Era otro de los mencionados en esa famosa “lista” provista por Fernando Ruiz a la Dirigencia. Las negociaciones llegaron a buen término y el sábado rubricó su firma con la Institución. Se trata del volante ofensivo Cristian David Amarilla, quien llega por espacio de un año en calidad de prestado desde el Club Deportivo Unión San Felipe, Entidad que actualmente milita en la segunda división del fútbol chileno, a pesar que su pase pertenece a la Universidad de Concepción, también de aquel país.

UN VIEJO CONOCIDO

En la reciente memoria quedan aún el reflejo de aquellas endiabladas jugadas que protagonizara más puntualmente en el Deportivo Español que lograra alcanzar la etapa Semifinal del Reducido del Torneo 2016/17 de la “B” Metropolitana. Dichas capacidades lo llevaron a estar en el tapete del menú de futuras incorporaciones de entidades más importantes del Ascenso, y hasta incluso su nombre llegó a sonar para reforzar al Tigre de Ricardo Caruso Lombardi, que se armó con muchos de los buenos valores con los que contaba por entonces la tercera división de nuestro fútbol.

Nacido en Avellaneda, Provincia de Buenos Aires, un 8 de noviembre del año 1993, puede hacer las veces de “enganche”, como así también de volante ofensivo por ambos frentes, y también ha cumplido rol de mediapunta. Mide 1,68 metros, y por sus características bien podría erigirse en el suplente natura de un Facundo Curuchet en caso que el entrerriano decidiese renovar su vínculo con el “Calamar” (tiene contrato hasta el 30 del presente mes y como analiza propuestas de equipos de la Superliga aún no ha prestado conformidad para quedarse en Platense, a pesar de haber asegurado que en la “B” Nacional solamente jugará con nuestros colores, tras desechar una obscena oferta efectuada por Atlanta).

Fueron muchas temporadas en el “Gallego”, Club en el cual debutó un 6 de agosto del año 2011 en un partido perdido en condición de local ante Excursionistas. En aquella ocasión había ingresado unos pocos minutos desde el banco de relevos, y curiosamente ante Excursionistas -en el partido de vuelta- se produjo el debut como titular absoluto.

Fueron años duros. Siempre son años duros en Español. Fue un momento que lo vio debutar en un equipo que casi desciende a la “D”, y que se fue rearmando con una base de jóvenes valores propios hasta llegar a instancias de luchar por el ascenso a la “B” Metro, aunque siempre por la vía reducida. Así lo dirigieron entrenadores tales como José Luis Rodriguez, Manuel Maddoni, Sergio Benet (en dos ciclos), Jorge Franzoni, la dupla Sergio Gómez – Favio Orsi, Eduardo Pizzo (en dos ciclos), Pedro Bocca, Hugo Smaldone, Luis Islas y Salvador Aurelio Pasini, este último determinante para terminar de transformarlo en un jugador imprescindible en la reciente historia futbolística de este Club.

Fueron 141 partidos con esa camiseta, logrando una permanencia, ascendiendo Reducido mediante a la “B” Metro y siendo semifinalista por Reducido a un ascenso a la “B” Nacional. Marcó 22 goles, varios de ellos desde el punto pena, entre los cuales se anota un “hatrick” ante el Deportivo Riestra. Recibió 18 amonestaciones y fue expulsado en dos ocasiones, una vez por el Juez Gonzalo Lopez Aldazabal y otra por Germán Bermúdez.

Estadisticas Amarilla

 

LA EXPERIENCIA INTERNACIONAL

Cuando un salto de categoría parecía asegurado, un grupo empresario surgió en el camino para asegurarse sus servicios para ponerlos a disposición de la Universidad de Concepción, Club que milita en la Primera División del fútbol trasandino y que también ha participado de la edición 2017 de la Copa Libertadores de América. Amarilla llegó con la mejor expectativa, pero fue traumático su paso por allí, puesto que realmente jugó muy poco, apenas algunos minutos repartidos entre cuatro partidos, aunque en estos minutos pueda contar la gran anécdota de haber participado de un tiempo de juego en la máxima justa continental en un encuentro disputado ante el Vasco da Gama.

2802ca
Amarilla en Unión San Felipe

Buscando minutos de juego, aceptó bajar una categoría para jugar en el Unión San Felipe, entidad que suele aprovisionarse de jugadores argentinos del ascenso para reforzar sus plantillas. Allí encontró continuidad, una más cercana a su promedio histórico de participaciones (cerca del 40% de los minutos), aunque el equipo hizo una campaña apenas aceptable.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here