, nuevamente su humanidad se transformó en la gran figura “Calamar” del encuentro con una calificación de 8 (ocho) puntos.

El Dato: Con el gol convertido en contra de su propia valla por Leonardo Talamonti tras el muy deficiente rechazo de Federico Briones, a Ezequiel Mastrolía se le cortó un invicto personal de 387 minutos sin recibir goles en el “Ciudad de Vicente López”.

Hasta allí, el último tanto recibido en condición de local había sido el que le convirtiese desde el punto penal Nahuel Fioretto en el minuto 89 del partido en el que Platense venció a Defensores de Belgrano por 4-3 el 26/07/15, por la Fecha N° 25 del Torneo 2015 de la “B” Metropolitana.

BONUS TRACK

12985524_611568525666624_8898994636333181776_n

A pesar que su estilo personal de juego hace que sus apariciones sean contadas, casi siempre terminan siendo decisivas. Quizás merced al dispositivo táctico, Patricio Rodríguez se sienta contenido para protagonizar más acciones en situaciones ofensivas que las que genera, pero aún así parece manifestarse como el único jugador de campo tácticamente “rebelde” a la hora de romper con los esquemas de excesivo traslado del balón que le ha impreso a fuego el Sr. Jorge Brandoni a su plantel.

Así las cosas, dentro del terreno el “Pato” fue de lo mejor y de lo más claro. Más allá del gol, donde leyó de manera correcta la “avivada” de Daniel Vega tras la pifia de Martínez Montagnoli, definiendo de primera y con categoría la asistencia del “Contador”, en el minuto 14 del complemento precisamente demostró esa “rebeldía” táctica tan reclamada al resto de los encargados de generar fútbol ofensivo en Platense cuando se buscó su propio espacio de remate, exigiendo con una hermosa estirada al arquero Jara, que terminó despejando de manera eficiente la pelota hacia el tiro de esquina. A pocos minutos del final, en el 42 tuvo en sus pies la chance de un remate libre directo que terminó impactando sobre el angulo superior derecho del travesaño del arquero de Colegiales, que observaba absorto la evolución del esférico.

Si bien la suerte estuvo definitivamente del lado del rival, lo protagonizado por Patricio Rodríguez, aunque más no sea a cuentagotas pero con una sana rebeldía sobre un esquema que no puede triunfar nunca sobre un terreno tan cargado como el presentado por Platense tras el evento evangelista del día sábado, resaltó por sobre el esforzado resto, que sucumbió ante un rival que en lo táctico y en lo físico fue francamente superior.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here