El “Calamar” y “La Banda” protagonizarán su segundo partido en su historia, este domingo en el Ciudad de Vicente López. En el único cruce entre ambos igualaron 0-0 en Trelew.


El Club Social y Atlético Guillermo Brown es una institución deportiva de la ciudad de Puerto Madryn, provincia del Chubut. Fue fundado el 14 de enero de 1945 y participa en la Primera Nacional, a la que ascendió al haber ganado la Zona 1 del Torneo Federal A del 2014.

Es el segundo club de la ciudad con más títulos de la Liga de Fútbol Valle del Chubut, con 13 conquistas y quinto en la liga. Posee además, cuatro títulos de nivel nacional, el Torneo Argentino B, obtenido en la temporada 2002-03, el Clausura del Torneo Argentino A en el 2007, el Torneo Argentino A 2010-11 y el más reciente, la zona 1 del Torneo Federal A 2014, estos dos últimos logros le dieron la posibilidad de ascender a la Primera B Nacional (ahora Primera Nacional).

En el segundo semestre del 2014, tras una nueva reestructuración de los certámenes nacionales oficiales de fútbol, y tras poner en duda su participación, el equipo disputó la primera temporada del Torneo Federal A. Tras disputarse trece de las catorce fechas, “La Banda” llegó al final de campeonato siendo puntero y un punto por encima de la CAI de Comodoro Rivadavia. Ambos jugaban de local, en el golfo, Brown recibía a Deportivo Roca y la CAI, en Comodoro Rivadavia, a Independiente de Neuquén. El equipo que terminase primero lograría el ascenso al Nacional B 2015. Tras ganar su partido, el equipo madrynense logró el ascenso y además se consagró como uno de los cinco ganadores del certamen.

Desde allí hasta la actualidad permaneció en la segunda categoría de nuestro fútbol. Su historia con Platense surgió en la temporada pasada, tras el ascenso “Calamar”. Chocaron por la fecha 10 en Trelew, en un partido que se jugó más afuera que adentro: Carlos Eliceche, presidente de Brown, sacó el equipo de Madryn para poder acercar gente de toda la provincia, el problema fue que ese día y en ese horario se terminó jugando el primer partido entre Boca y River, por la final de la Libertadores, y el estadio estuvo prácticamente vacío.

Sabiendo esto, el presidente le pidió a la dirigencia de “Tense” adelantar el pleito, lo cual tuvo una negativa ya que Platense había perdido un vuelo por la lluvia, el día anterior, y estuvo varado casi 10 horas entre las que debería haber salido desde el aeropuerto de Ezeiza y lo terminó haciendo en Aeroparque.

El resultado de todo esto fue un 0-0 clavado en un partido para el olvido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here