Diego Molina Fariña es el máximo artillero de la Reserva de Platense. El volante diestro se asentó hace rato como titular y es una de las piezas claves para este conjunto de Jorge Brandoni que mantiene su invicto de 7 partidos y se ubica 5to en el campeonato.  El ex Banfield pide pista..

Molina Fariña
Diego Molina Fariña es el hombre del momento en Platense. El volante tiene un gran presente en Reserva (es el goleador Calamar) y por eso presiona para ganarse un lugar en la Primera. Él y Leandro Kuszko fueron separados desde el alejamiento de Sebastián Méndez y ahora son piezas claves en el equipo de Jorge Brandoni que lleva una racha de 7 partidos invictos y se ubica quinto en la tabla.

No fue para nada prospero el arranque del año para el volante de 22 años. Sin lugar en Primera, debió conformarse con ganarse el puesto en el equipo de Reserva que se formó para este campeonato. En la primera fecha fue suplente e ingresó unos minutos en la victoria 2-0 contra Almirante Brown. El mismo lugar le tocó ocupar ante Estudiantes (0-1) y Riestra, partido en el que le cambio la cara al equipo desde el banco siendo determinante para que Platense lograra el empate y luego busque la victoria (terminó 1-1).

De allí en más, Molina Fariña fue titular en 12 de los últimos 13 partidos. Al igual que el equipo, el nivel del mediocampista fue de menor a mayor. No logró ser determinante en las primeras fechas y hasta se ganó una roja contra Barracas (1-3) que lo dejó fuera del partido vs Defensores. Sin embargo, el destape del nacido en el partido de Almirante Brown se dio a partir de la fecha 12. Desde ese encuentro ante Italiano llegaron los goles. Con la «10» y en posición de armador Molina Fariña marcó un doblete en el triunfo 3-0 y dio el primer paso de una extensa gesta de gritos.

Más tarde, inicio una seguidilla en la que anotó en el triunfo 2-1 contra Comunicaciones, 3-2 ante Atlanta, 3-0 vs Flandria y finalmente hizo un doblete en el 3-1, el último miércoles, enfrentando a Colegiales. Así, logró llegar a 7 goles en el torneo y 5 tantos en 4 fechas, lo que obligó a Pedro Bocca a convocarlo en Primera. Igualmente, estos números no le generaron grandes chances al ex Banfield que todavía (en lo que va del torneo) no jugó ni siquiera un minuto y solo se tuvo que conformar con ir al banco en un par de ocasiones. Aún así, mañana será una de las alternativas en los relevos Calamares en Adrogué, deseando poder tener unos minutos para demostrar que no solo en Reserva tiene un buen momento futbolístico.

Por Ignacio Zabalza