Daniel Vega dialogó con la prensa tas el empate por 1 a 1 ante Almirante Brown en Isidro Casanova. El Trapo anotó el único gol del Marrón, pero también pudo ampliar la ventaja por intermedio de un penal que le tapó Bruno Centeno.

A 41
«Hay que sacar las cosas positivas pero yo me voy re caliente. Tuve el triunfo en mis pies y fallé el penal que fue clave para el desarrollo del partido. Fue injusto el haber empatado porque en el primer tiempo fuimos muy superiores, ellos tuvieron un par de aproximaciones, pero encuentran el empate en un tiro libre maravilloso del Rengo (Díaz), que tiene una jerarquía poco común en esta categoría y es de los jugadores que marcan diferencia. Creo que estamos generando una identidad nueva en el equipo  futbolísticamente», afirmó el delantero para abrir la charla a la salida del vestuario visitante en Isidro Casanova.

Luego del partido, Román Díaz y Ricardo Kuzemka (DT de Almirante) mencionaron el gran trabajo que hizo Platense en el primer tiempo y como se cayó en el segundo. Ante esta afirmación, el «9» opinó:«Es un mal que tenemos hace rato. Estamos tratando de tener mayor posesión, de hacer más circulación de pelota para que no se note tanto esa merma. Igual, en el segundo tiempo tuvimos aproximaciones claras. Pero bueno, te repito, ellos lo que aprovecharon muy bien es la jerarquía en la pegada de dos cracks, Román y el Rengo son de otra categoría. Encontraron un tiro libre, empataron y se llevan un punto. Nosotros perdemos dos, pero futbolísticamente estamos volviendo a ser lo que tenemos que ser. Yo, por lo menos, me siento mucho mejor».

El Trapo volvió a convertir después de una rueda y todavía se está acomodando, luego de algunas semanas complicadas, en las que se dudó de su continuidad:«Estoy feliz, sabes la angustia que era no poder renovar el contrato. La evidencié la ultima vez que jugué de local. El haber renovado aunque haya bajado tanto el sueldo, que haya resignado tantas cosas, no me interesa. Yo quiero jugar acá, en Platense. Estoy feliz. Salí a la cancha, volví a jugar con la «9», no puedo pedir más. Necesitaba ese voto de confianza, que no se me venía dando, que no me lo querían dar, que lo único que me hacían sentir era que estaba demás. Vino un técnico nuevo, me habló lo que yo necesitaba escuchar, los dirigentes me dieron la confianza y yo me amoldé al club», sentenció Vega.

Al delantero le toca vivir una diferente realidad a cuando volvió al club bajo la presidencia de Pedro Vilariño. Sobre este panorama se refirió al decir:«Sé que no es la misma situación con la que vine, pero en las malas yo también quiero estar. Cuando volví era ideal todo, era un ascenso casi seguro y hoy ¿por qué me quiero ir? si yo soy feliz acá aunque estemos mal, aunque el club diga que estamos en ruina, lo que sea yo quiero jugar acá. Yo más feliz no puedo ser. Le dedico este momento a  mi familia, festeje con el «4» porque ahora somos cuatro en mi familia. Voy a ser papá en febrero. Mi mujer está embarazada de dos meses y me enteré el día del padre así que estoy muy feliz».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here