La victoria por 2 a 1 de Platense ante Comunicaciones dejó varias cosas para analizar. El Marrón lo ganó bien y por eso volvió a la zona de Reducido. 

A 23
En este espacio repasaremos, punto por punto, las claves para explicar la victoria de Platense:

Resistir y golpear: En el comienzo del partido fue Comunicaciones quien tomó la iniciativa y se instaló en el campo visitante gracias a la actividad de Diego Staino y Javier Pintos. Lo cierto es que, lentamente, el Marrón se fue asentando en el terreno y en el momento de más pasividad tiró la piña; fue así como Agustín Palavecino recibió de Diego Romero y marcó el 1-0.

Pieza por pieza: Así planteó el encuentro, tácticamente, Pedro Bocca. En la segunda mitad al darse cuenta que Comu cruzaba centros desde la banda derecha puso a Leonardo Morales para tapar y a Jonathan Bustos, que metió el pase en el gol de Maximiliano Ferreira, y Cristian Zarco para darle juego al equipo por el sector preferido para lastimar del Cartero. Así, como si fuera un juego de ajedrez, acomodó sus piezas dentro del campo el DT de Platense.

Mantiene una fortaleza: No se puede pasar por alto, nuevamente, el rendimiento del mejor sector del equipo en las últimas fechas: la defensa. Ya desde la actuación de Ezequiel Mastrolía se puede ampliar a lo que fueron los demás. El «Mono» respondió siempre seguro, descolgando, saliendo, ordenando y sin dar rebote. Una constante del arquero a lo largo de este torneo. Los demás también respondieron de gran forma, como caudillo, Sebastián Lamacchia sigue siendo quien da el toque de calidad acompañado por Walter Gómez, en la saga, Ferreira, que marcó el 2-0 y Juan Infante, quien desde su mediana regularidad se ganó un lugar.

Lo ganó desde los papeles: Para Bocca es tan importante la táctica que ya se imaginaba cómo ganar el partido desde los papeles. Con su pizarrón (que guarda Mariano González en los partidos) diagramó cómo se tenía que parar el equipo. A veces, analizar tanto al rival hace que Platense pierda libertad y espontaneidad para con su propio juego. Es por eso que todavía no pudo ganar por dos goles en lo que va del torneo. Todo es mínimo, cualquier movimiento es previamente analizado y consultado. Todo es muy fino, Bocca lo sabe. Con él, el Marrón va a ganar así, casi mecánicamente, sin florearse, bien al estilo de la categoría.