Platense perdió 1-0 con Tristán Suárez por la fecha 9 de la Primera B Metropolitana. Hugo Zarco, a los 43 de la etapa inicial, estampó el único grito de los de Pedro Monzón. El Marrón no pudo extender su racha de cinco partidos invicto y ahora deberá poner la cabeza en Morón.

A nota

El “Calamar” volvió a caer derrotado tras una breve racha que arrastraba de 5 partidos sin reveses. Es la primera vez en este torneo que el conjunto de Saavedra pierde fuera de casa. Tristán Suárez fue esta vez el victimario, que consiguió vencer en Ezeiza tras la conquista de Hugo David Zarco, a un minuto del final de la primera parte. El local se refugió, le cedió campo y pelota al Marrón, pero este no tuvo la claridad ni la suerte necesaria para torcer la historia. Ganó el “Lechero”, inmerecidamente, pero así es el fútbol, y así también son los planteos ya conocidos del entrenador Pedro Monzón, quien estuvo al frente de Platense un par de temporadas atrás… “gol a favor y a defender en tu propio campo…”.

El equipo que puso Pedro Bocca en el campo de juego hacía pensar en un esquema ofensivo, con tres delanteros, tres mediocampistas y una línea de cuatro ya conocida en el fondo. Sin embargo, a medida que corrían los minutos, el “Calamar” parecía refugiarse más en un 4-5-1, alternando como únicos delanteros de punta momentos de Chavarri, Vega y Miranda. Claramente ninguno se sentía cómodo jugando retrasado en su posición, teniendo que acoplarse al mediocampo junto con Ortíz, Morales y Gianunzio… todo muy extraño, novedoso, pero poco efectivo. Los de Saavedra no llegaron al arco en toda la primera parte. Muchos delanteros pero sin conexión en los volantes, el once inicial quedaba parado con el “Mono” suelto por el medio, entre los dos tapones, Chavarri y Miranda a los costados muy a destiempo en el ataque.

Defensivamente el equipo estaba bien parado, muy cauteloso y atento como siempre. El mediocampo aguerrido y lleno de jugadores le hacía imposible al local generar situaciones de peligro y avanzar con pelota dominada. Todo era el bochazo para Facundo Diz, que pivoteaba lejos del área, aunque lo hacía muy bien y permitía jugar a su equipo, distribuyendo y abriendo la cancha hacia los costados. Buenas tareas de Humberto Vega y Juan Infante por los laterales, aunque no cruzaban la mitad de cancha, lo que hacía pensar a las claras, de que el marrón priorizaba el juego defensivo, por sobre el ataque, pensando poco en el arco rival, y mucho en los relevos defensivos para tomar las marcas.

Sin embargo, cuando el encuentro carecía de llegadas a los arcos, la única acción de peligro del primer tiempo terminó en gol a un minuto de finalizar. Hugo David Zarco cabeceó bombeado un centro desde la derecha, e infló las redes con un potente testazo al segundo palo. Nada que hacer para Mastrolía, que hasta allí no había entrado en contacto con el balón.

Todo cambiaría a partir de ese momento. Cuando los equipos volvieron para jugar la segunda mitad; el Marrón plantó un poco más arriba a todos sus volantes. Mandó a Miranda a juntarse con Vega, y le ordenó a los defensores laterales que cruzaran la mitad de cancha para dar una mano en el ataque, y ser opción ofensiva en la creación de juego. Pedro Monzón, como es habitual en su planteo táctico, le cedió la pelota al rival, y retrasó su línea del medio, la mandó 20 metros más atrás y apostó a la contra, con los solitarios Facundo Diz y Lucas Farías. Por momentos el “Lechero” se replegaba con sus once jugadores en su propio campo, y la visita aprovechaba metiendo más gente arriba, aunque las situaciones de peligro eran contadas con los dedos de una mano.

Bocca mandó un par de variantes tácticas; metió a Agustín Palavecino en lugar de Gianunzio, para darle aire fresco al mediocampo y mayor vocación ofensiva. Luego hizo ingresar a Cristian Zarco por Juan Infante, y por último Maximiliano Ferreira volanteando por derecha en lugar de Ricardo Chavarri. Cambios osados; el DT se la jugó, y en eso estuvo muy bien… tenía que quebrar una línea de 8 que puso el “Moncho” casi a la altura del área grande. Es cierto que meter gente sin meter ideas no te asegura ningún resultado, pero es que el partido se prestaba para ello, por como lo planteó el rival. Daniel Vega tuvo dos chances claras; en una eludió a Beltramella y definió afuera, luego metió en cabezazo hacia atrás y el uno alcanzó justo a enviarla al córner. Además a “Trapo” le anularon un par de goles por posición adelantada (el primero muy fino y dudoso), y finalmente Pablo Miranda fue quién tuvo la más clara, cuando encaró mano a mano ante la salida del portero, y definió cruzándola al segunda palo pero sin darle la rosca necesaria para que el balón haga lo comba hacia adentro.

El resultado no se movería del 1-0, y el local se alzaría con la victoria… inmerecida por lo hecho en el complemento. Quizás el empate hubiese sido el resultado más claro, pero no por mérito del marrón, sino por propia negligencia del “lechero”, que se metió atrás resignando el ataque, cómo ya es conocido del planteo del DT rival.

Lo cierto es que Platense no hizo las cosas bien en Ezeiza, cuando el partido estaba empardado, nunca llegó al arco, y con el cambio futbolístico de Tristán Suárez, tras anotar el 1-0, el “Calamar” tuvo la pelota, el dominio del campo de juego, y las opciones de gol más claras. Pero ¿Qué pasaba si Tristán Suárez metía el gol sobre el final del complemento? Muy probablemente estaríamos hablando entonces de un fútbol que se asemeje más a lo hecho durante el desarrollo de la primera parte, escaso y aburrido.

Para el próximo encuentro ante el Deportivo Morón podrá volver Diego Romero, suspendido por dos fechas ante VSC. Veremos si con él el equipo recupera el juego en el medio, la claridad en el traslado del balón por abajo, y la vocación ofensiva que se ausentó y que tanto le hizo falta al “Calamar” en estos últimos partidos.


Síntesis del partido

TRISTÁN SUÁREZ (1): 1 Mauro Beltramella; 4 Matías Molina – 6 Rodrigo Alonso – 2 Ezequiel Vicente – 3 Juan Cruz Huichulef; 5 Leonardo Melián – 11 Hugo Zarco – 8 Ezequiel Rodríguez – 7 Juan Cruz Careaga; 10 Lucas Farías y 9 Facundo Díz. DT: Pedro Monzón.

PLATENSE (0): 1- Ezequiel Mastrolia; 4 Humberto Vega – 6 Walter Gómez – 2 Sebastián Lamacchia – 3 Juan Infante; 5 Emiliano Gianunzio – 7 Leonardo Morales –– 10 Walter Ortíz; 8 Ricardo Chavarri – 11  Pablo Miranda y 9 Daniel Vega. DT: Pedro Bocca.

GOLES: Hugo Zarco (43’PT | TRI | 1-0)

AMARILLAS: Humberto Vega (PLA) / Leonardo Morales (PLA) / Rodrigo Velez (TRI)

ROJAS: No hubo

CAMBIOS: Nicolás Monserrat x Rodrigo Alonso (26’PT | TRI) / Agustín Palavecino x Emiliano Gianunzio (15’ST | PLA) / Rodrigo Velez x Hugo Zarco (17’ST | TRI) / Cristian Zarco x Juan Infante (25’ST | PLA) / Maximiliano Ferreira x Ricardo Chavarri (28’ST | PLA) / Federico Barrionuevo x Lucas Farías (33’ST | TRI).

ARBITRO: Paulo Vigliano (Bien)

CANCHA: 20 de Octubre (Tristán Suárez)

Por Maximiliano Goweznianski