Fénix, nuestro próximo rival, llegará al partido con complicaciones similares a las de Platense. Viene cumpliendo una irregular campaña caracterizada por haber sumado 39 unidades en 31 partidos jugados (9 victorias, 12 empates y 10 derrotas). El match ante el «Calamar» será de vital importancia para los dirigidos por Gustavo Cisneros, puesto que de obtener un triunfo, alcanzaría la línea de puntos del «Marrón» pero lo superaría en la tabla por contar con una mejor diferencia de gol.

11891271_870623199700495_1352018013153405960_n

Por Juan Pablo Cuello Morales

Números que asustan

En el Historial hemos repasado que estos equipos han disputado tres partidos oficiales hasta el momento, y los tres han sido victorias de Platense. Pues bien, de esta situación se desprende otra racha negativa en la cual se encuentra involucrado lo más lindo que a mi modesto juicio tiene este deporte, que es el gol. Fénix no solamente ha perdido sus tres encuentros disputados ante el «Calamar», sino que también hace exactamente 242 minutos que no le convierte un gol a Platense.

Pero si hablamos de goles, se hace necesario destacar que actualmente lleva otra racha negativa relacionada con (la falta) de los mismos, y ésta dictamina que hace 342 minutos que el «Aguila» no logra gritar un tanto en lo que va del presente Torneo.

Lo que realmente «asusta» de esta estadística es que el último grito de gol lo pegó Facundo Vera en el partido en el que Fénix diese cuenta de Acassuso por 1-0 el pasado 2 de Agosto, por la Fecha 28, con arbitraje del Sr. Martín Gonaldi. En aquella ocasión, Fénix fue visitante, y aquel gol fue convertido en la cancha de… sí, Platense (donde el «Quemero» hace las veces de local).

Para finalizar con esta reseña, se destaca que aquella ocasión fue la última vez que Fénix logró obtener los tres puntos en el Campeonato.

Duelo de necesitados
Ambos equipos necesitan con urgencia sumar de a tres. Platense, para no caerse del cuadro de equipos que actualmente se encuentran clasificando para el Reducido por el segundo ascenso, uno del cual se viene expulsando fecha tras fechas merced a sus paupérrimas producciones futbolísticas. Y Fénix para mantener con aspiraciones a un plantel armado por un gerenciador con un breve (y olvidable) paso por Platense (Sr. Alfredo Azad), el cual sufre penurias económicas y que en algunos tramos del certamen hasta tuvo que ser auxiliado por el Deportivo Armenio (club donde el «Aguila» juega de local tras su paso por Pilar y su frustrada llegada a Mercedes) en lo que respecta a la vestimenta que sus jugadores utilizan para disputar los partidos.

Dentro de este panorama ampliamente dominado por la miseria de todas las características, se destaca que Platense (que lleva 4 partidos sin ganar y suma 2 derrotas consecutivas) deberá enfrentar a un Fénix que hace 3 partidos que no triunfa, sumando dos derrotas consecutivas y un empate.

Goleadores, curiosidades y caras conocidas
Como destacábamos, el goleo no es lo fuerte de un equipo que suele ganar sus partidos por mínimas diferencias. Aún así, el «Águila» se las ha ingeniado para ser el tercer equipo menos goleado del Certamen, por detrás de Defensores de Belgrano (19 goles) y Acassuso (21), habiendo recibido un total de 23.

Sus goleadores son los atacantes Facundo Vera y Andrés «El Temible» Vombergar, quienes han gritado en 5 ocasiones. También se suma al podio el mediocampista Alfio Lorenzo con 3 tantos, quizás el hombre que le pone sellos de calidad al «once» de Gustavo Cisneros.

Las curiosidades se dan marcadamente en el ámbito de los penales. A Fénix le han sancionado favorablemente 3 de estas infracciones, pero tan solamente logró convertir uno, siendo los otros dos atajados por los arqueros rivales. En tanto, es llamativo notar la sanción de ¡9! penales en contra, de los cuales 7 terminaron dentro del arco y 2 en las manos de Agustín Pérez.

10550839_331530780337068_5091225284284710754_nY si hablamos de Pérez, el «Canguro» es uno de los dos jugadores que revisten pasado «Calamar» dentro del plantel visitante. Nacido el 22 de Noviembre de 1991 en la cordobesa localidad de Morteros, este correcto arquero hizo su formación juvenil en el Club Atlético San Lorenzo de Almagro. Tras ser dejado libre, se ubicó en Platense a partir de Cuarta División. Debutó en el primer equipo el 18 de Agosto de 2012 cuando le tocó reemplazar a Juan Manuel Olivares tras la escandalosa expulsión sufrida por Nicolás Angelotti en aquel recordado partido en el que Platense venciese a Chacarita Juniors por 1-0.

El entrenador «Calamar» era Marcelo Espina, y tras aquella situación el «Canguro» (apodado cariñosamente de esa manera por quien escribe por su manera de embolsar con seguridad y sin dar rebote los balones) se ganó la titularidad, una que doblegó en manos del experimentado Claudio Flores cuando éste se encontró en forma para poder atajar. En Platense, Agustín jugó un total de 23 partidos, 16 por aquel Torneo 12/13 y 7 por el 13/14. Formó parte del plantel durante el Transición 2014 pero no fue tenido en cuenta. Con el pase en su poder, reforzó a Fénix a partir de esta temporada, donde sumó un total de 20 partidos. Desde la Fecha 21 fue reemplazado por el histórico arquero del «Águila» Mariano Mittelman en la titularidad.

El otro jugador que forma parte de este plantel pero que no cuenta con actividad es nuestro conocido Santiago Agustín Bianchi. Nacido en Buenos Aires el 29 de Septiembre de 1983, «Nacido y Criado» dentro del seno de una familia «Calamar», es un delantero con dilatada experiencia que realizó su formación Juvenil en nuestro Club hasta que en el año 2003 logró ingresar al universo del Club Atlético Vélez Sársfield, donde jugó unos primeros buenos partidos, tal y cual lo había hecho su hermano Adrián a mediados/fines de la década de los ochenta del siglo pasado.

A pesar de sonar su nombre para emigrar al fútbol italiano, Bianchi terminó siendo cedido a préstamo a Quilmes. A partir de allí su carrera se dividiría entre el ascenso y el extranjero. En la «B» Nacional jugó en Tiro Federal y en Platense (primer semestre del 2007), donde se lo recuerda por aquellos decisivos goles ante Atlético de Rafaela que le permitieron al «Calamar» luchar por el ascenso a Primera División hasta instancias finales. En su pasaporte colecciona matasellos de varias aduanas: en las Américas visitó Bolivia (Oriente Petrolero y Petrolero de Yacuiba), Ecuador (Olmedo), Brasil (Mixto) y Chile (Everton), y en el Viejo Continente conoció España (Pontevedra), Chipre (Aris Limassol) e Italia (Sambenedettese) Suma un total de 189 partidos jugados y 33 goles convertidos, muchos de los cuales los gritó en el ascenso, más precisamente en la «B» Metropolitana, donde también jugó en Atlanta y Tristán Suárez.

Bonus Track
Cada vez que Fénix ganó, sus rivales nunca le convirtieron goles. El «Águila» es el único equipo del Torneo al cual no le han expulsado nunca un jugador.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here