Eso dijo, en Mundo Ascenso, Hernán Lamberti, capitán de Platense, quien subrayó el trabajo espectacular que han hecho los dirigentes y colaboradores del club. El volante Calamar reconoció que tienen la necesidad de volver a trabajar, pero siempre con cuidados y responsabilidad social. Además, marcó el retraso de los hisopados y la vuelta a las prácticas, que serán este jueves. En cuanto al COVID, que ha pegado de cerca con familiares, aseguró que, más que miedo, deben tenerle respeto, porque sabe que pueden tener que afrontarlo.

Antes la AFA había programado para el 2 de septiembre la vuelta de los entrenamientos de la Primera Nacional, pero hace algunos días, se postergó 24 horas ese regreso.

Hernán Lamberti, capitán de Platense, contó en Mundo Ascenso: «La verdad que no hicimos los hisopados. Los teníamos programados para este sábado y, por esta resolución que sacó la AFA hace dos o tres días, el club respetó la fecha y se pasó para el lunes, pero ya está todo programado para la vuelta el jueves. La verdad que han hecho un trabajo espectacular del lado del club, los dirigentes, los colaboradores, los chicos de la utilería. Está todo muy organizado y esperemos que salga todo bien».

Con respecto a la pandemia que llevó a suspender el fútbol hace más de cinco meses, el volante manifestó: «En lo personal obviamente que está el respeto. Hemos sufrido casos en la familia, los tíos, algunos primos, que son gente que labura en el comercio. Entonces el miedo está, pero más que miedo, es respeto. Estamos haciendo las cosas dentro de todo bastante bien. Por el trabajo, que es el fútbol, no tenemos la necesidad de tener que salir, más allá de hacer las compras. El respeto está. La forma de trabajar que nos presentó el club está muy clara, con muchos cuidados. Entonces uno no tiene miedo en ese sentido, pero sabemos que puede pasar, que son situaciones. Es más, sabemos que probablemente la vamos a pasar en algún momento y hay que estar preparados para cuando nos llegue, tomarlo de la mejor manera y saber que son situaciones de la vida que tenemos que afrontar».

Por otra parte, relató cómo llegarán los jugadores del Calamar en la parte física: «Yo tuve la posibilidad de trabajar todo este tiempo. No me puedo quejar, tengo espacio con un poco de pasto, tengo materiales para trabajar. En el comienzo de la cuarentena la verdad que hubiese sido difícil porque tenemos muchos chicos del interior, la mayoría trabajando dentro del departamento. Entonces iba a ser complicado. Cuando se dio por finalizado el campeonato los chicos han podido ir a sus casas. Nosotros tenemos ocho o nueve que pertenecemos al conurbano, que somos los que casi nunca pudimos salir a correr. Entonces tenés el 70 % del plantel que ha podido entrenar casi con normalidad desde lo físico. Eso nos va a ayudar mucho.

Donde estoy yo, que soy de Castelar, recién esta semana se habilitó para salir a entrenar con un profe. Obviamente lo aprovechamos al máximo para llegar de la mejor manera. Creo que vamos a estar bastante bien. Si bien vamos a tener bastante tiempo para trabajar, para ponernos todos al mismo nivel, creo que los chicos han sido conscientes. Fue un parate muy largo, algo inédito. Creo que hemos tomado consciente de que vivimos del físico y obviamente las posibilidades para todos no son las mismas, pero creo que dentro de las posibilidades hemos trabajado bastante bien».

«Todos hemos trabajado dentro del protocolo. El transporte era una de las principales causas y nosotros, de 30 jugadores, tenemos solamente tres que no tienen traslado. Son tres juveniles y después dos que vienen juntos, que están dispuestos en el mismo grupo de trabajo. Tenemos esa suerte de tener poquitos chicos que no tengan traslado. Los que no tienen traslado están a cinco cuadras del predio. Por suerte tenemos el predio de Galván, donde entrenaban las inferiores. Hay tres canchas de 11, dos chiquitas, más el gimnasio. Se ha hecho un trabajo espectacular, así que está todo en condiciones para nosotros. Obvio que las realidades de todos los clubes no son las mismas, pero de a poquito nos vamos a ir metiendo en eso, con el tema de los protocolos y tenemos esa facilidad, esa suerte de que la mayoría de los chicos estén en condiciones de cumplir», agregó.

«Todos los días estamos mirando las noticias y esperando que lleguen las buenas, así que, por lo pronto, pasa por la responsabilidad social que tengamos, el cumplimiento de las normativas de higiene. Obviamente que la gente tiene que salir a trabajar, pero creo que es evitar las cosas que no son necesarias. Pasa un poquito por ahí. Hay que hacer el esfuerzo para que las cosas salgan bien», cerró el ex futbolista de Almagro, Aldosivi, Central Córdoba de Santiago del Estero, entre otros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here