Leonardo Morales dialogó con Solo Ascenso palpitando el partido clave que deberá afrontar Platense este sábado, nada más y nada menos, que ante Brown de Adrogué.

A 22

Leonardo Morales viene siendo una de las fijas a la hora de hablar del once de Platense. Desde la llegada de Fabián Anselmo se asentó como titular y nunca más salió del equipo. Ahora, con Jorge Brandoni en el banco, el «5» mantuvo su puesto y junto a Emiliano Gianunzio forman el habitual doble cinco del Calamar. 

«Vivimos bien esta última semana, fue muy tranquila, pudimos trabajar en varios aspectos, tanto en lo físico, como en todo. Contra Colegiales era un partido bisagra para nosotros poder clasificar al Reducido, así que nos vino bien esta semana y media para poder llegar de 10 para el partido del sábado, que es sumamente importante para nosotros y más de local», comentó de arranque el mediocampista acerca de lo que fue el parate por las elecciones y los días que vivió el equipo.

Al consultarle por el partido que imagina ante el Tricolor de Adrogué, adelantó: «Va a ser seguramente un partido de ida y vuelta, vamos a tener que estar muy concentrados. No podemos cometer ninguna equivocación porque la vamos a pagar caro, va a ser un partido dinámico, de ida y vuelta, ya que los dos equipos que tenemos jugadores de mitad de cancha para arriba rápidos y de buen pie. Dios quiera que podamos dejar los tres puntos en casa, porque necesitamos darle un triunfo a nuestra gente, de local. Yo creo que el equipo está preparado para afrontar estos partidos importantes de acá al final. Dios quiera que podamos ganar, porque el equipo se lo merece».

«De acá al final del torneo todos los partidos van a ser un termómetro. Si el sábado ganamos vamos a llegar con mucha fuerza al próximo partido. No quiero mirar más allá de eso, hoy en día nuestro partido más importante es el del sábado y lo repito, necesitamos ganar, lo necesita este grupo que tanto esfuerzo viene haciendo. Estamos preparados para ganar, hay que trabajar el partido, salir concentrados desde el primer minuto y mentalizados en que las cosa van a salir bien», señaló el ex Villa San Carlos respecto a la importancia de estos últimos tres partidos de la temporada.

Sobre la clasificación al Torneo Reducido que dejará la segunda plaza de ascenso a la Primera B Nacional, el volante central explicó: «Está peleada la clasificación, pero yo tengo fe en este equipo y en este grupo, vamos a clasificar si Dios quiere. Para eso hay que jugar de acá al final todos los partidos como finales, ya no hay margen de error y seguramente que las palabras hoy ya se las lleva el viento. Tenemos que hacer todo lo posible para dejar los tres puntos en casa».

«Todavía prefiero no hacer ningún balance. El balance lo haremos cuando termine el torneo. Hoy por hoy sólamente pienso en clasificar al Reducido y más aún en el partido del sábado, que es sumamente importante. Estoy mentalizado en Brown de Adrogué y en tratar de conseguir los tres puntos para Platense», cerró Morales, dejando en claro que el momento de hacer balances será cuando el Calamar culmine su participación en el certamen.