Gracias a un partidazo disputado por el norteamericano, quien fue el goleador del partido con 21 puntos, Platense se subió a la punta de la Conferencia Centro Sur al vencer al que era puntero hasta este partido, Tomás de Rocamora, por un categórico 79-65. El jueves el Calamar jugará nuevamente de local, ésta vez ante Estudiantes de Olavarría.

12246839_10208435725794789_7568575328958673225_n

Por Patricio Naranjo | Foto: Camila Argueso

 De los nueve partidos que hasta ahora jugó el equipo dirigido por Alejandro Vázquez, este es el mejor que disputó. No sólo por el resultado, sino que además por el nivel de juego exhibido ante un equipo que cuando pudo se defendió muy bien y mostró argumentos en algunos momentos del partido que justificaban su posición encumbrada en la clasificación. El resultado final muestra que Platense ejerció con autoridad la localía (cuarto partido de cuatro ganado en esa condición) y además mostró efectividad tanto defensiva como ofensivamente.

El artífice de este triunfo fue Wiggins, ese jugador que ya se ganó el cariño de la gente y el respeto de los rivales. En el primer cuarto, el único en el que se vio cierta paridad en juego y marcador, marcó sólo dos puntos. Pero en los cuartos restantes marcó en total 19 (en jugadas de dos puntos, marcó 10 de 13), bajó 5 rebotes y dejó de recuerdo un par de volcadas en los dos aros, por si quedaba alguna duda.

Otro que jugó un gran partido, y también se retiró ovacionado, fue Lucas Gornatti, jugador que apareció en los momentos claves con un triple (3 de 7 desde la lejanía) o con una bandeja, llegando a los 20 puntos. La cuenta es simple: entre Wiggins y Gornatti marcaron la mitad de los puntos del Calamar, otro ítem importante a tener en cuenta.

Respecto al partido en sí, destacar que el primer cuarto fue partido, segmento en el cual los dos mostraron nervios al mismo tiempo y efectividad al mismo tiempo. El primer chico terminó apenas 18-15, tomando en cuenta que Platense estaba 10-0 arriba en el tanteador.

A partir de este primer cuarto, el Calamar empezó a ser más incisivo, a animarse más a la penetración y a esperar preparado el rebote, mientras que a nivel defensivo le cerró los caminos de tiros desde lejos al visitante, favorecido además por la imprecisión en los tiros de los jugadores del Rojo.

A partir de esta premisa, se comenzó a construir una victoria que lo deja líder de la zona y con una expectativa más que importante para este jueves, cuando reciba a Estudiantes de Olavarría, equipo colista de la zona, pero que demostró que tiene fundamentos para poder complicarle la vida a más de un equipo.

SÍNTESIS

PLATENSE (79): Facundo Vázquez (5), Lucas Gornatti (20), Sebastián Morales (4), Antwaine Wiggins (21), Darío Mansilla (4); Ignacio Romani (10), Guillermo López (2), Mateo Marziali (8), Alejandro Pappalardi (5), Diego Pena García (0), Ayrton Delgado (0). DT: Alejandro Vázquez / Asistente Técnico: Héctor Carreras.

TOMÁS ROCAMORA (65): Ronald Foxx (11), Jeremías Acosta (4), Ignacio Davico (20), Maximiliano Tabieres (8), Francisco Pag (0); Federico Mariani (3), Galo Impini (2), Matías Cuello (8), Lucas Cassettai (5), Nicolás Giménez (4). DT: Cristian Santander / Asistente Técnico: Juan Manuel Varas

Parciales: 18-15 / 21-11 / 21-17 / 19-22.

Árbitros: Maximiliano Piedrabuena y Alberto Ponzo.

Estadio “Ciudad de Vicente López”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here