Platense perdió 2-1 con Guillermo Brown de Puerto Madryn, este domingo en Vicente López por la fecha 4 de la Primera Nacional 2019/2020. Emanuel Moreno, en dos oportunidades, marcó para la visita y Elías Borrego para el “Marrón”. El árbitro Mariano González le anuló de forma muy extraña un gol a Platense.


No se jugó bien, no se aprovechó como venía el rival, el medio tuvo problemas para la marca / creación, por afuera no se hizo diferencia, se perdió en la última. Si, todo esto es cierto pero el título es inevitable: la forma tan extraña en la que González anuló el segundo gol de Platense no deja de sorprender. El juez lo dio al igual que el línea y de golpe cambió de opinión y terminó anulándolo por una posición adelantada de Alfredo Ramírez que le tapó la visión a Cesar Taborda.

Platense salió con su clásico 4-3-3 pero con la aparición de Elías Borrego para darle más juego a la mitad de la cancha.

Tan solo nueve minutos pasaron para que la visita, que había llegado sin convertir goles ni sumar puntos, grite por primera vez en la temporada justo en Vicente López; Tras un pelotazo, Julián Bonetto la robó con foul sobre Juan Infante (no lo cobró González) y habilitó a Emanuel Moreno para que saque un zurdazo envidiable que viajó hasta el ángulo izquierdo.

A Platense no le afectó mucho el golpe ya que reaccionó rápido. A los 12, Joaquín Susvielles se la llevó por la línea, logró que el balón se vaya para adentro y ahí llegó Elías Borrego con un derechazo bajo para que la cosa se ponga 1-1.

Con el gol, el equipo de Fernando Ruiz trató de aprovechar el envión para ir por más. A Platense le faltó ser práctico en el medio, cuando no apareció Lamberti no hubo lugar para que Ramírez y Borrego sean receptores así que en la mayor parte del tiempo se apostó a los pelotazos de los centrales para que corran Gonzalo Bazán y Facundo Curuchet (que tuvo una clara que pegó en el palo).

Por más que se intentó por abajo el arma de este equipo es el juego aéreo. Por ahí llegaron un par de cabezazos de Susvielles y otro de Manuel Capasso que pasó cerca del arco de Taborda.

En los minutos finales, el local ya no apretó tanto y la visita fue protagonista. El movedizo Moreno se encontró con Jorge De Olivera tras dos buenos zurdazos, al igual que Joel Martínez que cabeceó solo en el área chica pero increíblemente se terminó agarrando la cabeza ya que el “1” sacó un guante de la nada y la atrapó.

Los primeros minutos del complemento parecieron no convencer en nada a Ruiz, quien a los nueve sacó a Curuchet y puso a Javier Rossi para que acompañe a Susvielles. El “Bicho” entró picante como siempre y enseguida tuvo un cabezazo que rebotó en el pecho de Taborda.

De a poco, Platense dejó de encontrar el rumbo y generó una grita muy grande entre el medio del campo y la delantera. Lamberti estuvo muy solo en la materia marca y la salida cada vez tuvo menos fluidez.

El “Calamar” volvió a meter miedo con la pelota parada y así llegó al gol que desató la gran polémica: corrían los 25 minutos cuando Susvielles saltó y Suso capturó un rebote para mandarlo adentro con su zurda. Todo Zufriategui y Liniers se alineó en un grito de furia. Todos felices y abrazados hasta que llegó el “showtime” de González, el árbitro. Primero marcó la mitad de la cancha junto a su línea e instantes después se arrepintió y terminó marcando offside de Ramírez por interferir la visión de Taborda. Una acción en conjunto nunca antes vista.

En lo que restó del juego el “Marrón” fue cada vez más a los tumbos, como todavía shockeado por ese gol no convalidado. La vía aérea volvió a ser la preferida pero ya no fue tan determinante. La salida de Borrego le hizo perder claridad por más que Matías Tissera entró con ganas.

Guillermo Brown se paró para pescar alguna contra y así fue como tuvo la última del partido y la aprovechó: Bonetto la cruzó, Lamberti pifió, Capasso se resbaló y Moreno agradeció y le dio por abajo para clavarla junto al palo zurdo. Minuto 49, piña congelada.

Así se tuvo que ir el “Calamar”, masticando bronca por haber perdido por primera vez, por ser en casa, por ese gol tan extrañamente anulado, por el que le convirtieron en la última y principalmente por no haber jugado nada bien. Lo bueno es que habrá revancha rápido: el sábado hay que ir a Mar del Plata contra Alvarado y el público podrá asistir, ojalá sea en gran número para poder levantar el equipo en este momento.


SÍNTESIS DEL PARTIDO

PLATENSE (1): 1 Jorge De Olivera; 4 Nicolás Morgantini – 2 Manuel Capasso – 6 Gastón Suso – 3 Juan Infante; 5 Hernán Lamberti – 8 Alfredo Ramírez – 10 Elías Borrego; 7 Facundo Curuchet – 11 Gonzalo Bazán y 9 Joaquín Susvielles. DT: Fernando Ruiz.

GUILLERMO BROWN (2): 1 Cesar Taborda; 4 Mauro Bazán – 2 Luciano Sánchez – 6 Leandro Lugarzo – 3 Matías Ruíz Díaz; 5 Cristian García – 7 Julián Bonetto – 8 Facundo Soloa – 10 Emanuel Moreno; 11 Joel Martínez y 9 Mateo Acosta. DT: Marcelo Broggi

GOLES: Emanuel Moreno (9’PT | GUI | 0-1) / Elías Borrego (12’PT | PLA | 1-1) / Emanuel Moreno (49’ST | GUI | 1-2)

C. Taborda (GUI) / F. Soloa (GUI) / E. Moreno (GUI) / M. Acosta (GUI)

No hubo

CAMBIOS: Mateo Ramírez x Mauro Bazán (0’ST | GUI) / Javier Rossi x Facundo Curuchet (9’ST | PLA) / Matías Tissera x Elías Borrego (25’ST | PLA) / Abel Méndez x Facundo Soloa (29’ST | GUI) / Facundo Pumpido x Joel Martínez (45’ST | GUI)

ÁRBITRO: Mariano González

ESTADIO: Ciudad de Vicente López

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here