Platense ganó un partidazo ante Gimnasia de La Plata con un marcador de 68-65 y con mucho sufrimiento. Lo ganaba holgadamente en los dos primeros cuartos, pero el Lobo se animó y casí se lleva la victoria a casa. De esta manera, ambos equipos son escoltas de Estudiantes de La Plata a un sólo punto.

11029691_443586775798134_780746540_o
Tenía puesto el cartel de partidazo hace unos días atrás, un domingo que la luz frustró un partido con un gran ambiente. Si bien el día martes no hubo el mismo ambiente, persistió el cartel de partidazo. Y las expectativas no fueron defraudadas.

Por el trámite del cotejo, cualquiera de los dos hubiese sido un justo ganador. Porque en los primeros dos cuartos, el Calamar fue amplio dominador y marcó el ritmo del marcador. Efectividad en el aro rival, buena presión y cerrojo para defender el propio. Pappalardi en llamas desde cualquier sector de la cancha, Gornatti que fue el eje de la organización de todas las jugadas. Al descanso, Platense tenía una amplia ventaja de 10 puntos, que en algunos momentos se estiró a 11.

Pero luego devino un rendimiento demasiado decreciente en el local. Gimnasia empezó a mostrar esa efectividad en triples que se le había visto en el partido de la primera ronda, era veloz, se organizó en defensa y tuvo amplio dominio de la zona pintada rival. Platense estaba impotente, por lo físico, por la creencia de que la diferencia a favor era irremontable, o quizás por alguna otra razón. Pero esto al Lobo no le importó. Sobre el final del tercer cuarto, un impresionante 1-13 a favor del visitante lo acercó a sólo cinco puntos de la mano de Fillol y Villa. Y faltaban 10 minutos más.

Y el último cuarto fue de los mejores que se han visto hasta el momento en el torneo, porque lo podía ganar cualquiera de los dos, porque el Lobo lo igualó pero el Calamar pegó el zarpazo justo para tomar nuevamente la ventaja del partido. Porque los dos se habían quedado sin hombres importantes por lado por llegar al límite de las faltas personales (Fabian en el local, La Bella y Villa en el visitante). Y fue triunfo Calamar por un oportuno cambio defensivo, por dejar los nervios de lado y jugar la pelota aprovechando el tiempo de posesión propio; además, la efectividad desde la línea de libres cimentó lo que sería el triunfo final de 68-65.

Ganó Platense. Es escolta, a una sola unidad de Estudiantes de La Plata. Quedan cuatro fechas, los cuatro primeros ya tuvieron su jornada libre. Se viene un final apasionante, peleado, a dientes apretados. Si Platense es el de los dos primeros cuartos, está para cosa seria. Si es el de los últimos dos, es un problema serio. Experiencia se necesita para este tramo, experiencia es la que tiene Platense. La clasificación a la fase decisiva está cerca. Ahora más que nunca a alentar al Calamar.


Síntesis del partido

Platense (68): Lucas Gornatti 17), Sebastián Farías (0), Alfio Niello (6), Fabián Gabriel (6), Alejandro Pappalardi (28) (F.I.); Ignacio Romani (8), Sebastián Sevegnani (0), Agustín Actis (0), Guillermo López (3). No Ingresaron: Matias Gornatti, Francisco Diaz y Ayton Delgado.

Gimnasia y Esgrima (LP) (65): Pedro Pérez (0), Leonardo La Bella (4), Facundo Fillol (25), Lisandro Villa (16), Herman Banegas (10); Esteban Rusconi (10), Ignacio Zulberti (0), Juan Pablo Lancieri (0).

Parciales: 19-9 / 22-22 / 11-16 / 16-18.

Árbitros: Raúl Sánchez / Guillermo Dilernia.
Comisionado Técnico: Julio Vera López.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here