José Manuel Caspary se convirtió en el sexto refuerzo de Platense. El delantero llega proveniente de Tristán Suárez. También jugó en Deportivo Armenio, Villa Dálmine y All Boys. 

Caspary
Lungo, con casi 2 metros de altura. Delantero desde siempre, 9 de alma y con mucha predisposición para pivotear. Caspary le dará mucha altura y presencia de área al nuevo Platense de Sebastián Méndez. En sus primeros entrenamientos en Colón demostró tener gran cabezazo y mucha potencia.

El delantero nació en Puerto Rico (Misiones) el 19 de Mayo de 1986. Tiene 28 años, mide 1,90 y pesa 84 kilogramos.

Caspary hizo las divisiones inferiores y debutó en Deportivo Armenio. Allí debutó en Primera División en la temporada 2007/2008 ante Tristán Suárez. En el «Tricolor» de Maschwitz jugó hasta el año 2010 y contabilizó 41 partidos y 2 goles.

Luego de su paso por Armenio, el «Tanque» se fue a Campana para defender la camiseta de Villa Dálmine en la Primera C. En el «Viola» encontró tener más continuidad y obtuvo su primer, y único, logro de su carrera hasta ahora. Ya que en su segunda temporada con ese club, luego de ganarle a Talleres de Remedios de Escalada, ascendió a la Primera B Metropolitana (categoría que mantiene hasta el momento). Con Dálmine Caspary jugó 71 partidos y convirtió 20 goles.

Después de esa temporada volvió a Armenio, para jugar en la Primera B Metropolitana. Allí estuvo presente en 18 partidos y anotó 9 goles. Ese regreso le permitió dar el gran salto de calidad de su carrera y ser contratado por All Boys para jugar en la Primera División.

En el equipo de Floresta no pudo ganarse su lugar y tan solo jugó 5 partidos sin poder hacer ningún gol. Igualmente, se dio el gusto de jugar en el Monumental ante River (en la derrota por 2 a 0) y en el Cementerio de los Elefantes (en el 0 a 2 vs Colón). Aparte, se dio el gusto de enfrentar a Racing y Estudiantes de La Plata.

Después de ese paso por la elite del fútbol argentino volvió a Armenio, el club que lo vio nacer. Allí cumplió su tercer ciclo y luego se fue a otro club de la Primera B Metropolitana, Tristán Suárez. En el equipo de Ezeiza tuvo su último paso antes de llegar a Platense. Allí disputó 18 partidos e hizo 5 goles. Casualmente uno de sus tantos fue ante Platense, en la derrota del «Lechero» por 4 a 3 ante el «Calamar» en Vicente López.

Ahora llega para reforzar al equipo de Sebastián Méndez para la temporada venidera. Deberá ganarse su lugar ya que tanto Daniel Vega como Pablo Bueno juegan en su posición. Igualmente ese será problema del DT. Caspary tratará de aportar lo suyo, altura, presencia, cabezazo y gol.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here