Platense igualó 1 a 1 ante Armenio por la fecha 9 del torneo «Osvaldo Guerra» de la Primera B Metropolitana. Diego Medina abrió la cuenta para los de Maschwitz, mientras que Pablo Bueno empató para el «Marrón». El «Tricolor» jugó con 10 desde los 41 minutos del primer tiempo.

A nota

Sabor amargo. Esa fue la frase que se repitió a la salida del vestuario local. Así lo sintieron y analizaron los jugadores de Platense. Bronca es otro sentimiento que brota al analizar este empate del Marrón. Es que no solo hay que decir que desde los número Platense fue superior, sino que también desde el juego y las llegadas. El gol llegó pero la victoria no quiso.

Para el encuentro de hoy, como se preveía,  Mariano Rukavina realizó una sola variante: el ingreso de Iván Nadal por Juan Infante. El resto fueron los mismos que le venían de ganar a Morón.

El comienzo del partido vio a un Platense mejor plantado, buscando por los costados y aprovechando el retroceso de Daniel Vega para cambiar de ritmo y jugar a partir de las desatenciones de la defensa visitante. El «Marrón» busco sacar provecho con balones para José Manuel Caspary que, ubicado entre los centrales, tuvo algunas chances importantes para abrir el marcador; La más nítida fue a los 14 minutos cuando el ex All Boys ganó de arriba y exigió a una gran tapada de Marcel0 Oviedo.

A partir de los 20 minutos Armenio y el árbitro Américo Monsalvo comenzaron a hacerse protagonistas. El juez se equivoco gravemente cuando le sacó amarilla a Lorenzo Ferrara por pegarle sin pelota a Diego Molina. Esa jugada nunca puede ser sancionada con esa tarjeta. Si el árbitro la vio lo tiene que echar, sino no le tiene que sacar nada.

Después de eso el equipo de Federico Dominguez se adelantó en el campo. A los 22 Ferrara se perdió un gol insólito con un cabezazo abajo del arco y a los 29 (luego de una buena corrida) Diego Medina convirtió el 1 a 0 con un derechazo que venció a Claudio Flores.

El resto del primer tiempo vio a un equipo local desordenado, desconectado y flojo. Las bandas no fueron bien explotadas y tan solo a partir de una chance aislada de Caspary, el equipo de Rukavina se pudo ilusionar. Igualmente las alegrías vinieron aunque no por mérito propio, ya que Monsalvo expulsó a Carlos Ortíz López por reiteración de faltas. El «Calamar» se fue al vestuario abajo pero con la ilusión de dar vuelta las cosas con un hombre más.

Así también lo entendió Rukavina que mandó a Pablo Bueno al campo por Maciel de mal partido.

Platense sin claridad empujó contra su arco a Armenio. Mediante pelotazos largos, el «Calamar» pudo quebrar el resultado. Luego de una de sus tantas subidas por la izquierda, Iván Nadal echó el centro y Bueno la calzó perfecta de cabeza y empató el partido. El «Chiqui» llegó a su gol número 3 en el campeonato.

El empate le dio una inyección anímica al Marrón que siguió dominando y apretando. El juego en el medio se hizo más fluido por le manejo de Dante Zúñiga y Emiliano Gianunzio y de atrás para adelante se transmitió seguridad por el buen nivel que mostraron los centrales, sobre todo Diego Molina (nuestra figura).

Desde los 20 minutos, las mayores chances para el equipo de Saavedra pasaron por los pies de Vega, que acorde a su momento no pudo concretar ninguna aunque lucho y se esforzó por hacerlo. La imagen del «Trapo» fue igual que la de Platense; luchar, intentar, meter pero no lograr el objetivo. El Dani atraviesa un mal momento, tiene la mira errada y no hace un gol hace 14 partidos, algo crucial para un delantero.

El resto del partido fue solo jugado por Platense, al igual que en el segundo tiempo. Armenio solo se defendió, vino a hacer su negocio y al verse en desventaja Domínguez no tuvo problemas en jugar sin delanteros el segundo tiempo.

Los de Rukavina estuvieron faltos de claridad y apuraron mediante los pelotazos de Emmanuel Alegre o los desbordes de Walter Ortíz y Nadal. La diferencia estaba cuando la agarraba Gianunzio, que fue el que tuvo las ideas más claras. El «Polaco» intervino en las 2 últimas chances claras del Calamar; una fue para Bueno que  la picó bien pero Oviedo la atrapó mejor y la otra para Caspary que mediante un tijera intentó convertir pero fue vencido otra vez por el «1» forastero.

Así fue el final, se buscó, se intentó pero no se consiguió ganar. Fue merecido pero no se puede detener en eso, en el fútbol no se ganan con merecimientos sino con goles y hoy lamentablemente Platense no pudo hacer más que Armenio. Ahora habrá que visitar a Barracas Central el domingo en Olavarría y Luna.

 

Síntesis del partido:

PLATENSE (1): 1 Claudio Flores – 4 Nicolás Morgantini – 2 Walter Gómez – 6 Diego Molina – 3 Iván Nadal;  8 Emiliano Gianunzio – 5 Dante Zúñiga – 7 Ezequiel Maciel – 10 Walter Ortíz; 9 Daniel Vega y 11 José Manuel Caspary. DT: Mariano Rukavina

ARMENIO (1): 1 Germán Oviedo- 4 Daniel Fuente – 6 Luciano Nebot – 2 Carlos Arancibia – 3 Matías Buongiorno; 5 Hernán Buzzi – 8 Diego Medina – 10 Lionel Coudannes – 11 Luis González; 7 Federico Ferrara y 9 Carlos Ortíz López. DT: Federico Domínguez

GOLES:  Diego Medina (29´PT | Arm | 0-1) / Pablo Bueno (13´ST|  Pla | 1-1)

AMONESTADOS:  Ezequiel Maciel (Pla) / Daniel Fuente (Arm) / Matias Buongirno (Arm) / Lorenzo Ferrara (Arm) / Emmanuel Alegre (Pla) / Bruno Muerza (Arm) / Diego Molina (Pla) y Daniel Vega (Pla)

EXPULSADOS: Carlos Ortíz López (Armenio / 41 ´PT).

CAMBIOS: Pablo Bueno x Ezequiel Maciel (0´ST- Pla) / Bruno Muerza x Lorenzo Ferrara (0´ST – Arm) / Emmanuel Alegre x Nicolás Morgantini (14´ST- Pla) / Nahuel Peralta x Luis González (15´ST- Arm) / Armando Lezcano x Diego Medina (31´ST – Arm).

ARBITRO: Américo Monsalvo

Por Ignacio Zabalza

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here