Querido ascenso. Una gran cantidad de donaciones de socios e hinchas de Platense fue derivado a la ciudad afectada por las inundaciones. Allí los recibió Claudio Spontón, ídolo Calamar y actual técnico del local Defensores.

Querido_ascenso-Platense-Defensores_de_Salto-Claudio_Sponton_CLAIMA20150818_0277_28
Platense se sumó a las múltiples campañas de solidaridad para colaborar con los damnificados por las recientes inundaciones que castigaron a varias localidades argentinas, Y la generosidad calamar se volcó hacia Salto, ciudad ubicada al norte de la provincia de Buenos Aires y distante 200 kilómetros de la Capital, donde está desarrollando su actividad profesional uno de sus ídolos: Claudio Ariel Spontón, técnico de Defensores de Salto, entidad que compite en el Torneo Federal B. A través del programa Platense Ayuda se juntaron una importante cantidad de alimentos no perecederos, ropa, mantas y frazadas, elementos de limpieza y otros artículos. Y el domingo pasado partió la caravana humanitaria a Salto.

El Club Defensores de Salto, fundado el 5 de agosto de 1922 y conocido como El Loro (por sus colores verde y amarillo), flamante hexacampeón de la Liga y recordado por su gran campaña, consagrándose campeón invicto, en el Torneo Argentino C 2007, se convirtió en el punto de partida de la carrera solista de Spontón como entrenador. El ex delantero había cosechado experiencia integrando los cuerpos técnicos de Marcelo Espina, Juan Amador Sánchez y Gabriel Schurrer, asumió en Defensores a comienzos del año pasado y viene reiterando triunfos y alegrías al frente del plantel que ocupa una buena ubicación en el presente Federal B.

«La gente de Platense quería colaborar, y como veían que lugares como Luján y Mercedes iban a ser ayudados masivamente por una cuestión de cercanía, eligieron Salto considerando que yo estaba dirigiendo acá. Me llamaron y se vinieron con lo mucho que juntaron, los esperé y fuimos a nuestra cancha, donde hay evacuados y personalmente les entregaron a esas familias lo que necesitaban», le contó Spontón, desde Salto, a Clarín. Agregó que «como eran tantas las donaciones y les quedaron cosas sin repartir, los directivos de Defensores los contactaron con el intendente Oscar Brasca, que los recibió en el centro de acopiamiento y allí dejaron el resto de lo juntado».

Spontón, nacido en la santafesina ciudad de Malabrigo hace 47 años, se inició en Platense y fue parte de las épocas felices en Primera División. Aunque luego su carrera lo transplantó a una larga serie de clubes, en nuestro país y en Latinoamérica, el rubio puntero izquierdo desequilibrante y ser humano de gran corazón, quedó incorporado al eterno cariño de Platense, donde jugó 132 partidos y metió 31 goles en tres etapas: 1987-91, antes de ser transferido a River Plate; 1994, cuando regresó tras jugar en San Martín de Tucumán y Unión Española de Chile y 1997-99, antes de emigrar a Toluca de México y pasar por Lanús y Deportivo Español. Sus últimos destinos fueron Gimnasia y Tiro, Alianza Lima, Olimpo, Instituto, Acassuso y Estudiantes de Rio IV. Sin embargo los colores que le quedaron marcados a fuego son el marrón y blanco de Platense. En ese corazón que ahora recibió la alegría de una ayuda desde el club de sus amores.

Por Guillermo Tagliaferri (Diario Clarín)