Preocupante resulta ser la actualidad tanto estadística como futbolística para Villa San Carlos. Los magros resultados obtenidos lo depositan en la anteúltima ubicación de la tabla, solo por encima del colista UAI-Urquiza, tras sumar 25 puntos en 27 partidos disputados, producto de 5 victorias, 10 empates y 12 derrotas, convirtiendo tan solamente 21 goles y recibiendo 31.

10408501_453805778109567_5225523650575655495_n

La situación que atraviesan los de Berisso los está llevando lenta e inexorablemente a enflaquecer su promedio con vistas a la próxima temporada. En lo que va de la presente, en su estadio la estadística se reparte entre 3 victorias, 7 empates y 3 derrotas, y aquí encontramos el dato: aunque no pierde mucho en su casa, le cuesta (y a horrores) poder ganar allí.

En la general, Villa San Carlos hace 7 partidos que no gana, sumando 3 empates y 4 derrotas con 4 goles a favor y 10 en contra. Pero si uno analiza el rendimiento en el «Sálice», el número se transforma caprichosamente en un invicto de 8 partidos sin derrotas, sumando los únicos tres triunfos y 5 empates. Hace ¡4 meses! que Villa San Carlos no pierde en su cancha. La última vez que sucedió eso fue el 28 de marzo de 2015, derrota 1-3 ante Tristán Suárez por la Fecha N° 8, con arbitraje del Sr. José Carreras.

Si hablamos de esas tres victorias, las mismas se dieron prácticamente al hilo y por el mismo resultado (1-0): Fecha 16 ante Flandria, Fecha 18 ante Brown de Adrogué y Fecha 20 ante la UAI-Urquiza, la que resultó ser el último grito de triunfo del «Barrillete», el pasado 20 de junio.

Sus goleadores son, precisamente, el «tridente» de ataque que suele disponer el Sr. Ingrao fecha tras fecha: Emanuel Barbosa marcó 6 goles, y 3 se reparten el norteamericano Kevin Hoyos y Nahuel Figueredo (quien, en realidad, hace las veces de enganche).

Dentro del marco de las «caras conocidas», actualmente en Villa San Carlos no encontramos jugadores que hayan revestido pasado en Platense, como en algún momento lo fueron nombres tales como Silvio Duarte y Javier Menghini. En tanto, en el «Calamar» encontramos al volante central Leonardo Morales y a los delanteros Pablo Miranda y Cristian Campozano.

Por Juan Pablo Cuello Morales

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here