Debe decirse que se encuentra siendo prolijo el trabajo de la Dirigencia “Calamar”. Se comenzó a trabajar de manera inmediata tras el triunfo ante Belgrano de Córdoba por Copa Argentina en la renovación de los contratos de trabajo con aquellos futbolistas considerados imprescindibles para encarar el nuevo proceso en la segunda división. Y alcanzadas las rúbricas y los preacuerdos, se comienza a trabajar en firme con las nuevas incorporaciones, aquellas que tratarán de reforzar las líneas de juego de un Platense que se lanzará a conquistar un nuevo ascenso, esta vez hacia la Primera División.

Y cuando la pelota se encuentra rodando en la lejana Rusia, cita mundialista, en Buenos Aires Fernando Ruiz ha trasladado los nombres de una pequeña serie de jugadores que conoce íntimamente por haberlos dirigido principalmente en su paso por los clubes Almagro y Atlanta. El primero de ellos se encontraba absolutamente disponible, y ante el concimiento de su realidad, la solicitud fue directa e imperativa.

Entiende que ante la no continuidad de Federico Briones, y con la duda en ciernes sobre la renovación de Toranzo (aunque con Nahuel Iribarren acordado y asegurados Facundo Gomez y Emanuel Bocchino), nuestro Entrenador se volcó por la opción de un defensor polifuncional, de perfil zurdo, al cual conoce por haberlo dirigido en el “Tricolor” de José Ingenieros, equipo con el cual también consiguió el ascenso a la “B” Nacional pero por la vía reducida.

Su rasgos distintivos más significativos son su porte físico y, sorprendemente, su velocidad, lo que le valió el apodo de “Correcaminos”. El nombre apuntado es el de Brian Abel Luciatti, con quien se han acordado ya las condiciones de su llegada al “Calamar” y quien con seguridad el próximo viernes se encontrará firmando el contrato que lo ligará con la Institución durante la futura temporada.

FORMACIÓN Y TRAYECTORIA

Nació en Morón, Provincia de Buenos Aires, un 18 de Marzo del año 1993. Se desempeña tanto como segundo marcador central como de lateral izquierdo, merced a su perfil zurdo. Hijo de un marino mercante, pesa 80 kilogramos y mide 1,80 metros.

Su formación futbolística juvenil se produjo en el Club Atlético San Lorenzo de Almagro, donde se destacaba por ser un defensor goleador. Llegó al plantel profesional de la mano del interinato de Miguel Angel Tojo, en épocas en las que el “Ciclón” luchaba por no descender de categoría. De hecho, de la mano de este Entrenador iba a debutar en un partido correspondiente al Torneo “Clausura 2011” de la Primera División ante Newell´s Old Boys de Rosario, el cual finalmente se suspendió por un corte de luz y al cual no pudo avisarle a su padre de tal acontecimiento porque el mismo se encontraba navegando en un navío comercial por las sureñas aguas de nuestro Mar Argentino.

Luego llegaría Omar Asad a la conducción técnica de los “Cuervos” de Boedo, y allí fue perdiendo terreno hasta que el Club decidió cederlo a préstamo a Almagro, entidad a la que habitualmente son destinados aquellos futbolistas “Azulgranas” que no tienen lugar en el plantel de primera división.

Así fue que llegó al “Tricolor” de José Ingenieros a mediados del año 2014, justo para formar parte del plantel que hizo frente de manera calamitosa al Torneo “Transición” de la “B” Metropolitana. El torneo fue espantoso, Almagro se encontraba sumido en una gravísima crisis Institucional y económica de la cual fue saliendo lentamente con la llegada del Sr. Julián Romeo y su gente, la que de manera indefectible fue afectando el rendimiento deportivo. Culminaron últimos, comenzando en aquella temporada la peor racha negativa estadística de su historia, con 27 partidos sin lograr triunfos, racha que comenzó tras una goleada 3-0 ante Platense en el Ciudad de Vicente López el 25 de agosto del 2014 y que culminaría con otro triunfo ante el “Calamar” el 2 de Mayo del 2015, cuando Fernando Ruiz era ya el técnico de quienes tienen su estadio instalado en el bonaerense barrio de Villa Raffo. Victoria que terminaría con una impresionante suma de puntos que depositó finalmente al “Tricolor” en la fase Reducida donde se dio el gusto de despachar a Atlanta, a Estudiantes de Buenos Aires y, finalmente, al Deportivo Morón para alcanzar el épico ascenso.

dgae9ljxkaq77x1Dos temporadas más estuvo el “Correcaminos” en Almagro, ya en la “B” Nacional, siendo muchas veces el capitán del equipo, especialmente cuando le tocaba desempeñarse por el lateral izquierdo. En tres años jugando allí alcanzó casi a sumar cien partidos con su camiseta, la gran mayor parte de ellos como titular, condición a la que accedió cuando se produjo su debut absoluto como futbolista el 16 de agosto del año 2014, derrota visitante 0-1 ante Barracas Central por la Fecha Nº 3 del “Transición 2014” de la “B” Metropolitana.

Decía que había sido un defensor goleador en las inferiores sanlorencistas. Pues bien, como profesional, solamente pudo sumar cuatro tantos a su carrera, divididos en dos convertidos durante su primera temporada y los otros dos durante su último paso por Almagro. Le ha convertido a Barracas Central, Platense, Villa Dálmine y Boca Unidos de Corrientes.

También es llamativa su poca sumatoria de amonestaciones a lo largo de su carrera (solo 17 en 105 partidos), y fue expulsado en dos ocasiones, la primera de ellas el 30 de Marzo del 2015 en manos de Sebastián Bresba en un encuentro ante el Deportivo Riestra, y la última el 29 de Abril del 2016, ya en la “B” Nacional, en un encuentro ante Chacarita Juniors por Luis Alvarez.

En Almagro fue dirigido por entrenadores tales como Néstor Rapa (quien cuando llegó a dicho Club venía de trabajar en las Juveniles de Platense), Mario Finarolli, Luis Tonelotto, Fernando Ruiz, Edgardo Martini (en dos períodos), Felipe de la Riva, Carlos Mayor, Jorge Jiménez y Alfredo Grelak.

BIG IN JAPAN

Precisamente el Sr. Carlos Mayor, quien en su etapa como futbolista entre sus inicios en A.A.A.J. y su posterior etapa en All Boys jugó muchas temporadas en Japón, fue el encargado de seducirlo para acompañarlo en su aventura como entrenador de una Institución militante en la Japan 2-League, la segunda división nipona. Fue así que en agosto del año pasado mudó sus pertenencias y sueños al otro lado del globo, para defender los colores del Renofa Yamaguchi Football Club.

Su experiencia oriental solamente duró hasta diciembre, donde jugó un total de 13 partidos, recibiendo tres amonestaciones. Finalizada la media temporada, finalizó su vínculo con dicho Club, en el cual las cosas no le fueron bien a los argentinos, puesto que Mayor regresó también al país para hacerse cargo actualmente de Boca Unidos de Corrientes, equipo que militará en el Federal “A”.

Por tanto, debe decirse que su llegada a Platense se produce como agente libre, condición alcanzada en el año 2017 cuando San Lorenzo no le renovó su contrato. En el último semestre no ha tenido comeptencia, aunque se destaca que se encuentra íntegro en el plano físico. Las referencias son las mejores, y suma las cualidade solicitadas por el entrenador de poder contar con un nuevo defensor polifuncional, en esta ocasión con un perfil zurdo que lo hace mucho más interesante.

Estadisticas Luciatti

Su carrera se sintetiza en un total de 105 partidos como profesional, donde consiguió un ascenso por la vía reducida con Almagro. Ha convertido 4 goles, recibido 17 amonestaciones, fue expulsado en dos oportunidades, y ha jugado el 73% de los minutos en los cuales le ha tocado participar, lo que lo hace un futbolista absolutamente disponible a pesar de haber sido operado en el 2012 (cuando se encontraba en las Juveniles de San Lorenzo) y haber acusado una Pubialgia durante el año 2015.

Luciatti en Japón. Hace seis meses que no juega, pero lo hace como defensor por la izquierda en los dos puestos y es muy conocido por Ruiz, que confía plenamente en sus posibilidades. Recordar que Iribarren llegó en una condición similar y se transformó en uno de los valuartes de Platense durante el último tramo del Torneo que coronó el Campeonato.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here