Ignacio Romani, la figura del equipo de Básquet de Platense en los Playoffs, habló de la gran victoria ante Temperley y cómo se prepara para el próximo partido.

55415963aaf00

Ignacio Romani habló con El Argentino Zona Norte luego de la gran victoria ante Temperley que puso al Calamar a un paso de la final regional del Torneo Federal de Básquet.

«Le ganamos a dos equipos que nos plantearon el juego distinto. Contra Unión Vecinal se nos complicó poner la bola abajo del tablero. En esta serie nos sentimos más libres y pudimos jugar más con los internos», afirmó Nacho para abrir la charla.

Romani, fue clave con su ingreso el pasado martes cuando Platense le ganó 92-75 a Temperley para poner la serie 2-0 y obligar a ganar al Gasolero para seguir vivo. Del encuentro que se jugará el próximo domingo en Turdera el base comentó:«Sabemos que va a ser distinto, porque la localía pesa en los árbitros y en el público. Ojalá que sea como los de casa, pero creo que va a ser un partido cerrado y físico, peleado hasta el final y no hay que desesperarse si nos toca ir abajo».

Al «5» le tocó arrancar en el banco en los últimos partidos por tener en su puesto a alguien como Lucas Gornatti. Igual, cada vez que ingresa marca la diferencia:«Tengo adelante a un gran jugador como Lucas Gornatti, y trato de aportar lo físico más que lo táctico. No soy un base tan cerebral, mi rol es darle descanso a Lucas y revolucionar el juego», sentenció el Demonio.

Romani sabe lo que son las presiones de jugar en Platense, viste la marrón y blanca desde el 2011 y fue el gran estandarte del ascenso ante Náutico Hacoaj en River. Por eso, por su actitud, electricidad y carisma se metió en el bolsillo al público Calamar desde hace rato:«Lo de la gente es increíble y yo me siento como en mi casa. Llegué cuando estábamos en Primera A de Capital y ahora vamos por el Torneo Nacional de Ascenso. Para eso trabajamos todo el año jugadores, cuerpo técnico y dirigentes», finalizó Nacho.

Por Pablo Andisco