Daniel Vega dialogó con Calamares en su Tinta luego del entrenamiento de ayer de Platense. El «Trapo» habló de todo y estuvo muy filoso con algunas cuestiones. Palabra autorizada.

A 15

“Si, la verdad que desde mi lado estoy muy decepcionado. No estoy contento con la situación que está viviendo el club desde lo deportivo e institucional. Es la primera vez que me toca formar parte de un plantel que no pelea por nada, que ya está afuera de toda discusión.  Esta fue mi peor etapa y por eso no estoy contento, pero bueno ahora quedan 4 partidos y mañana (por hoy) tenemos un clásico con Morón así que por respeto a la camiseta y a la gente, que en mi caso tan bien me hace, trataremos de hacer fuerza por el club y de entregarnos hasta el último minuto para sacar esto adelante”, explicó para abrir la charla el goleador.

A continuación se le consultó sobre el partido pasado y las chances de empatarlo que tuvo Platense a pesar de jugar mal:“El tema es que no se jugó bien con Los Andes. Igualmente creo que tuvimos mala suerte porque increíblemente jugamos los dos tiempos con viento en contra que hizo que se nos dificulte avanzar en el campo. Pero bueno, eso pasa porque estamos mal, si uno está bien cualquier inclemencia del tiempo hace que te juegue a favor. Al margen que Los Andes encontró la ventaja rápido, que si no la hubiese encontrado hubiéramos hecho otro tipo de partido. Y eso hizo que salga lo peor que tenemos que es remontar un resultado adverso. Todos los partidos que arrancamos ganando, salvo con Villa San Carlos, los ganamos y los que arrancamos perdiendo, salvo con Almagro, los perdimos. Es una realidad de equipo, nos cuesta todo, la situación es compleja, no solo deportivamente. Es una semana importante porque se está decidiendo que técnico viene así que hay que estar al pie del cañón”, afirmó el «Trapo».

En consecuencia se le preguntó si las lesiones fueron un factor clave para no poder mantener una base en el equipo, el «9» Calamar respondió:“Si, esa es una de la tantas adversidades que tuvimos. Pero bueno, no hay que buscar excusas, desde lo futbolístico nosotros nos haremos cargo de la responsabilidad que no toca, sabemos que somos el chivo expiatorio. Los que conocen la realidad del club saben que este mal momento no es por lo futbolístico. Hay muchas cosas de fondo que no ayudaron a nada, que no salen a la luz por códigos propios nuestros pero la gente no es boluda y sabe bien qué es lo que pasó”.

Para cerrar, se lo indagó sobre su futuro y cómo se siente física y deportivamente para continuar en el club: «Estoy bárbaro para jugar. En un contexto diferente a este puedo rendir diez veces más. Desde que volví al club este es el único momento malo. Volví hace un año y medio y convertí más de 19 goles, estoy para seguir jugando a pesar de tener un mal presente. No se me cruza por la cabeza irme, si bien la situación del club es complicada evaluaremos con los dirigentes que idea tienen ellos. Tengo contrato hasta el año que viene. Por mí no me iría nunca no le quiero hacer daño al club si alguien me transmite que le estoy haciendo daño. Ojalá sea parte de un renacer futbolístico de Platense, y si no seguramente tendré otras oportunidades. Seguiré jugando hasta donde el físico me acompañe”.