Luis Quiroga habló con Calamares en su Tinta, ayer, luego de convertirse en el cuarto refuerzo de Platense para el 2016. El Popi recordó su paso por el club y afirmó que viene en busca de revancha.

1503836_300478343442312_2658783249908566587_n

 

 

Luis Quiroga fue uno de los pilarares del Platense modelo 2013/2014 que, entre idas y venidas, estuvo a tan sólo dos minutos de conseguir el ascenso. El Popi llegó como refuerzo para los último seis meses y contabilizó 19 partidos y tres goles con la marrón y blanca. Ahora, llega desde Sarmiento para conseguir lo que el destino le arrebató; subir de categoría. 

«Estoy muy contento, en esta cancha la gente me hizo sentir mucho el cariño. Siempre soy agradecido al club. Por suerte, pude regresar. Ahora, a soñar porque este club tiene que estar en otra categoría», dijo el volante para abrir la charla en el césped del Ciudad de Vicente López.

A continuación, al consultarlo por el cariño de la gente y el bonus track que eso significa, Quiroga sostuvo:«Uno siempre tiene que demostrar, no se puede quedar con lo que pasó. Este es un nuevo comienzo. Necesitaba un cambio de aire, creo que en Sarmiento ya pasé un ciclo. Volver a Platense me gustó, estoy con muchas ganas e intentaremos conseguir el objetivo, tengo una espina clavada porque se nos escapó por dos minutos».

Para cerrar, al consultarlo sobre sus sentimientos ante la posibilidad de compartir cancha con viejos conocidos el Popi, con una sonrisa, señaló:«Una alegría, porque se te hace más fácil. Te incorporas más rápido al grupo. No nos vimos tanto pero mantuvimos el contacto, con «Matiu» (por Mattiuzzo), porque sabía que tenía la lesión y Humberto (Vega) también. Los conozco y son muy buena gente».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here