Platense igualó ayer 0 a 0 ante Los Andes, en Vicente López, por la fecha 27 del torneo de la Primera B Metropolitana. El equipo visitante terminó con 9 jugadores por las expulsiones de Oswaldo Blanco y Diego Romero. Mientras que el local culminó con 10 por la expulsión de Facundo Talín. Lomas nota

Sorpresa. Es la sensación que tuvimos todos antes de que inicie el partido en Vicente López. Es que, en el calentamiento se confirmó que Sebastián Matos no sería de la partida para el partido. El delantero no había sido titular en la práctica de ayer, pero todo parecía indicar que iba a jugar hoy. Finalmente, no fue así y su lugar fue ocupado por Patricio Rodríguez.

El arranque del partido dejo ver un dibujo táctico poco habitual para el “estilo Méndez” desde que llegó a Platense. El “Gallego” formó un 4-1-4-1. Con Rodrigo Pepe como el único 5, más Nahuel Pansardi junto a Rodríguez en la mitad y por los costados Luis Quiroga y Facundo Melivilo. Todos estaban adelante del único punta, Daniel Vega.

El partido se torno atrapante y cerrado de principio a fin. Platense era el que imponía las condiciones y atacaba. Mientras que el equipo de Lomas de Zamora, esperaba refugiado en su propio campo para envestir de sorpresa con alguna contra comandadas por Ricardo Vera, su enlace.
Como la principal idea del “Calamar” era llenar de centros el área “Milrayita”, debía tener cuidado con los rebotes. En uno de ellos, justamente, llegó la primera jugada de riesgo. Cuando Maximiliano Barreiro sacó un derechazo que Maximiliano Gagliardo salvó con una volada con puños contra un costado.

Como el equipo visitante se cerraba bien atrás, Platense debió buscar otras vías para acercarse al arco forastero. Luis Quiroga, Facundo Melivilo y Barreiro probaron de afuera pero la suerte fue la misma, el balón o moría en las manos de Gagliardo o se iba afuera. Sobre los 40 minutos llegó una ocasión muy clara. Fue en un centro que Facundo Talín bajó y habilitó a Nahuel Pansardi que entró solo y quiso romper el arco de volea, pero solo consiguió tirarla muy por encima del travesaño. Así culminó la primera parte, el “Calamar” probó y probó de afuera, la fortuna y la precisión nunca aparecieron y Los Andes hacía negocio.

En el arranque de la segunda mitad, el “Marrón” se iba a encontrar con una chance clara para abrir el marcador. Al minuto, llegó el centro al área para Pansardi que cabeceó, solo, contra un palo y exigió a una monumental respuesta de Gagliardo que se acostó contra un costado y ahogó el grito de gol. No quería entrar. Poco después, llegó otra ocasión que pudo cambiar el curso del partido. Melivilo cortó, ganó y se metió al área. Luego de ingresar y antes de tirar el centro lo barrieron de atrás y lo tumbaron. El árbitro Gonzalo López – Aldazábal dejó seguir y no cobro nada. Párrafo aparte para el juez, que tuvo una noche paupérrima, por momentos dejó pegar y otros cobró todo. Se comió 2 penales claros para Platense y expulsó a Méndez en el entretiempo por ir a reclamarle algo del partido con Morón.

A los 15 minutos, el “Gallego” entendió que debía ir a buscarlo y metió el primer cambio; Sebastián Matos ingresó por Rodríguez. Un minuto más tarde, la hecatombe. El ingresado Oswaldo Blanco cayó en el área, luego se levantó y empujó a Facundo Talín, este reaccionó con otro empujón y forcejearon. El árbitro no dudó: roja para los 2. Se picaba el partido, en realidad, Blanco entró para picarlo ya que jugó no más de 7 minutos e ingresó con ese objetivo. Pareció algo exagerada la sanción de la roja para Talín, que hizo mucho menos mérito que el “Moreno” delantero de Los Andes para que lo echen.

Platense ya iba como podía, con empuje desde el fondo. Sobre todo de Barreiro, que volvió a cumplir otra gran actuación y que sigue justificando su titularidad en el equipo. Más adelante, Quiroga que fue de más a menos se fue apagó con el correr de los minutos. Melivilo, inquieto y molesto por arrancar por derecha, buscó su lugar por la izquierda. Mientras que los delanteros parecían en otra sintonía por lo lejanos que estaban al circuito de juego.

El local buscaba romper líneas por el centro, Vega intentó un par de envíos cruzados donde pocas veces logró encontrar a un compañero. En una de las pocas hubo conexión con Quiroga que llegó exigido y la mandó por arriba. Poco después, el “Marrón” iba a encontrar una ventaja, pero numérica. Ya que, se fue expulsado Diego Romero por doble amarilla. Platense se acercaba y antes del final iba a tener 3 ocasiones para ganarlo. Primero, la más clara, el ingreso de Rodrigo Pepe por el área que culminó en un remate afuera luego de varios choques y de desconcierto sobre la ubicación de la pelota. “Loli” nunca vio en qué posición estaba y la proximidad del arquero rival. Las otras 2 fueron cabezazos, el primero de Matos a las manos de Gagliardo y el otro de Víctor Meza (ingresó sobre el final) muy desviado.

Así fue el final, un amargo 0 a 0 que no deja contento a Platense que le empieza a perder pisada a los líderes Chicago y Atlanta. Ahora, el “Calamar” deberá visitar el jueves a las 16:00 horas en Campana a Acassuso, con la vuelta de Gonzalo Peralta y la baja de Talín.

Platense 0-0 Los Andes

Por Ignacio Zabalza

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here