Son 17 partidos entre Colegiales y Platense incluyendo el amateurismo, con 5 triunfos Calamares, 8 empates y 4 victorias del “Tricolor”.

6271_485016071655204_3316886615440789376_n

Fundado tres años después que Platense y con orígenes anarquistas, Colegiales se creó bajo el nombre de Club Atlético Libertarios Unidos, por los ideales de varios de los jóvenes que lo crearon.

Sin cancha propia, alquiló para 1910 unos terrenos ubicados en lo que hoy sería el cruce de la calle Manzanares con Avenida del Libertador, donde se mantuvo hasta 1924, cuando debió mudarse al barrio de Colegiales, en una manzana comprendida por las calles Teodoro García, Charlone, Palpa y Giribone.

Con su camiseta roja y negra -los colores anarquistas- fue amenazado por las autoridades policiales, quien los obligaron a modificar el nombre. Pasaron a llamarse Sportivo del Norte y también cambiaron los colores, el negro derivó en azul, siguió el rojo y se agregó el amarillo.

Ya en 1911 hay registros de un partido oficial entre Platense y aquel Libertarios Unidos, abuelo del Colegiales actual. Fue por el torneo de Segunda División y Platense se impuso por 4-0, con goles de dos goles de Isidro Cotero, Guanziroli y Banquero. En la revancha disputada en la pequeña cancha de Boca Juniors, Platense -que ya utilizaba su camiseta blanca con una franja marrón horizontal- venció por 1-0 con gol de Martínez.

Como Sportivo del Norte no hubo enfrentamientos, desde que cambió su nombre y lo mantuvo hasta 1924. Ya como Colegiales, el equipo logró el ascenso a Primera División en 1929 y allí ganó los puntos ante Platense, en un partido que no llegó a jugarse. En 1930 jugaron en Manuela Pedraza y Crámer, con triunfo de Platense por 2-1, con goles señalados por Manuel García y Recagno, descontando Toscano para el tricolor, que recién en 1948 se mudaría a su actual predio de Munro.

Colegiales nunca ha jugado oficialmente en Primera A desde que llegó el profesionalismo en 1931 y tampoco lo ha hecho en la Primera B Nacional. Por lo tanto, ha sido habitante permanente de Primera B y Primera C, ya que tampoco ha participado de la Primera D. Cuando regresó a la vieja B en 1956, allí se topó con Platense, que había descendido por primera vez en 1955. Fueron dos empates en un gol y Cole retornó a la Primera C.

Recién volverían a encontrarse el 6 de diciembre de 2003, casi 50 años después, cuando se midieron en la Primera B Metropolitana en Munro, con triunfo de Platense por 3-2, con goles de Guillermo Leiva, Oscar Monje y Martín Madrid. Pasaron dos empates sin goles a continuación y hubo apenas algunos partidos más, entre ellos la victoria Calamar por 2-1 en Vicente López con goles de Maxi Castano y del zaguero Foglia, el empate en dos tantos en la pequeña cancha de Munro o el último triunfo “Tricolor” 1-0 por la primera rueda de la temporada 2012.

En la primera vuelta, Colegiales le dio vuelta el partido al Platense de Pedro Bocca y lo derrotó 2 a 1 en Vicente López. En Munro, empataron 2 a 2 (por el torneo 2013/2014) en lo que fue el último antecedente entre estos dos equipos con Cole como local. En el torneo pasado no se vieron las caras ya que estuvieron en dos zonas diferentes.

En total, entonces, son 17 partidos incluyendo el amateurismo, con 5 triunfos de Platense, 8 empates y 4 victorias de Colegiales.

Un historial pequeño ya que son dos instituciones con recorridos muy distintos, lo que demuestra que la expresión de “clásico de Vicente López” es una simple especulación periodística de algunos reporteros ansiosos de títulos atrapantes e ignorantes de la verdadera historia deportiva de Platense.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here