Platense perdió 2 a 1 con Almagro hoy en Villa Raffo, por la fecha 33 del torneo de la Primera B Metropolitana. Facundo Melivilo abrió la cuenta para el equipo de Sebastián Méndez, pero luego Emiliano Bonfigli y Diego Castagno le dieron la victoria al «Tricolor».

AL NOTA

Otra vez frente gacha, otra vez caras largas, otra vez a buscar explicaciones o culpables. Otra vez perdió Platense. Hoy, con un duro golpe ante Almagro en Tres de Febrero. Lo peor es que fue en una ráfaga, en un abrir y cerrar de ojos. Como alguien que te destruye de un golpe el castillo que tanto te costó armar. Así el “Tricolor” en cinco minutos le dio vuelta el partido al “Calamar” que había jugado un gran primer tiempo y estaba con autoridad arriba en el marcador.

Desde el pitazo de Pablo Giménez a las 15:30 horas el partido se inclinó en un sentido, el marrón y blanco. La visita propuso e impuso su juego desde el arranque; con mucha movilidad y apriete desde tres cuartos de cancha hacia adelante. Apoyado en Rodrigo Pepe para equilibrar el medio, con una gran mano que le brindó Nahuel Pansardi para correr, cortar, colaborar y distribuir más la ayuda de Patricio Rodríguez con la doble tarea de asistir en la marca y en la creación. Así logró quitarle la pelota a Almagro. Luego, a la hora de elaborar, las opciones eran dos: la primera era soltarla hacia Walter Ortíz que pudo, por momentos, ser bastante desequilibrante sobre la banda izquierda. La otra era buscar a Facundo Melivilo, que en la primera parte fue uno de los mejores jugadores de la cancha. La dificultad para el volante era tratar de desbordar, ya que por su perfil debía enganchar siempre hacia adentro y buscar el arco o a algún compañero. El otro componente del ataque fue Daniel Vega, que se paró entre los centrales Richard Schunke y Diego Ianero. El “Trapo” jugó siempre con el error de los defensores y cuando necesitaba encontrarse con la pelota, retrocedió unos metros e hizo las veces de conductor.

A partir de los 20 minutos, el “Calamar” empezó a ser más profundo y a llegar con claridad al arco de Bruno Centeno. En ese minuto, Melivilo recibió de Vega, enganchó y le dio con incomodidad de zurda, allí entró en acción Centeno que tapó con la pierna izquierda de forma poco ortodoxa. Un tiempo después, la firmeza de Platense y el desconcierto local se iba a notar una vez más: Hernán Mattiuzzo le dio de punta hacia arriba, luego del pique Schunke pensó que Centeno salía y el “1” imaginó que el central la iba a reventar. “A río revuelto ganancia de pescadores”, Vega la quitó luego de la salida del arquero, tocó para Ortíz que le dio de derecha hacia Melivilo que frenó y le pegó de zurda. Increíblemente no le acertó al arco y Almagro se volvió a salvar.

El panorama del partido era ese, un equipo local tibio que no inquietó nunca el arco de Claudio Flores, que regaló pelotas, que estaba dormido y dudaba mucho en la zona defensiva. En cambio, Platense era la contra cara. Cierres con solidez y confianza de la dupla central, movilidad y quite en el medio y una buena cuota de explosión en la ofensiva. De tanto ir, el premio iba a llegar, ya que a los 43 apareció Pansardi cara a cara con Centeno y su marca, el “Bocha” con mucha sobriedad limpió la situación con un taco hacia adentro, allí estaba Melivilo que bien perfilado y con el arco a su disposición no falló. Así el “Marrón” se iba al vestuario con tranquilidad en el juego y en el resultado.

Todas las líneas que se escribieron hasta el momento en forma de análisis del partido hay que rotarlas para explicar la segunda mitad. Fue todo al revés, los equipos cambiaron de roles y Almagro, con superioridad y control en efímeros minutos fue letal. La primera daga llegó a los cuatro minutos con una escapada en velocidad de Gastón Campos con centro al medio para la aparición goleadora de Emiliano Bonfilgli que la desvió e igualó las acciones. No conforme con eso, cinco minutos después, Bonfigli volvió a picar al vacío, esperó a la salida de Flores y tocó para Maximiliano Castagno que le dio y convirtió el segundo luego del rebote en Juan Pablo Rezzónico. Así borraban a Platense del partido, de un plumazo, con dos cachetazos inesperados. Para estar acorde al día, a esa altura se podría afirmar que el segundo tiempo fue un real “paro Calamar”.

Ya la cara era otra, Pepe no aparecía, Pansardi no era el mismo, Melivilo no tenía esa picardía y velocidad descollante. Los centrales estaban desorbitados, desesperados y mal parados. En cambio, el “Tricolor” se comenzó a florear, tomó el control del medio con Ariel Chavez y Damián Arce y de ahí distribuyó y circuló el balón a su gusto. Los goles eran dos, pero las llegadas aparecían como cartas de aviso a un deudor muy añejo: Jonathan Pacheco conectó una preciosa volea que Flores tuvo que mandar al córner, Bonfigli le erró al arco con un cabezazo solitario en el área y Arce probó desde afuera y no estuvo tan lejos. Todo esto fue antes de que Méndez quisiera parar la mano y recurriera a los cambios; Pablo Ruíz por Patricio Rodríguez, el primero y (un poco después) Sebastián Obregón por Ortíz, el segundo.

Las variantes no iban a ser de gran ayuda y no iban a cambiar el transcurso del partido. Aunque, sin merecerlo por su actuación en la segunda mitad, el “Calamar” se encontró con la chance final, cuando Ruíz fue tumbado por Franco Quiroz que fue expulsado en esa acción por doble amarilla. El disparo fue ejecutado por “Dani” Vega y atajado con una volada espectacular por Centeno al córner. Con la última ficha, Méndez mandó a Diego Molina a la cancha para intentar ganar de cabeza. Luego del centro del “Mudo”, el ingresado sí logró ganar pero no la pudo meter, ya que nuevamente Centeno salvó el día con otra atajada.

Así fue el final, con una imagen de dolor y con el portero local como héroe. Eso no quita que se regaló todo un tiempo y que Almagro aprovechó todas las falencias mostradas por Platense, que perdió la chance de llegar al tercer puesto y se mantiene quinto con 46 puntos al igual que Temperley, Merlo y Fénix. Lo que se vendrá no será sencillo, el domingo a jugarse la vida con Chacarita para reflotar esta situación. Por ahora a seguir trabajando en varios aspectos, el camino viene complicado pero habrá que terminarlo con la frente en alta y con la ilusión del reducido, ahora no sirve abandonar.

 

Síntesis del partido

ALMAGRO (2): 1 Bruno Centeno; 2 Richard Schunke, 6 Diego Ianero, 3 Gastón Campos, 4 Nicolás Sansotre; 8 Jonathan Pacheco, 11 Nahuel Basualdo, 5 Ariel Chavez, 10 Damián Arce; 7 Maximiliano Castagno y 9 Emiliano Bonfigli. DT: Carlos Mayor.

PLATENSE (1): 1 Claudio Flores; 2 Juan Pablo Rezzónico, 6 Hernán Mattiuzzo, 4 Humberto Vega, 3 Maximiliano Barreiro; 5 Rodrigo Pepe, 7 Patricio Rodríguez, 8 Nahuel Pansardi, 11 Walter Ortíz; 10 Daniel Vega, 9 Facundo Melivilo. DT: Sebastián Méndez

GOLES: Facundo Melivilo (Pla) 43´PT (0-1) | Emiliano Bonfigli (Alm) 4´ST (1-1) | Maximiliano Castagno (Alm) 8´ST  (2-1)

AMONESTADOS: Gastón Campos (Alm)/ Nahuel Basualdo (Alm) / Hernán Mattiuzzo (Pla)

EXPULSADOS: Franco Quiroz (Alm)

CAMBIOS: Pablo Ruíz x Patricio Rodríguez (23´ST- Pla) / Pablo Castiarena x Gastón Campos (23´ST – Alm) / Franco Quiroz x Ariel Chavez (29´ST – Alm) / Lucas Sparapani x Jonathan Pacheco (31´ST – Alm) / Diego Molina x Maximiliano Barreiro (49´ST- Pla)

ARBITRO: Pablo Giménez

Almagro 2-1 Platense | Por Ignacio Zabalza

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here