Se fue otro año para Platense. Desastroso como pocos en los resultados. Mal parido de principio a fin y con situaciones de película en el medio. Simplemente para olvidar. ¿La ilusión? prontamente archivada.

A 56
El duro mazazo que significó perder de esa manera la final del Reducido ante Temperley dejó al borde del hartazgo a muchos dentro de Platense. Tanto la gente, como los jugadores, el cuerpo técnico y el presidente entendieron que este torneo seria muy duro de combatir. Y así fue, como a partir del alejamiento de dos piezas claves como Patricio Rodríguez y Luis Quiroga la estructura del equipo se desmoronó. Si bien aparecieron nombres como Pablo Bueno y Dante Zúñiga, ningún refuerzo pudo ponerse en los zapatos del «Pato» o el «Popi».

En el primer día de entrenamiento ya los ánimos ni las herramientas eran las mismas. Con el cambio de Ohcan a Retiel, la marca saliente retiró toda su vestimenta del club y como Retiel se demoró en la entrega de su material los jugadores tuvieron que entrenar con ropa de emergencia de Kappa que pertenecían al ejército civil. Con esos buzos y pantalones viajaron a la pretemporada (sumado a algunas pecheras de la nueva marca).

Al regresar Sebastián Méndez supo que a su nuevo Platense le faltaba juego y por eso, casi sobre el filo, apareció Martín Peyrán (que sin hacer pretemporada con el «Marrón» firmó como refuerzo y fue titular en la primera práctica mostrando la desesperación por encontrar a alguien que sepa con la pelota). Así, con el equipo emparchado y una herida muy abierta Platense se vio obligado a saltar al campo para pelear otro campeonato con un factor determinante que le jugó siempre en contra: el psicológico.

El año le fue esquivo de principio a fin y le dio muchos cachetazos; el 0-3 con Almagro, la cancha suspendida, los 11 jugadores separados, la ida de Méndez y Pedro Vilariño en simultáneo y la derrota por penales ante Armenio por la Copa Argentina son algunos sucesos que explican el terrorífico 2014 para el «Calamar».

Aquí repasamos en esta línea del tiempo el paso a paso del  2014 para Platense:

Por Ignacio Zabalza

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here