Diego Romero habló con la prensa luego del empate por 1-1 ante Estudiantes y Platense, por la fecha 2 de la Primera B 2015, en Caseros. El volante convirtió el único tanto del Marrón, lo que significó su primera conquista en el equipo de Saavedra.

A Romero web

«Nos vamos con un sabor amargo. No se pudo ganar que era lo que nos habíamos propuesto», afirmó para abrir la charla el volante creativo a metros del ingreso al vestuario visitante.

A pesar de ir arriba, Platense fue superado en gran parte del partido y por eso el punto terminó resultando valioso:«La verdad no encontramos el juego que habíamos tenido en la primera fecha, no pudimos tener la pelota. Cuando la perdemos somos un equipo que, al tener muchos volantes ofensivos, no tenemos el repliegue para ayudar a la defensa y dejamos huecos que supo aprovechar Estudiantes. Más que con juego fue con ímpetu que fueron a buscar el empate y se llevaron un premio que yo creo que es grande para la fuerza que habíamos hecho nosotros. Pero bueno, a seguir trabajando en la semana y salir adelante la próxima fecha», expresó el «10» del Calamar.

A continuación, se le preguntó si la idea de jugar siempre por abajo los había complicado en algún tramo del encuentro, a lo que el volante con determinación aseguró:«La verdad que desde el primer día de la pretemporada la idea de juego es esta, la de intentar juego por el piso. Algo que por ahí en la categoría no se ve porque las canchas no te lo permiten. Hoy no tenía buen pasto y no nos dejó desplegar el juego que hicimos en la primera fecha. Yo creo que hay que ajustar errores que cometimos que son generales en el equipo, pero siguiendo por esta línea creo que vamos a obtener buenos resultados».

Luego, trazando un paralelismo con el duelo ante Almirante donde el «10» jugó un gran partido se lo indagó sobre la diferencia en las marcas y en los espacios que le tocó ocupar vs Estudiantes:«Ellos plantearon dos líneas de cuatro firmes donde no dejaban muchos espacios para jugar y filtrar la pelota, que es por ahí el juego que intentamos nosotros, el de tirar paredes y juntarnos. Al haber pocos espacios no pudimos desplegar ese juego y por eso Roque me pidió que me tire a los costados para ver si podía encarar desde ese lado», concluyó Romero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here