Pocos son los partidos que ambas instituciones han disputado entre sí, todos ellos dentro del marco de torneos de la Primera División “B” Metropolitana. Han sido 5 en total, repartiéndose en 2 victorias “Calamares”, 2 empates y un triunfo “Furgonero”. Platense marcó 5 goles, la UAI 2, al “Marrón” la amonestaron 9 jugadores y a los de Villa Lynch 15, en tanto que 3 han sido los futbolistas expulsados del ocasional visitante en dichos partidos.

11698436_494623647361113_2432614946099270978_n

Por Juan Pablo Cuello Morales

Claudio Leguizamón, de la U.A.I. Urquiza, es el “top scorer” de estos choques. Fue el encargado de marcar los dos únicos goles del “Furgonero” ante Platense, ambos en la victoria por 2-0 de la Fecha 14 del “Transición 2014”, siendo uno de ellos convertido desde los doce pasos. Aquel partido se disputó en Villa Lynch el 6 de Octubre de 2014 y contó con el arbitraje del Sr. Gonzalo López Aldazábal.

Leonardo Céliz y sus Tarjetas Amarillas

10600508_345711948918951_1618160682568770101_n
Si hay algo que destaca en el rival es el sostenimiento de la base de jugadores y cuerpos técnicos que lo llevaron en poco tiempo de zafar del casi permanente estado de desafiliación a jugar con clubes del fútbol profesional. Uno de los estandartes de dichas campañas, sin dudas, es el mediocampista Leonardo Céliz, quien protagoniza una curiosa historia estadística.

El mencionado mediocampista, nacido en Isidro Casanova un 26 de Enero de 1983 y que efectuase Inferiores en el Racing Club de Avellaneda para luego defender los colores de Almirante Brown, Alvarado de Mar del Plata, el Melgar peruano, el Bella Vista uruguayo y el Deportivo Coreano de Lobos, es el jugador más amonestado en el historial de partidos dados entre Platense y el “Furgonero”, como así también el jugador más amonestado a lo largo de la carrera de Martín Gonaldi (árbitro de este encuentro) como Juez Principal Profesional en partidos de la U.A.I. – Ferro Carril Urquiza.

Lo dicho, han sido 3 las ocasiones en las que el volante ha visto la tarjeta amarilla levantarse sobre su cabeza en los 5 partidos que llevan disputados entre si Platense y Urquiza, pero también debe decirse que en 7 de los 8 partidos en los cuales Martín Gonaldi lo dirigió vió la cartulina de dicho color. O sea que este Juez prácticamente lo amonesta en todos los partidos en los cuales lo dirige. ¿Se dará una nueva amonestación este sábado en el “Ciudad de Vicente López”?

Cómo analizar la definición

PLATENSE CLASIFICA EMPATANDO Si Fénix empata ante Colegiales y si el Deportivo Merlo le gana a Tristán Suárez. Colegiales sumaría 56 puntos pero descendería, y Suárez 55, empatando en puntaje con Platense pero aventajándolo por diferencia de gol. El orden de la clasificación sería similar a la anterior circunstancia.

PLATENSE CLASIFICA GANANDO: Siempre y cuando el Deportivo Merlo le gane o empate a Tristán Suárez aún en el caso que Colegiales triunfe ante Fénix. Más allá de quién descienda, Platense sumaría 57 puntos contra unos hipotéticos 56 o 55 del “Lechero”, relegándolo en la tabla final de posiciones. Difícil, pero no imposible.

Platense cuenta con varios resultados a su favor para lograr clasificarse al Torneo Reducido por el segundo ascenso a la “B” Nacional, y aún ganando y dándose un par de ellos hasta podría terminar en la octava ubicación de la general del Campeonato.

El problema radica en el mismo Platense. El equipo es abúlico, no da muestras ni signos de confianza, y solamente la incondicionalidad de sus sufridos simpatizantes parecen alimentar esa mínima esperanza de, al menos, poder decir que se luchó hasta el final de la Temporada por la obtención del objetivo que se viene negando año tras año.

El “Calamar” enfrentará a un rival que ya no juega por nada, que no tiene un problema marcado y directo con el descenso, y el cual debería ser accesible. Pero, insisto, el problema es absolutamente nuestro. El “Calamar” ganó solamente uno de los últimos seis partidos disputados, puede decirse que su “sprint final” es por demás pobre, y la sensación que transmiten los jugadores es de agotamiento ante una temporada por demás desgastante por los cambios que se fueron dando en materia de conducciones técnicas y trabajo físico.

Por fuera de ello, esto es fútbol y cualquier cosa puede pasar. Ojalá que lo que pase sea una nueva muestra de lo último que viene aconteciendo en nuestro balompié en materia de “sorpresas”, que aquellos equipos que suelen clasificarse “por la puerta trasera” en los torneos reducidos sean quienes, en definitiva, terminan logrando el objetico del ascenso. Y que ese equipo sea Platense.

Hist

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here