Al detenernos en las claves para explicar la derrota por 1 a 0 ante Villa San Carlos no podemos pasar por alto que se perdió porque Platense se encontró con un equipo con una idea de juego. A partir de allí se explica el partido. A la propuesta se la puede tildar de «amarrete» o defensiva pero se notó claramente que era lo que proponía el conjunto de Berisso, mientras que el «Calamar» vagó por la cancha y jugó «a lo que salga» como durante todo el torneo.

10570312_385144248309054_3636660133914968517_n
Al analizar el resultado nos detendremos en estos puntos para justificar la derrota agónica:

No le encontró la vuelta: Si bien Platense fue el que tomó el control de la pelota nunca pudo encontrar el camino adecuado para generar ocasiones y llegar con claridad al arco de San Carlos.

Parecía que desde afuera no valía: «La Villa» se encerró contra el arco de Del Riego y le dejó una buena porción del terreno para que Platense aproveche desde afuera. El único intento lejano fue de Walter Ortíz y el tiro se estrelló en el travesaño. En vez de seguir aprovechando este vía el «Calamar» se empecinó en arrastrar la jugada y «entrar con pelota y todo» para convertir el gol. Nunca entendió que la clave estaba afuera y no adentro del área.

Cuando el «10» no esta..: El «Marrón» sufrió mucho el bajo nivel de Dante Zúñiga y se quedó sin ideas cuando había que tener la cabeza fría para definir una acción. Casi siempre el balón lo condujo Emiliano Gianunzio o Nahuel Pansardi hasta la última línea, dos hombres inexpertos en esta tarea. Desde allí también se puede explicar la falta de conclusión y de profundidad en el equipo.

Cambios que no cambiaron: Como se lo destacó por arriesgar desde el banco en el partido pasado, en este encuentro Mariano Rukavina realizó modificaciones que no transformaron el planteo táctico del equipo. Esta vez fue pieza por pieza: Maciel por Pansardi y Bueno por Vega. No cambió nada.

Perdió contra una idea: Esta vez el rival demostró porque está varios puestos por encima que Platense. Demostró una idea de juego: Lo esperó, se defendió y a cinco del final salió con todo para buscar los tres puntos. Generó tres ocasiones; en la última alcanzó lo que buscaba.