El equipo de fútbol Senior de Platense no pudo ante River Plate y cayó 4 a 1 en la cancha auxiliar del Monumental por la fecha 4 del Torneo 2015. Ariel Ortega jugó para el «Millo» y marcó el tercer tanto. Gran experiencia para este prematuro conjunto Calamar.

Se 2

Era el partido esperado para el conjunto dirigido por Cacho Espina, no solo por la dimensión del rival sino por la expectativa que había generado en el pueblo Calamar. Platense de nuevo entre los grandes del fútbol argentino.

Ya es una costumbre la gran concurrencia de público en estos encuentros. Amílcar Ivanovic, aquél recordado mediocampista derecho, estuvo acompañando al equipo y piensa sumarse al proyecto.

El Calamar formó con: Serrano, Asula, Disanzo, Bocca, Castro, Galmarini, Ojeda, Villoldo, Lazarte, Hanuch y Coppola.

Se 1

La primera etapa fue toda de River. «La Banda» fue comandada por su «10», el Burrito Ortega, que se paró como enganche y mostró sus toques de distinción. La primer pincelada fue para Borreli y culminó en el gol de Esteche. Después, participó en el gol de Javier Alonso y para cerrar su gran primera parte se hizo cargo del penal y definió con categoría para sentenciar el resultado. Coppola pudo descontar para el Calamar pero intervino muy bien el arquero local para que su equipo se vaya a los vestuarios con un 3 a 0 a favor.

En la segunda mitad, hubo varias modificaciones en el equipo de Cacho Espina. Ingresaron Míguez, Chalupp, Torre Spika, Lebreo, y el debut del querido goleador Adrián Coria. Igualmente a los 10 minutos, otra vez «Javi» Alonso, tras una gran habilitación de Ortega, puso el 4 a 0.

Platense tuvo el descuento luego de una buena jugada individual de Chalupp que dio en el palo, también con Ale Lebreo que con un potente remate tampoco pudo descontar; Cuando restaban 12 minutos para el final, Hanuch sacó un muy buen centro y dejó solo a Coria, que con un cabezazo concretó el único gol Calamar de la noche. Párrafo aparte para el «Turco», que jugó un partidazo, con rapidez mental, picando, bajando y limpiando siempre dos o tres hombres cuando tomaba el balón. Fue la manija del equipo y demostró estar intacto.

En el final, como consuelo, Haddad le atajó un penal, volando sobre su izquierda, al “Mencho” Medina Bello. Esto recién empieza y hay mucho por crecer en este lindo proyecto denominado Platense Senior.

Por Juan Manuel Chalupp

Platense Senior «La Leyenda Continúa»