Se cumplen 10 años de la tragedia de Cromañon, la cual terminó con la vida 194 personas y es muy recordada en la familia Calamar por la pérdida de un hincha especial: Nicolás Landoni, un ejemplo a la lucha que quedará grabado por siempre en la memoria del club.

Nico Landoni

30 de diciembre, un día que a partir del 2004 se tornó imborrable para la vida de cientos de familias y para la conciencia colectiva. Un día como hoy, pero hace 10 años, ocurrió la mayor tragedia no natural en este país, la cual dejó un total de 194 fallecidos en lo que se suponía que iba a ser una noche de festejo y de cierre de año para la banda Callejeros, pero terminó transformándose en un infierno abrumador que será recordado por siempre. En Cromañón, aquel boliche del barrio de Once, al igual que otros 193 chicos, perdió la vida Nico Landoni, un fiel hincha Calamar. Hoy, 10 años después, continuamos recordándolo.

Apesar de todas las trabas que su corta vida le puso por delante, Nicolás Landoni, «Bocha» o «Cabeza», como lo llamaban sus amigos, tenía una fuerza inquebrantable y luchaba por sueños desde su silla de ruedas. Hincha fanático de Platense, participaba junto a sus amigos en un programa de radio sobre el club de sus amores; escribió un libro y el 20 de diciembre de 2004, a los 22 años, se había recibido de periodista en un acto lleno de emoción por todo el esfuerzo hecho para lograrlo.

Nicolás a los 9 años fue operado de la columna debido a la atrofia espinal congénita —no tenía tonicidad en los músculos de sus piernas y brazos— que padecía. «Nico es un ángel, un sol y ahora me está iluminando desde arriba«, cuenta siempre su mama Cristina.

Carlos, su padre, también lo recuerda:»Nada lo detuvo para concretar su vocación. Fue feliz. El periodismo, el fútbol y el rock lo vincularon irresistiblemente con la felicidad y con la entrega devocional a su amado Platense, siguiéndolo a todas las canchas posibles, con muchos amigos, muchas decepciones y alegrías deportivas. Hay 193 invisibles que tenían muchas cosas para dar y una vocación, fuerzas y un destino para cambiar rumbos en nuestra sociedad. Partieron y no hay remedio para tanta pena. En su computadora, Nicolás escribía frecuentemente esta frase de un grupo de rock: NO OLVIDAR SIEMPRE RESISTIR. Gracias».

Hoy se realizó una jornada de conmemoración que comenzó a las 10:00 horas con una radio abierta en el santuario. Luego habrá una la marcha a Once a las 20:00 y por último se realizará un acto a las 22:00 frente al santuario, durante el que se reiterará la lectura de los nombres de las víctimas y se prevé una suelta de globos, uno por cada muerto.

Nico siempre fue Distinto, en su lucha encontró en los demás El Espejo necesario para seguir por su sendero. Amante del rock y sobre todo de su querido Platense. Por la marrón y blanca llevó su Ilusión a cuestas en cada nuevo torneo. Fantasía o Realidad preguntaron algunos al conocer semejante historia. «Nada es Imposible«,  les contestó él al hacer lo que más le gustó a pesar de los obstáculo que la vida le puso.

Desde el rock, Platense y el periodismo encontró Un Lugar Perfecto para construir un camino. Seria Una Pena no mencionar la plenitud con la que vivió y luchó como un verdadero Rebelde, Agitador y Revolucionario para con la vida. Una pasión inconmensurable que lo llevó a avanzar Día a Día a pesar de los Daños, ¿Cuanto más? se podría haber preguntado. Pero no, siguió… y así fue como, al igual que con este párrafo, la vida de Nico avanzó de la mano con una de sus pasiones: Callejeros. Por eso decimos: PROHIBIDO OLVIDAR. 

Por Ignacio Zabalza

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here