Platense no demostró nada nuevo. Trató de ser ese equipo que a su ritmo trata de llegar al arco rival con un bien intencionado aunque abusivo traslado del balón. Frente a sí tuvo a un equipo necesitado pero limitadísimo, que parece que no podrá encontrarle la vuelta a generar una sola y real situación de riesgo a sus rivales (en cinco partidos su único gol a favor fue convertido en contra por Ezequiel Vicente, jugador de Tristán Suárez).

A 1

Así las cosas, ante un timorato planteo, Platense se conformó con tratar de administrar el balón cuando lo tuvo, en especial durante el primer tiempo. Pero el providencial gol de Campozano tras la genial y profunda salida desde el fondo de un cada vez más gigantesco Ezequiel Mastrolía (no solo evita goles, sino que ahora también los hace hacer) hizo que el equipo ralentizara su despliegue, cediéndole demasiado la iniciativa a un Español que nunca supo cómo trascender más allá del desborde y el centro. Y quizás esta lateralización del juego rival se haya producido por la eficiente cobertura del centro del terreno de juego de Fernando Lorefice, quien a ojos particulares de este analista ha resultado ser la figura del partido.

El ingreso en el complemento de Patricio Rodríguez hizo ilusionar con un complemento similar al de Comunicaciones, pero ante la impericia de los dirigidos por Benet para acercarle peligro al arquero “Calamar” pareció que el equipo se conformó con ser fouleado en el terreno de juego y con dominar tácticamente a su rival sin la posesión de la pelota.

Deben destacarse como puntos altos lo hecho por la dupla de centrales, y también tanto por Morgantini como por Infante, el primero con sus proyecciones y el segundo con su seguridad en la marcación personal.

Nada más que decir. Quedan muchas cosas en el “debe”, pero Platense suma su segundo triunfo desde el 17 de Julio de 2015, cuando por la Fecha N° 25 del anterior Torneo diese cuenta de Acassuso por 1-0 en condición de local tras ganarle la fecha anterior al Deportivo Riestra en el Bajo Flores. Suma ocho puntos y se acerca a los puestos de privilegio. Casualmente será el encumbrado Fénix su próximo rival, equipo con el que protagoniza una estadística más que positiva en los pocos partidos jugados entre sí.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here