Sebastián Bresba fue el encargado principal de dirigir el encuentro entre Platense y Tristán Suárez. Si bien sus fallos no fueron determinantes para el resultado final del partido, volvió a demostrar ciertas desatenciones que son llamativas y que generalmente suelen terminar por ser perjudiciales para la figura de autoridad que debe levantar un Juez Deportivo.

A 19

Se mostró generalmente cerca de las acciones, pero no se mostró todo lo atento que debió en determinadas sanciones disciplinarias y en el seguimiento de determinadas acciones de los jugadores, sobre todo en la previa a las pelotas paradas.

Un ejemplo fue lo que hizo el capitán de Tristán Suárez, Rodrigo Alonso, con el Segundo Asistente, el Sr. Gastón Tebele. Tras la sanción por parte del Juez Principal de un tiro de esquina favorable a Platense, Alonso terminó por tomar el balón, dirigiéndose con desdén y gesticulando al Asistente por no haber sido él quien decidiese la acción. Todo esto ocurrió ante un Bresba que se desentendió del seguimiento del balón, que quedó en poder del jugador visitante, no pudiendo observar esta lamentable actitud del futbolista que debió terminar, al menos, en una advertencia sino más bien en amonestación (algo que hubiese terminado con el “6” visitante tempranamente en las duchas tras la amonestación que recibió por protestar en el minuto 27 del complemento)

Pero lo realmente llamativo fue el “manejo” que hicieron todos los protagonistas en general de los tiempos del Juez Principal. Ya en la mitad del primer tiempo y tras una infracción de amarilla de Humberto Vega, el lateral de Platense se hizo el distraído y se “fugó” de la muestra de la tarjeta, produciendo el lamentable espectáculo de un Bresba que debió corretearlo para mostrársela. Eso mismo también tempranamente en el complemento, cuando decidido a amonestar nuevamente a Martínez los jugadores de Suárez le armaron una montonera de protesta para “proteger” a su compañero sobre el cual estaba echada su suerte. Bresba nuevamente correteó a un jugador, amonestando a Ezequiel Rodríguez por la protesta, y tras un aviso de Daniel Vega “recordó” al autor de la infracción, Elías Martínez, a quien también tuvo que ir a buscar para amonestarlo primero y luego expulsarlo por segunda amarilla.

Se recuerda que ante esta situación, el Juez tiene como recursos llamar con su silbato al jugador, o bien comunicarle al capitán que se encuentra expulsado.

Por tanto, y más allá de lo correcto del fallo, estas actitudes que permite el Sr. Bresba son las que generan una total falta de confianza sobre la autoridad que porta el Juez Principal. Le entrega un mensaje equivocado al jugador y genera que el juego se termine desdibujando hacia la brusquedad. Un punto que deberá trabajarse seriamente con el Sr. Bresba si su deseo es poder seguir avanzando en su carrera por instalarse en escalafones superiores en el arbitraje.

La última manifestación de este equivocado mensaje la dio Pedro Monzón, el entrenador visitante. Bresba lo expulsó y Monzón no solamente demoró su salida sino que ingresó al terreno de juego, algo que el Juez permitió. El “Moncho” solamente debió retirarse por detrás del arco y nada más, pero su expulsión y salida demoró a las acciones durante dos minutos más.

LA TARDE DEL JUEZ PRINCIPAL

CORRECTA AMONESTACIÓN DE HUMBERTO VEGA

AR 1

22’PT: Humberto Vega corre desde atrás, no llega y derriba a instancias de Bresba. Por supuesto, amonestado (y bien)

PERDIÓ SEGUNDOS DE JUEGO Y NO SE HIZO RESPETAR

AR 2

AR 322’PT: Humberto Vega se levanta, sabe que Bresba tiene la amarilla, pero huye de la acción corrido por Pablo Miranda y Bresba consume muchos segundos (con corrida detrás del 4 incluida) para mostrarle la cartulina. Estas acciones son las que generan una falta de respeto hacia la autoridad arbitral que contribuye al desmadre del juego.

UNA DETRÁS DE OTRA
AR 4

39’PT: Daniel Vega lucha entre dos hombres de Suárez y recibe un empujón de Melián. Era infracción con gusto amarilla, pero Bresba se encontraba lejos y decide darle continuidad a las acciones. Pero habría más.

AR 5
A instancias de Bresba, es nuevamenete Melián quien le aplica un codazo a Diego Romero. Siga, siga…

AR 6

Como a Melián no le pasó nada, Elías Martínez entiende que si va con plancha y marcado riesgo sobre el físico de Gianunzio tampoco pasará nada. Pero no. Bresba decide meterse en el partido y sanciona infracción con amonestación para el lateral derecho de la visita. Los riesgos de darle una desmedida continuidad y de no estar al 100% dentro del partido, algo que es lamentablemente frecuente en el estilo de conducción de Bresba. Le dio rienda suelta a la brusquedad y Monserrat bien pudo haber lesionado feo a Gianunzio.

ACERTADA DECISIÓN
AR 7

43’PT: Le cae a un toque la pelota a Ortiz y Monserrat despeja chocando hombro a hombro. Esta acción fue protestada pero fue lícita.

ESTÚPIDA DOBLE AMARILLA
AR 8
10’PT: Ortiz construye una pared en la salida y Elías Martínez (de olvidable partido) lo cruza muy a destiempo. Es amarilla. Como ya tenía una, ve otra y se va rápido al vestuario.

MARTÍNEZ, AL IGUAL QUE HUMBERTO VEGA
AR 9
10’ST: Vuelve a repetirse lo de Humberto Vega. Martínez se “escapa” ante el tumulto que sus compañeros general alrededor de Bresba, y un minuto después el Juez debe corretear al lateral para mostrarle la nueva amonestación y luego la tarjeta roja, previa amonestación de Ezequiel Rodríguez por la airada protesta. Esto no le puede seguir sucediendo a Bresba, alguien deberá trabajar con este Juez esta cuestión y observárselo porque –insisto- genera que los jugadores no lo respeten dentro del terreno de juego.

EL SHOW DEL MONCHO
AR 10
Del 42 al 44 ST: Casi dos minutos tardó Monzón en irse del terreno de juego desde que Bresba lo expulsó. Pícaro, el “Moncho” se sumó al poco respeto que logró despertar el Juez Principal entre sus dirigidos y le “manejó” su expulsión. Monzón sabe que puede retirarse por detrás del arco, pero se dio el gustito de seguir consumiéndole tiempo al encuentro ingresando al terreno. En este aspecto, flojísimo lo de Bresba en toda la tarde.

LA TARDE DEL PRIMER ASISTENTE

LA CONTINUIDAD EN EL JUEGO
AR 11
16’PT: Desábato va a buscar la pelota que se había perdido por la línea final pero un alcanzapelotas le tira otro balón para que haga rápido el saque. Galeano se involucra y colabora para darle continuidad al juego, indicándole al golero que otro balón ya se encuentra dispuesto para ser jugado.

POLÉMICA BIEN INTERPRETADA
AR 12

27’ST: Peláez remata dentro del área y la pelota rebota en Monserrat, habilitando a Campozano. Bien el Asistente, bien Bresba.

OTRA CORRECTA INTERVENCIÓN
AR 13
30’ST: A Romero le agarra uno de tantos ataques de habilidad improductiva y comete infracción. Bresba se encontra con buena visual, pero se produce a instancias del Segundo Asistente, quien no duda en sancionarla. Un buen y claro ejemplo de cuándo intervenir como Asistente en el cobro de infracciones, de manera medida y efectiva para que no se desdibuje la actuación del Juez Principal.

LA TARDE DEL SEGUNDO ASISTENTE

INDECISO TIRO DE ESQUINA
AR 14
18’PT: Rodrigo Alonso trata de evitar que Daniel Vega le gane la posición, pero se lleva por delante la pelota, produciéndose tiro de esquina. El que termina sancionando el tiro de esquina es Sebastián Bresba, no Tebele, quien al ver la sanción de su Juez Principal decide marcar el ángulo del córner.

Rodrigo Alonso no queda conforme con lo actuado. Toma el balón y le realiza gestos inapropiados al Juez Asistente cuando Bresba no lo veía. Mal por el defensor (aparte capitán), mal por el Juez Principal que debió seguir la acción y al menos advertir.

Por Juan Pablo Cuello Morales

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here