La Justicia falló a favor de Platense y Argentinos deberá pagarle más de cinco millones de pesos en concepto del 35% de la transferencia de Markic al Bari de Italia, hecha hace 16 años. El actual AC de Arruabarrena había pasado del Calamar al Bicho en 1990.

41

Y finalmente un día, 16 años después de haberse consumado el hecho, la Justicia falló a favor de Platense.

En Vicente López no pueden creerlo: la interminable pugna se ha terminado. Este miércoles se dio a conocer la resolución que tomó la Justicia en relación al conflicto entre Platense y Argentinos por la venta de Diego Markic al Bari de Italia, llevada a cabo en 1999. ¿Qué se dictaminó? Que la institución de La Paternal deberá abonarle $5.255.223,27 al Calamar en concepto del 35% que omitió pagarle en aquel entonces.

La historia es así. Markic pasó de Platense a Argentinos en 1990, con edad de Inferiores, y en el contrato se incluyó una clásula que obligaba al Bicho a darle a Platense el 35% de una futura venta. Nueve años después el actual ayudante de campo de Arruabarrena fue transferido al Bari en USD2.350.000, pero jamás le reconoció el porcentaje al Calamar. El caso pasó en 2006 a la Justicia ordinaria.

En primera instancia los tribunales de San Isidro fallaron a favor Argentinos, pero Platense apeló y la Cámara dio por válido el acuerdo que antes había sido rechazado, sentenciando al Bicho a pagarle la suma correspondiente a ese 35% que figuraba en el contrato. Entonces en La Paternal decidieron apelar, aunque no tuvieron suerte: fue rechazado en el último fallo de Cámara, el pasado jueves 9 de abril de 2015. Ya sin más instancias, a Argentinos no le queda otra que poner la plata. Y el Calamar, claro, está en su tinta.

LA RESOLUCION COMPLETA:

En la Ciudad de San Isidro, Provincia de Buenos Aires, a los 9días de Abril de 2015, se reúnen en Acuerdo los señores Jueces de la Sala Primera de la Cámara Primera de Apelación en lo Civil y Comercial del Departamento Judicial de San Isidro, Dres. Hugo O.H. Llobera y Carlos Enrique Ribera (artículos 36 y 48 de la ley 5.827), para dictar sentencia interlocutoria en el juicio: «CLUB ATLETICO PLATENSE C/ ASOCIACION ATLETICA ARGENTINOS JUNIORS S/ INCUMPLIMIENTO DE CONTRATO -SUMARIO-» y habiéndose oportunamente practicado el sorteo pertinente (arts. 168 de la Constitución de la Provincia de Buenos Aires y 263 del Código Procesal Civil y Comercial), resulta que debe observarse el siguiente orden: Dres. Ribera y Llobera, resolviéndose, plantear y votar la siguiente:

CUESTIÓN:
¿Es justa la resolución apelada?

VOTACIÓN
A LA CUESTIÓN PLANTEADA EL DR. RIBERA, DIJO:
I. A fs. 576/577 se aprobó la liquidación practicada por la actora a fs. 550/551 por la suma de $ 5.255.223,27 y se impusieron las costas en el orden causado.

Esta resolución fue apelada por la demandada (fs. 580) y por la actora (fs. 599).

La demandada al fundar su recurso (fs. 593/595), sostiene que, no habiéndose especificado en la sentencia dictada a fs. 480/492 cuál de todas las tasas pasivas del Banco de la Provincia de Buenos Aires corresponde aplicar al presente, debe realizarse el cálculo conforme a la tasa que más lo beneficia, ya que de no ser así se afectaría su derecho de propiedad y de defensa en juicio. Por otra parte, la actora considera que las costas deberán ser soportadas por quien perdió, o sea, la demandada (fs. 599).

II. Intereses.

Si bien es cierto que en la sentencia de fs. 480/492 no se especificó la tasa pasiva aplicable, como bien afirma el Juez de Primera Instancia, debe tomarse la que al momento de su dictado (25/6/13), era la establecida por la doctrina legal de la SCBA; o sea, la que paga el Banco de la Provincia de Buenos Aires en las operaciones de depósito a treinta días, vigente en los distintos períodos de aplicación (causas n° C 96271, 13/07/2011, «A., E. R. c/ Banco Francés BBVA s/Reclamo contra actos de particulares», C 98992, 03/11/2010 «Linares, Dante y otra c/ Provincia de Buenos Aires s/Daños y perjuicios», C 112393 S 02/05/2013, «Allamano de Rivada, Marta y otros c/Tapia de Carrera, Alcira y otros s/Daños y perjuicios», entre muchas otras).

Por lo tanto, entiendo que resulta acertada la utilizada en la liquidación aprobada, debiendo confirmarse este aspecto de la resolución apelada.

III. Costas.

a. Pudiéndose dar a confusión cual era la tasa pasiva que correspondía aplicar, dado que ello no fue especificado en la sentencia de fs. 480/492, entiendo que las costas fueron correctamente impuestas en el orden causado, ya que la demandada se pudo creer con derecho a impugnar la liquidación (arts. 68 y cc. del C.P.C.C.).

Ello así, deberá confirmarse la imposición de costas establecida en la resolución cuestionada.

b. Respecto a las costas de Alzada, cada recurrente deberá afrontar las del recurso que interpuso (arts. 68 y cc. del C.P.C.C.).

Voto por la AFIRMATIVA. El Dr. Llobera por los mismos fundamentos votó por la AFIRMATIVA.
Con lo que terminó el Acuerdo, dictándose la siguiente:

SENTENCIA
Por lo expuesto en el Acuerdo que antecede, se confirma la resolución apelada.
Las costas de Alzada del recurso de fs. 580 deberán ser soportadas por el demandado y las del interpuesto a fs. 599 por el actor.
Regístrese y devuélvase.

Carlos Enrique Ribera – Juez –

Hugo O. H. Llobera – Juez-

Diario Ole