Una derrota más, un paso atrás más, tan cerca y tan lejos del reducido. Platense ahora obligado a hacer un final de campeonato casi perfecto para depender de sí mismo.

A op

Por Patricio Naranjo

Platense sigue rompiendo récords, pero el de los rivales. Desde noviembre de 2010 que el Bohemio no podía ganarle como local al Calamar, desafortunadamente en esta fecha se rompió esa racha, una más. Para este partido la expectativa era importante porque se dejó atrás una semana ajetreada en lo futbolístico y dirigencial, y se entendía que este partido podía ser un punto de partida nuevo, otro más.

¿Qué se vio de este nuevo/viejo Platense? Nada. Porque hubo una desconexión absoluta entre el mediocampo y los hombres de ataque, porque Daniel Vega era casi un volante más al igual que Ricardo Chavarri, porque no había explosión por los laterales, porque Walter Ortíz se mostró muy inestable y apareció sólo con algún que otro chispazo, porque desde el fondo de la cancha se salió mayormente a pelotazos, y seguimos con la lista de los porque. La síntesis de la impotencia y la falta de todo en este partido fue la expulsión de Sebastián Lamacchia: innecesaria pero necesaria para reflejar que el día fue frío y negro.

Atlanta no fue un equipo que aplastó y pasó por arriba a Platense, lo que pasó es que en un flojo partido hubo pocas emociones y el local lo ganó simplemente por animarse a buscar. Platense no pudo hacer ni eso, le costó todo en el partido, desde hilvanar pases seguidos hasta progresar en el campo de juego.

Veremos qué ocurrirá esta semana con el armado del equipo y la estrategia a emplear jugando de local ante Flandria, otro que viene con una racha adversa considerable. Todo queda en manos de los conocimientos y experiencia de Jorge Brandoni para poder llevar esta misión a buen puerto al cabo de las cinco fechas que quedan para culminar la temporada regular. Está claro que la gesta es complicada, el tema viene frío, pero en una de esas vuelve a aparecer el Platense de los milagros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here