Esta tarde se conoció el fallecimiento de Luis María “El Gurí” Orlando, aquel delantero que durante la década del 70 se convirtió en figura de varios equipos. En Platense, fue el goleador en el campeonato de 1976 que catapultó al «Calamar» a la Primera División.


A través de las redes sociales, diferentes equipos en los cuales jugó brindaron su reconocimiento y condolencias para sus familiares.

“Lamentamos el fallecimiento de Luis María Orlando. El “Gurí” defendió nuestros colores desde 1972 a 1976 disputando 108 partidos y convirtiendo 36 goles”, escribió el Club Social y Deportivo Flandria a través de Twitter.

Lo mismo expresaron desde la Comisión Directiva del Club Luján: “Queremos enviar nuestras condolencias a familiares y amigos de Luis María “Gurí” Orlando, quien integró nuestro club como jugador en 1981 y como ayudante de campo en la temporada 1994/95”.

También a través de Twitter el Club Atlético Platense reconoció a su ex goleador y escribió: “Acompañamos a su familia, amigos y seres queridos en este difícil momento. Hasta siempre Gurí!”.

La carrera profesional de “El Gurí” comenzó a los 17 años cuando fue llevado por Héctor Rama a jugar en Sacachispas. Luego tuvo un paso por Unión de Santa Fé y al otro año recaló en JJ Urquiza.

Después de realizar el servició militar, Pedro Mansilla lo llevó a Flandria y en 1972 formó parte del equipo que llevó al Canario a la Primera B (en esos años era la segunda categoría del fútbol argentino). Luego fue entregado a préstamo a Unión Española de Chile y regresó a Jáuregui meses después.

En el año 76′ “El Gurí” fue vendido a Platense y terminó siendo el goleador del torneo (hizo 12 goles). En esa temporada el «Calamar» coronó un gran campeonato con el ascenso a Primera División tras vencer a Villa Dálmine, en el Amalfitani.

Tres años después su destino fue Ecuador. Allí fue jugador de Deportivo Quito, entregado a préstamo. En su retorno al país se puso la camiseta de Tigre y consiguió su tercer ascenso convirtiendo 9 goles.

Luego pasó a Villa Dálmine y cuando su fructífera carrera parecía que terminaba se puso los colores de Luján por una temporada. A la siguiente llegaría el retiro definitivo en Argentino  de Merlo.

En lo familiar El «Gurí» tuvo en su hijo Martín Orlando su espejo quien siguió los pasos de su padre como delantero en Boca Juniors, Deportivo Morón y Luján, entre otros. Su hija Dolores fue goleadora del hockey de Luján Rugby Club y además su otra hija («Cheche») es la mamá de Juan Miritello (ex Defensa y Justicia) actual delantero de Flandria. En la actualidad El Gurí se desempeñaba como comerciante.

Informe: El Civismo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here