El Club Social y Deportivo Tristán Suárez será el escollo que deberá superar el «Calamar» en su irregular carrera por tratar de lograr ese negado ascenso a la divisional «B» Nacional.

11127753_458488424307969_113798748249994298_n

Cómo llega al partido ante Platense

Rival directo en la lucha por permanecer dentro del grupo de equipos que actualmente se encuentra clasificando para el Torneo Reducido, el «Lechero» marcha quinto en el Campeonato tras sumar 43 puntos en 29 partidos, producto de 12 victorias, 7 empates y 10 derrotas, marcando 37 goles y recibido 30.

En condición de visitante, su torneo es claramente más irregular, ya que solamente obtuvo 17 de los 42 puntos disputados hasta el momento, producto de 5 victorias, 2 empates y 7 derrotas, habiendo marcado 16 goles y recibido 19.
Viene de sufrir dos derrotas consecutivas. La primera, tras su visita a Defensores de Belgrano (0-1), y la reciente más dolorosa, puesto que se produjo en su casa y ante el insípido Villa San Carlos por 2-3.

De hecho, en tal condición la última vez que logró imponerse fue ante el colista U.A.I. Urquiza por 2-0, por la Fecha N° 22, el 5 de Julio de 2015 (arbitraje del Sr. Julio Barraza) Fuera de casa, el «Lechero» solamente pudo ganarle a la U.A.I., a Colegiales, al Deportivo Español, al Sportivo Italiano y a Villa San Carlos, todos equipos que protagonizan mediocres, malas y muy malas campañas.

Viejas caras conocidas

10320336_458494817640663_6205181146668556544_n

Tristán Suárez cuenta con varios ex «Calamares» dentro de sus filas. Por supuesto, su entrenador es el Sr. Pedro Damián Monzón (23/02/1962, Goya -Corrientes-), aquel que con su particular filosofía (la cual describimos como «Monzón Style») condujo al «Calamar» a disputarle el Torneo 12/13 a Villa San Carlos hasta el final.

Dentro de sus filas encontramos a dos jugadores que han defendido nuestros colores. Uno del cual se guardan buenos recuerdos y otro que tuvo que irse apresuradamente durante el desarrollo del Torneo 13/14.

El primero de ellos es Facundo Ignacio Diz. El nacido en Navarro (Buenos Aires) el 16 de Abril de 1979 tuvo dos pasos por Platense. El primero de ellos fue durante el primer semestre del año 2009, reforzando a un «Calamar» que se salvó angustiosamente del descenso en la última fecha del Torneo de la «B» Nacional 2008/09. Sus 9 goles en 18 partidos fueron decisivos, y le permitieron regresar al «Marrón» para formar parte del plantel del Torneo 2010/11 de la «B» Metropolitana, donde disputó 37 partidos y solo pudo marcar 4 tantos.

Por tanto, resume su participación en Platense con 55 partidos y 13 goles. En Tristán Suárez lleva ya 17 goles en similar cantidad de encuentros, y fue acercado para formar parte del «megaplantel» conducido por Ricardo Caruso Lombardi durante el «Transición 2014» y que se quedó a las puertas del ascenso ante Villa Dálmine. Actualmente, Facundo Diz es el goleador de su equipo con 8 conquistas.

En tanto, Facundo Talín no es bien recordado por Vicente López. Si bien había tenido un aceptable Torneo durante el desarrollo del Campeonato 2012/13 (38 partidos y 7 goles, un número muy alto para un defensor), el desgaste que se venía produciendo tanto en el seno del plantel como dirigencialmente hizo que tras 23 partidos y 3 goles tuviese que abandonar la Institución junto al delantero Sebastián Matos y al también defensor Gonzalo Peralta.

En el caso particular del «Pelado», ciertas actitudes y su participación protagónica en el polémico film «Fulboy» (filmado durante las concentraciones de aquel plantel mientras se jugaba el ascenso durante la etapa final del Torneo 12/13) Talin se encuentra integrando el plantel de Tristán Suárez desde el «Transición 2014», y actualmente no es titular. Nacido el 27 de Mayo de 1985, se destaca que surgió de las inferiores «Lecheras» aunque su debut como profesional se produjo en Nueva Chicago.

Necesario refuerzo
Sandoval y ScamporrinoCon respecto al plantel que venciese a Platense durante la pasada rueda, debe decirse que ante la grave lesión del delantero Luis Silba, Tristán Suárez hizo uso de la opción de poder incorporar a un futbolista de reemplazo en sus líneas. Monzón se inclinó por el zurdo mediocampista Abel Sandoval, a quien ya había dirigido en Flandria. Nacido un 23 de Junio de 1989, debutó en el «Canario» en el año 2008, permaneciendo allí hasta el 2012. Luego jugó en Los Andes y Colegiales hasta regresar a Jáuregui durante el año pasado. Suma 153 partidos y 8 goles, y es representado por GFM, empresa de representantes de jugadores integradas por los simpatizantes «Calamares» Juan Ignacio y Roberto Raúl Goris.

Qué esperar del rival
Monzón y sus dirigidos sufrieron un duro revés en la pasada fecha al perder en su estadio ante Villa San Carlos. Víctima de su estilo, los rivales comienzan a pagarle con la misma moneda y entienden que jugarle a Suárez significa tratar de hacerle un gol y refugiarse, tratando de mantener el juego lejos del área propia para no propinarle en lo aéreo una chance a Diz de poder marcar un gol. Por supuesto que para cualquier rival de Suárez, caer en desventaja rápidamente es una verdadera pesadilla, puesto que el esquema de equipo corto, concentrado y cercano al área penal hace prácticamente imposible poder entrarle con juego asociado, debiéndose apelar a una catarata de centros.

La clave estará entonces en mantener en «0» el arco propio (algo que a Anselmo le preocupa y mucho) y ver cómo se llega al área rival. La defensa ha mostrado severas desatenciones en los últimos encuentros y jugar al error y al nerviosismo del rival no sería descabellado, teniendo en cuenta que el rival ha sufrido un total de 9 expulsiones a lo largo del campeonato.

Sin lugar a dudas, y teniendo en cuenta a la estadística (siempre que estos equipos jugaron en Vicente López nunca empataron), esperamos que este encuentro logre ser abierto. Si los tres puntos quedan en casa, habremos superado al «Lechero» en la tabla con la posibilidad de poder meternos en la lucha definitiva por acortar distancias sobre los líderes, o bien posicionarnos en lo más alto de los que clasifican al Reducido para tratar de hacer valer la «ventaja deportiva» que repartirá dicha definición en instancias decisivas.

Por Juan Pablo Cuello Morales

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here