Platense hizo lo suyo y los otros equipos obraron el milagro. El Calamar, merced al triunfo ante UAI Urquiza y el empate de Colegiales, ingresó al reducido y ahora será a suerte o verdad ante Estudiantes de Buenos Aires en Caseros. 

A 12

Por Patricio Naranjo

Toda la fase regular del torneo fue una montaña rusa para Platense, entonces ¿por qué este último partido iba a ser la excepción? Parecía tarde de parabienes cuando Walter Ortíz ejecutó un exquisito tiro libre cuando el partido recién empezaba. Pero cerca del final, el partido se transformó en una pesadilla, y no por Platense sino por los resultados de otras canchas.

Fueron 10 minutos en donde la frustración se apoderó del pueblo marrón y blanco, minutos en los que la ilusión de tener una vida más para intentar llegar a la B Nacional se convertía en nubes de una tarde soleada y limpia. Y era una tarde soleada, sin nubes, por eso llegó la buena noticia desde Ingeniero Maschwitz, con el gol de Andrés Vombergar y la confirmación de que Platense se metía en las instancias que definen el segundo ascenso.

La pregunta queda flotando ¿mini torneo desde cero o la continuidad de 42 jornadas? Para quien firma este artículo, será un mini torneo, de esos que la historia Calamar supo jugar con autoridad, de esos a los que se llegaba después de coquetear con la tristeza y el fracaso. Si, son épocas distintas, distintos jugadores y todo eso, pero es inevitable recordar esos partidos en los que se dependía de otros equipos y Platense siempre salía bien parado.

¿Resultado? Esto es fútbol, el deporte más hermoso y más impredecible del mundo (ni decir en esta categoría). Pero hay que tener en cuenta que la última vez que Platense definió de visitante todo un torneo reducido, estuvo a 2 minutos de ascender. En una de esas…quién le dice que no se completa la hazaña ahora que el Calamar corre de atrás.

Atrévase a soñar, hincha Calamar. Estábamos afuera y nos quedábamos sin nada, ahora estamos adentro de la pelea por el premio mayor. Con lo puesto, con lo que se llega a esta etapa, pero con el sueño intacto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here