Primera derrota en la era Méndez, ante un Acassuso que fue efectivo cuando tuvo las situaciones de gol, mientras que el Calamar se quedó con las manos vacías producto a un bajo rendimiento y a desperdiciar jugadas clarísimas de gol.

Ssuso opinión

Más allá de todas las conclusiones que se puedan obtener de este partido, que por cierto son muchas, no hay que dejar pasar algo fundamental: la seguidilla de partidos que tuvo el Calamar de un tiempo a esta parte y el desgaste físico y mental que eso provoca; desde que comenzó el mes de Marzo hasta el día de hoy, Platense jugó 4 partidos en 13 días, jugando como visitante en Jaúregui, Maschwitz y Campana.

Insisto, no hay que dejar de lado el bajo rendimiento que tuvo el equipo en el partido de hoy. Se notó en los jugadores cierto cansancio físico en casos como Nahuel Pansardi, Gonzalo Peralta, Facundo Melivilo, Luis Quiroga, Rodrigo Pepe. De hecho, por lo que se vio en el campo de juego les pesó el segundo tiempo en lo que refiere al desgaste. Desgaste al que un jugador de B Metropolitana seguramente no está acostumbrado, a esto hay que agregarle el viaje hasta llegar al estadio y también el desgaste mental que provoca saber que una victoria dejaba a Platense cerca del binomio de los líderes del torneo y tampoco es sencillo dejar detrás del lado de afuera de la línea cal todos los problemas que pueden ocurrir en el mundillo marrón y blanco.

Es por esto que a Platense le viene como agua en el desierto tener fecha libre en este fin de semana, incluso se podría decir que es similar a cuando en el básquet el DT pide minuto. Sirve para poder frenar todo el furor y presión que se generó desde el partido contra Los Andes, para afinar cuestiones conceptuales y posicionales en ciertos soldados; y, lo más importante, recuperar a los jugadores desde lo físico y desde lo mental.

Faltan 14 fechas, no hay que bajar los brazos ni pensar que hay crisis de por medio ni mucho menos, recién después de 8 partidos el Calamar volvió a conocer la derrota; en estos vaivenes que tiene el torneo de la B Metro, cualquier cosa puede pasar. Hay actitud, hay ganas, y las palabras de los jugadores pueden sobrepasar cualquier cansancio, sabiendo que por sobre todo hay una meta fija: ascender.

Por 1+8

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here