El último refuerzo de Platense tiene una particular historia ligada al club y también de superación. Es el sobrino de Mauricio Hanuch, gloria Calamar que lamentablemente murió este año y sufrió un fuerte hecho de violencia mientras estaba en las inferiores de San Lorenzo.


El diario La Nación, entre otros, reflejaba en febrero del 2012, el incidente que terminó en Ciudad Deportiva, con el juvenil Nicolás Zalazar apuñalado en medio de un club envuelto en una crisis futbolística, económica e institucional.

EL RECORTE

«Nicolás Zalazar tiene 15 años. Nació el 29 de enero de 1997 en Buenos Aires y tiene un anhelo: ser futbolista profesional. Es un fornido zaguero y juega en la octava división de San Lorenzo, dirigido por Claudio Biaggio, un ex delantero del club. De pronto, quedó involucrado en un confuso y violento episodio dentro de la ciudad deportiva».

«En la cancha sintética que está próxima a la confitería y a las piletas, del lado del ingreso por la calle Cruz. Luego de una pelea en la que estuvieron envueltos el plantel juvenil y un grupo de jóvenes cultores de las artes marciales, resultó herido por un arma blanca a la altura del estómago. Internado de urgencia en el hospital Piñero, fue operado, no le quedó ningún órgano comprometido y quedó fuera de peligro, pero quedó una sensación: en San Lorenzo cualquier episodio puede ocurrir. No sólo la crisis es deportiva. Y el club, por estas horas, es tierra de nadie».

«La víctima quedó internada en el hospital, al que concurrieron el Pampa Biaggio, Miguel Ángel Tojo, el encargado de las divisiones menores, algunos dirigentes y allegados. Según la reconstrucción del episodio realizada por la policía, a partir de las declaraciones formuladas por los testigos, el ataque ocurrió durante la tarde y el adolescente fue herido en el abdomen. Por fortuna, la puñalada no afectó ningún órgano vital. El agresor, de 18 años, fue detenido (se dice que fue capturado por un grupo de socios, en las inmediaciones de la pileta); quedó alojado en la comisaría 38» de la Policía Federal y será indagado en las próximas horas».

Foto: Prensa Platense

Tras el confuso episodio, Zalazar logró superarse, debutar en la primera del «Ciclón» y llegar a la Selección Sub-20 para luego comenzar su recorrido por el Nacional B (Atlético Rafaela – donde conoció a Juan Manuel Llop – y All Boys) para ahora continuar en Platense.

En lo familiar, es el sobrino de Mauricio Hanuch, el «Turco, quien lamentablemente falleció este año tras afrontar durante mucho tiempo una dura enfermedad. «La llegada a Platense se dio con el corazón, mi papá y mi abuelo lo han ido a ver muchos partidos a mi tío. Me encantaría vivir una cuarta parte de lo que vivió el. Sería una bendición de Dios», dijo el defensor en una entrevista con el sitio oficial del club.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here