El volante Leonardo Morales y el delantero Pablo Miranda se transformaron en nuevos jugadores de Platense. Ambos llegan de defender la casaca de Villa San Carlos en la temporada pasada. El «Pájaro» (como llaman a Miranda) fue uno de los máximos verdugos del «Calamar» en el torneo pasado, ya que le convirtió en el 2-3 en Berisso y en el 0-1 en Vicente López.

A 3
Las horas previas a la parte fuerte de la pretemporada corren y en Platense cayeron dos caras nuevas para reforzar el modelo 2015 que conducirá Roque Alfaro. Se trata del delantero Pablo Miranda y el volante Leonardo Morales, provenientes de Villa San Carlos. El mediocampista llega con todas las fichas para ser titular (ya que hoy por hoy las otras opciones son Emiliano Gianunzio, que perfectamente lo podría acompañar en el doble 5, o algún juvenil). El «9» también aparece para cumplir una posición que ha quedado acéfala por la ida de Pablo Bueno y José Manuel Caspary.

Leonardo Marcelo Morales es un volante central de 27 años con 1,74 de altura y 74 kilos nacido en Corrientes que realizó las inferiores en Estudiantes de La Plata. Con «El Pincha» hizo su debut profesional el 7 de octubre de 2006 en la victoria por 3-0 contra Lanús. A pesar de jugar pocos partidos y estar casi siempre en la reserva Morales se quedó en la institución que actualmente preside Juan Sebastián Verón hasta el 2009. Igualmente, en 2007 fue convocado y jugó dos partidos para el equipo de Argentina sub-20 en el Campeonato Sudamericano Juvenil.

A continuación fue a probar suerte a Arsenal de Sarandí, pero como no pudo estar en ningún encuentro decidió dar un giro a su carrera y viajar a Bolivia para jugar en Universidad de Sucre en 2010. En ese año el equipo de Morales logro el hecho histórico de clasificar a la Copa Sudamericana tras vencer en la final por el hexagonal de repechaje en el Campeonato de Apertura al Blooming.

Ya devuelta en la argentina el correntino paso por Atlético de Rafaela y en 2012 se dio el gusto de volver a su ciudad natal para jugar en Textil Mandiyú en el Torneo Argentino B. En el «Albo» a pesar de sufrir una tendinitis que lo dejó un tiempo afuera supo ser figura y hasta le hizo ganar algunos partidos importantes a su equipo (como este).

A continuación tuvo un paso por Villa Mitre también en el Argentino B y luego cayó en su último club antes de Platense: Villa San Carlos. En la entidad de Berisso participó del plantel recién ascendido a la B Nacional. A pesar de no tener un buen torneo y descender con su equipo, Morales se asentó como titular y se transformo en un pilar de «La Villa». Hasta se dio el gusto de convertir un golazo que le permitió a San Carlos ganarle 1-0 a Ferro como local.
Video del gol de Morales a Ferro:

Su buen desempeño despertó varias miradas, una de ellas fue la de Pedro Troglio que en un momento se interesó en él para reforzar a Gimnasia de La Plata. Ahora Morales llega a Platense con la intención y la ilusión de ser titular y ascender.

Pablo Martín Miranda es un delantero de 30 años, 1,77 metros y 82 kilos nacido en Ensenada.  Hizo inferiores y hasta la temporada 2010 estuvo en Villa San Carlos, club en el cual hizo 17 goles.

pablomiranda
Pablo Miranda jugando la Copa Libertadores para Godoy Cruz

En el 2010 Godoy Cruz contrató al «Pájaro» para jugar en la Primera División de la Argentina. Gracias a que «El Tomba» terminó 5º con 29 unidades, por obtener un gran puntaje clasificó a la Copa Libertadores de América por primera vez en su historia de la mano de Omar Asad.

Para Miranda la copa fue una gran experiencia ya que le tocó entrar varios minutos. Fue titular en la victoria por 2-1 ante Liga de Quito e ingresó sobre el final en el triunfo por 3-1 contra Independiente como visitante. El «Pájaro» en total disputó 20 partidos en la entidad de Mendoza.

Para la temporada 2012/2013 el delantero desembarcó en Olimpo de Bahía Blanca donde no tuvo mucha actividad ya que solo jugó cinco partidos entre B Nacional y Copa Argentina. En el siguiente reto Miranda se mantuvo en la B Nacional cuando llego a Brown de Adrogué. En el equipo de Pablo Vicó logró tener la continuidad que necesitaba y consiguió volver al gol (hizo dos). Allí, en total jugó 1.424 minutos producto de 31 partidos.

El último paso antes de llegar a Platense fue Villa San Carlos en la B Metropolitana. El torneo pasado resultó ser el mejor de su carrera para Miranda que en 19 partidos convirtió siete goles (dos a Platense) para transformarse en el goleador del equipo. Ahora llega al «Calamar» para aportar goles y fútbol.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here